Dynasty Warriors 8: Empires | Reseña

Unificar China por medio de la diplomacia o brutalidad correrá en nuestras manos. Dynasty Warriors 8: Empires en Playstation 4 mantiene el sentimiento que ha albergado la serie con su sistema de batalla en hack and slash y estrategia, brindando gran importancia al sentido de relaciones políticas entre reinos y que por nuestras decisiones correrá el curso de la historia para que nos recuerden como héroes o villanos.

TEXTO Y TUTORIALES AL POR MAYOR

Un punto muy, muy importante, es que mientras los seguidores de la saga se sentirán en confort con el juego, los que apenas comienzan puede que se vean abrumados por la extensa cantidad de opciones y cuadros de texto ya sea en tutoriales o en el menú del modo historia (Empire Mode), Dynasty Warriors 8: Empires no hace la tarea fácil a los nuevos llegados con todo esto, pues prácticamente antes de comenzar a destruir oleadas con cientos de enemigos, tendrán que pasar varios minutos comprendiendo para que sirve cada cosa y qué efecto tendrá en la partida. Claro que mientras más se pase en estas herramientas, más podremos descubrir por qué guarda tanta importancia esto, haciendo del juego algo bastante llamativo. Los nuevos jugadores se darán cuenta que Dynasty Warriors 8: Empires no es un título corto para “un fin de semana” y que tiene más que ofrecer, que simplemente golpes y poderes a lo bruto.

Desarrollado por Omega Force, famosos por el estilo musou en sus juegos (Samurai Warriors, Dynasty Warriors, Hyrule Warriors, Warriors Orochi, One Piece: Pirate Warriors y más) nos entregan un título desbordante de contenido en creación de personajes, de opciones en modo historia, estilos de armas, ataques y especiales que sólo se ve limitado por el tiempo que queramos ofrecer a nuestra sesión de juego.

COMENZANDO EN LA AVENTURA

Se presenta un mundo de decisiones. En el Modo Imperio podremos comenzar como más se nos plazca, esto es, desde un gobernante hasta un guerrero que viaja por su cuenta; una multitud de opciones para iniciar nuestra travesía en tomar China en nuestras manos, ya sea por las buenas o por la malas dependiendo de lo que queramos hacer. En nuestro camino conoceremos otros personajes que viendo nuestras habilidades en combate, estilo de diplomacia, acciones y moral, se irán uniendo a nosotros, forjando así un imperio que después, tendrá la obligación de mantener las relaciones con otros pueblos y con la gente que esté de nuestro lado.

Hacer banquetes para ganar popularidad, donar cantidades de dinero, forjar alianzas, construir mercados o academias, realizar entrenamientos especiales, subir o bajar de rango, intervenir en la política, tomar prisioneros para luego liberarlos, ejecutarlos o invitarlos a nuestro grupo, invadir, defender o asaltar una provincia y mucho, mucho más serán las cosas que podremos hacer en nuestro camino en unificar todo China. Mucho de esto será por medio de menús antes de entrar en alguna batalla y cada mes (como esta dividido el tiempo) se nos pedirá anotar los puntos que vamos a realizar en cada temporada, para al final tener un recuento de nuestros logros y faltas, detalles que tendrán un gran impacto en nuestra relación con los que nos rodean, pues dependiendo de esto veremos como nos apoyan más o alguien se le ocurre traicionarnos e irse a otro reino.

EL BUENO EL MALO Y EL FEO

Cabe destacar que en Dynasty Warriors 8: Empires no tenemos que ser forzosamente los buenos, pues cada acción que realicemos podrá tener una implicación de dudosa moral en sus opciones, además, es obvio que dependiendo de cómo nos comportemos, así serán nuestros aliados (nunca funcionó mejor el dicho “dime con quien te juntas y te diré quién eres”). Todo esto también implicará la relación con los otros reinos, quienes dependiendo de nuestra fortaleza no dudarán en invadirnos, tratar de debilitarnos o incluso intervenir para que alguien nos traicione.

Dentro de la batalla nuestra misión será acabar con cuanto enemigo nos pongan enfrente dentro de un mapa de gran extensión en el que nos acompañarán nuestros aliados, quienes dependiendo de cómo nos comportemos (si les ayudamos, o si salimos victoriosos) nos tendrán en mejor opinión y amistad. Como he dicho, todo lo que hagamos tendrá repercusión en la historia y en el desarrollo de eventos.

