F1 2015 | Reseña

Codemasters comienza la generación con un juego de carreras que no dejará indiferente a nadie, ya seas fan de los simuladores de F1, o tengas una colección de juegos en tu repisa, F1 2015 llega con una buena dosis de detalle técnico y una jugabilidad como nunca antes, sin embargo también hay cosas que los fans extrañaran, y mucho ¿Es F1 2015 un acierto en la franquicia o un paso en falso? creo que todo depende de lo que cada quien busque.

F1 2015 ¿LISTOS PARA ARRANCAR MOTORES?

Ya desde la pasada entrega F1 2014, Codemasters nos había dejado a todos fríos por dejarnos esperando con un simulador para las nuevas consolas Playstation 4 y Xbox One, sin embargo más tarde saldría la noticia de que en efecto, la siguiente entrega para la temporada 2015 llegaría aprovechando de forma exclusiva las bondades de la nueva generación. Sí, estoy seguro que muchos ojos brillaron de felicidad (los míos incluidos), lo único que deseábamos era tener un gran título para estrenar.

Bueno, sin duda algunos de los puntos que todo el mundo deseaba se cumplieron, pues llegaron los 1080p a 60 cuadros por segundo, efectos climáticos y un nuevo sistema de simulación de llantas y suspensión, eso sin contar por supuesto un paquete con mejores texturas y efectos de partículas. Sí F1 2015 es un acierto total en la experiencia de manejo, quizá no en un 100% pero sí muy cerca de eso.

MANEJANDO EN LA PISTA

-Antes de comenzar aclaro que la reseña está lograda con un manejo sin ayudas, daños mecánicos y dificultad elevada.

Como buen fanático de los autos y las carreras uno sabe que no importa nada más, que tratar de alcanzar la máxima velocidad en cada circuito con la mejor línea de trazado, detalles que se sienten y dan más sensación de satisfacción cuando el control está bien logrado, y como ya mencioné antes, en el nuevo título por Codemasters podemos encontrar esto. No sólo los autos se conducen mejor que en anteriores entregas, el sentimiento de peso y punto de gravedad al acelerar y frenar es bastante acertado, veremos como el monoplaza puede girar sin control al salir de una curva si presionamos demasiado el acelerador, también pasarnos un poco fuera de la pista a la gravilla o pasto nos hará perder décimas (eso sin contar la amonestación) provocando que los oponentes fácilmente nos rebasen; otro punto a destacar es el “tirón” del motor cuando usamos una caja de cambios manual, inmediatamente uno casi siente (además de escuchar) la fuerza del motor al cambiar de marcha justo en el momento exacto, sobre todo en aquellas curvas donde rebasar en tercera o cuarta significan casi estar quemando nuestra máquina, igualmente frenar con motor es algo que les hará ganar tiempo (bueno, al menos en mi caso) ya que no hacemos tanto uso de los frenos, si no de bajar las marchas, pero ya saben, no lo hagan de forma brusca porque pueden volar el corazón de su vehículo. Como punto interesante, irónicamente es más fácil conducir en manual que en automático, pero también tienen que aprenderse mejor los circuitos.

El diseño de manejo hasta ahora es demandante, de eso no cabe duda (recuerden hablo de un control sin ayudas), y las cosas se ponen realmente interesantes cuando nos aventuramos a una carrera con cambio de clima, en el que podemos estar con cielos despejados, y de pronto pasar a llovizna, lluvia o tormenta; cada grado de dificultad con suelo seco se multiplica entonces cuando la probabilidad de agua empaña nuestros cascos, y aparte de necesitar un mejor equilibrio en nuestra conducción y precauciones en la pista, se añade algo que es importantísimo en los simuladores de carreras, me refiero a la estrategia del equipo, y en F1 2015 además de tener las clásicas opciones de pits podemos comunicarnos con nuestro ingeniero de pista, quien contínuamente nos mandará además, todos los detalles y acontecimientos de la competencia, esto es si nos encontramos en bandera amarilla, verde o negra, si nuestro nivel de combustible es óptimo o si será necesaria una parada en pits, también nos habla de la temperatura de la pista y si debemos tener precaución en las primeras vueltas para dejar a punto nuestras ruedas. En general, excelente. F1 2015 nos muestra que puede ser un buen simulador y que posee el nivel técnico de un título de nueva generación.

La inteligencia artificial es otro punto a destacar, veremos como los otros competidores, dependiendo de la dificultad, cometeran errores en la competencia, desde salir de la pista, frenar con anticipación, derrapar o incluso provocar algún accidente, las cosas realmente se pondrán candentes desde el arranque y hasta la línea de meta, o en pocas palabras, una vuelta no será igual a la otra.

