En el corazón del mar | Crítica

Hemos visto la película “En el corazón del mar” habla del viaje que dio la historia para crear una de las joyas de la literatura universal, Moby Dick. La película es una entrega épica que nos hace reflexionar sobre la batalla que todo ser humano lleva en el día a día y sobre todo cuando se enfrenta a grandes retos que le hacen demostrar su valía.

EN EL CORAZÓN DEL MAR, UN VIAJE AL ALMA DEL HOMBRE

Ron Howard bien lo dijo en la conferencia de prensa, la ventaja de los efectos especiales en la actualidad es que ayudan a hacer más reales las historias, y apoyados con actuaciones fuertes, que cabe destacar el deterioro que se puede ver en los actores conforme avanza la película, nos lleva de la mano a sentir la agonía y la dificultad que lleva a los personajes a grandes niveles de reflexión.

La película habla, como se mencionó antes, del viaje de balleneros que inspiró la historia de Moby Dick, el Essex, y esto es porque en la época que está situada la historia, uno de los mercados más lucrativos era justamente el del aceite de ballena, ya que su uso, sobre todo para el alumbrado era de alta demanda, en éste viaje descubren que los hábitos de las ballenas han cambiado, por ello no encuentran presa en mucho tiempo, lo que los lleva a ir más allá de los límites que todo ballenero había cruzado, para encontrar a una de ellas de tamaño colosal y de inteligencia sobresaliente, es que se encontrarán en una situación jamás pensada.

Por otra parte, la película nos habla sobre la lucha de egos entre el capitán George Pollard, que no tiene experiencia, pero es de una familia acomodada, por lo que recibe el barco que le había sido prometido a su primer oficial, Owen Chase (Chris Hemsworth), lucha de egos que les nublará el juicio y por ello, toda la tripulación enfrentará la muerte y descubrirá lo que están dispuestos a hacer para salir adelante.

En el corazón del mar es una película que nos invita a la reflexión y a preguntarnos quién es el culpable de alguna situación ¿el entorno o nosotros? en una entrega, con actuaciones sólidas, efectos especiales sobresalientes y una fotografía que nos hará sentir que estamos allí, sin duda una gran opción para disfrutarse en familia.