MACHACA BOTONES

Después de tanta estrategia, menús y tutoriales, el gameplay en Dynasty Warriors 8: Empires es sumamente sencillo, de hecho tanto, que podríamos usar un sólo botón para librarnos de los enemigos y digo “podríamos” porque el juego nos brinda una serie de ataques y poderes bastante amplia, la cual sería un desperdicio si no usáramos así que una vez más, encontramos que el gran número de opciones también llega a éste apartado del juego. Además tendremos de vuelta los Stretagems, cartas de poder que podemos activar en tiempo real durante un encuentro y que se presentan en escalas de pequeño y gran tamaño en cuanto ataques se refiere, dando así una superioridad táctica y que en muchos casos (sobre todo cuando la dificultad es elevada) nos brindará una victoria sin mucho trabajo. Es claro con todos estos detalles que a pesar de ser un machaca botones o “hack and slash” Dynasty Warriors 8: Empires quiere que pensemos bien en cada partida y en el desarrollo de la historia sobre cómo podemos sacar un mejor provecho, con que tipo de soldado y armamento.

¿TE ABURREN LOS PERSONAJES? PUES CREA UNOS

Si por alguna extraña razón no encuentran ningún personaje (de las decenas de ellos) que les agrade o le encuentren el chiste en la forma de pelea, este juego publicado por Koei Tecmo deja que podamos crear los que nosotros queramos, valiéndose del gran repertorio de armas y armaduras, las cuales podremos combinar como nos plazca, para después, escoger el tipo de ataques especiales que deseamos.

Una vez más las opciones son muy extensas, comenzando por el tipo de género, forma de rostro, tono de piel, cabello, constitución física, y un largo etcétera, fácilmente nos podremos encontrar sumergidos media hora (o quizá más) creando nuestro personaje, el cual también podremos usar en el free mode, para combatir en misiones desbloqueadas o custom. Por si fuera poco, tenemos un largo número de slots para salvar otros personajes y hasta el diseño de nuestro escudo y caballos. Excelente.

TODO PERFECTO HASTA AQUÍ… ¿Y LOS GRÁFICOS?

Llegando a la parte técnica es muy claro darnos cuenta que se trata de un port originalmente creado para las consolas de pasada generación. Veremos que en su mayoría la imagen sólo esta en Full HD, con texturas planas y escenarios simples, sin embargo tenemos nuevos efectos de iluminación y un mejor modelado de personajes y enemigos, lo cual hace que tampoco el juego se vea tan “antiguo” para ser de Playstation 4. La animación es muy fluida y difícilmente encontraremos bajones de cuadros por segundo, es decir, en momentos podemos llegar a tener cientos de enemigos en pantalla y las cosas irán bien… así que es más bien cuando llegamos a más y la combinación de cosas (poderes, especiales) cuando se puede notar algo. Pero en general el juego se disfruta mucho y el nivel de acción siempre es alto, excepto claro cuando acabamos con una zona de enemigos y tenemos que correr o ir a caballo hasta otro lugar, pero eso es natural, tampoco queremos un cuadro lleno de soldados persiguiéndonos sin descanso (al menos nuestros dedos no).

Dynasty Warriors 8: Empires es un juego que sin duda mantiene el nivel de la franquicia (aunque más adelante esperamos ver algo construido para la actual generación), los detalles menores en gráficos sí llaman la atención, pero no son nada cuando los comparamos en todas las demás cosas que ofrece el juego. En sí, tenemos una cantidad tan inmensa de cosas por hacer, que aún terminando la campaña (que puede durar unas 20 horas) necesitaremos mucho más para realmente llegar a conocer los demás personajes, probar todas las armas, usar los poderes y usar otro tipo de decisiones en el modo historia. Y mejor no comienzo con el cooperativo online, así que claramente Dynasty Warriors 8: Empires no los defraudará, y si son nuevos gamers en la franquicia lo único a tener en mente es la paciencia que necesitarán para comprender los tutoriales para lograr disfrutar el juego en su totalidad. Repito, uno que guarda un alto nivel de rejugabilidad.

Dynasty Warriors 8: Empires está disponible en Playstation 4 y Playstation 3 con la opción de importar nuestros personajes de Dynasty Warriors 8; y también lo podemos encontrar en Xbox One y PC.