GRÁFICOS COMO NO SE HABÍAN VISTO

Obvio me refiero a nunca vistos en la serie de F1, y sin embargo por ahí hay cosas que sobresalen por encima de otros juegos, pero mejor les hablaré de las virtudes del presente título en lugar de sólo hacer comparaciones.

F1 2015 corre a 60 cuadros por segundo a 1080p sin importar si llueva truene o relampaguee así de simple (probado en Playstation 4). Las texturas hablando de un tono general presentan un estilo de blur que de inicio si que puede llamar la atención, pero ya pasado esto nos percatamos que los efectos de partículas y luz hacen del juego un elemento verdaderamente llamativo; entrar derrapando a toda velocidad a la arena hace volar pequeñas piedras por todas partes, el humo de las llantas se propaga de forma realista pero más impactante que eso, es el efecto de la lluvia y agua en la pista, en pocas palabras, es genial y tienen que verlo en vivo. Correr en pista mojada hace que de las ruedas del auto salga disparada el agua de una forma muy natural, incluso si frenamos, aceleramos o giramos, cada gota de lluvia saldrá disparada por la velocidad, y en las zonas donde el circuito está casi encharcado es más llamativo el efecto. Los efectos de luz también destacan con todo tipo de reflejos, destellos de luz, rayos de sol o el cambio de iluminación en el escenario dependiendo del clima.

El modelado de los monoplaza es muy detallado y los alrededores de la pista también guardan mucha atención, aunque ya saben, como es natural no se salvarán de encontrar algunos árboles de esos que a nadie les gusta, por lo demás, todo forma un buen conjunto, no hay ninguna pista que no mantenga el mismo cuidado que las otras, y recuerden además que por tratarse de la temporada 2015 de Fórmula Uno, también podemos conducir en el circuito de México. La temporada 2014 igualmente se puede seleccionar.

AHORA, UNA RÁPIDA LISTA DE LO MALO PARA QUE NO DUELA

Luego de tantas cosas buenas uno pensaría que F1 2015 es el título perfecto para los aficionados del motor ¿verdad? pues creo que más bien aquí es donde comienza la polémica entre lo que calificamos como importante y totalmente necesario. Pues tristemente este simulador cumple con muchos puntos, pero también queda a deber otros.

Comenzando por lo primordial en un título de carreras, no tenemos modo de carrera, es decir, no podemos crear nuestro piloto y seguir una trayectoria donde nos ofrezcan contratos o algo por el estilo, tan sólo podemos jugar con los pilotos ya existentes y competir. En general sólo tenemos la prueba contrarreloj, carrera rápida, online, modo campeonato y modo profesional, el cual es lo mismo que el anterior pero sin ayudas de manejo, competencias de duración real y dificultad elevada… claro que, esto mismo lo podemos activar a nuestro gusto en los otros modos… ok

Otro punto, el sonido, el cual en general está muy bien, por alguna extraña razón, se convierte en una mezcla de ruidos donde es casi imposible escuchar al ingeniero (todo por las bocinas de la TV), por suerte siempre podemos conectar los audífonos al control y pasar el audio de la voz por ahí… pero no debería ser así, en general debería funcionar bien. Y por lo mismo, el sonido de los autos se siente con falta de potencia, no hablo de la calidad de éste, sino del grado de volumen que termina en la claridad de cada uno de los efectos.

Los daños visuales quedan a deber, no es suficiente que se nos caigan las ruedas y se rompa el alerón…

Para ser un título que va de entrada en la nueva generación me parece que hubiera estado bien meterle algo de variedad en los autos, sí ya sé que estamos en la F1, pero hey, los diseños no siempre han sido así, un modo con autos clásicos estoy seguro a todos nos hubiera encantado, más pensando en todo el empeño que Codemasters imprimió en el control. Ojalá en la siguiente entrega.

Y es que así se queda, en un “ojalá en la siguiente entrega” porque sí que hay muchas cosas buenas en el presente juego, tantas que si no les importan los puntos anteriores pueden fácilmente disfrutar de F1 2015, pero no es todo, queremos más y como seguidores de la franquicia lo merecemos, si, queremos un modo carrera completo, un modo de autos clásicos, mejor sonido, pantalla partida para dos jugadores y modo para pasar el campeonato en cooperativo. Y ya que estamos de “pedinches” gráficos más bonitos, son buenos… pero queremos más. Repito, ojalá para la siguiente entrega.

En general pienso que F1 2015 es un juego que a final de cuentas puede ser disfrutado por todo el público gracias a sus ayudas de manejo y diferentes parámetros; si no les molesta no poder crear su piloto (sobre todo) supongo que todo está bien, pues por todo lo bueno mencionado pueden ver que la calidad está allí y la verdad es que es un título llamativo. Yo en lo personal seguro estaré dando muchas vueltas antes de aburrirme. Así que nos vemos en la pista.