Far Cry 4: The Blood Ruby Mission | Reseña

The Blood Ruby Mission es el más reciente DLC del juego del año -al menos para mí-, Far Cry 4. Como ya recordarán el año pasado tuve el placer de hacer la reseña de esta aventura llena de balas, fuego, vehículos y sobre todo muchos animales que bien pueden ayudarnos, o embestirnos. Después de Skyrim, Far Cry 4 podría ser lo siguiente que más me gusta ver por sus paisajes y las actividades recreativas con las que cuenta, sin embargo esta vez veremos si el descargable está a la misma altura que el resto del juego.

The BLOOD RUBY

Para empezar quienes no tengan Far Cry 4 ya valieron queso, pues es imperativo tenerlo, o de lo contrario habrán gastado en vano. Después debieron de haber avanzado un poquito en el juego, para ser más exactos, haber finalizado la misión “A Cultural Exchange”, de lo contrario no podrán entrar en materia del DLC. Ya que por fin hayan cumplido los requisitos, es momento de ir a desquitar nuestro dinero.

The Blood Ruby no es más que una misión sumamente rápida, con poca dificultad y relativamente de relleno. Realmente no cuenta con un soporte bueno como para desembolsar nuestro dinero, a menos que sea sólo por contar con pase de temporada. ¿A qué me refiero? Carece de ser un verdadero reto, pues entre esconderse un poco, evitar una que otra alarma y saber ocultarse en los Himalayas, no pasa de ser una misión de puro disparo contra enemigos muy simples y ni siquiera cuenta con un jefe de nivel o algún animal que nos ponga en un predicamento.

El chiste de este nivel consiste en recuperar una piedra preciosa -un rubí- que pertenece a la tribu para la que estamos peleando, sin embargo Pagan Min se apodera de ella y como ferviente héroe de la Senda Dorada, debemos ir a recuperarlo a las afueras de una mina, la cual tiene un camino tan marcado y diseñado para nuestro éxito, que encontrarán piedras demasiado bien colocadas para que nos sirvan de protección. Recomiendo ampliamente se lleven un rifle de francotirador con silenciador o el arco con todos sus atributos maximizados, pues de preferencia hay que ser calladitos y pausados. Ya después podrán echar a volar varios barriles de gasolina que hallarán a su paso, haciendo mucho más fácil la misión.

Como es un hecho que hallarán la famosa piedra, aténganse a maniobrar de dos maneras, o se abren paso a disparos, o se consiguen manejar lo mejor posible y acabar la proeza en un santiamén sin necesidad de echar balas ni gastar tiempo. Pero si quieren desquitar su dinero, salgan de la primera forma o se habrán ido los dos dólares más rápidos de su vida.

¿LO COMPRO?

Si tienen 1.99 dólares que les sobren y se han terminado de principio a fin lo que Far Cry 4 tiene que ofrecer, yo diría que sí. Si con esas rupias se quedan cortos para la compra de otro juego, mejor ni lo piensen. Repito, este DLC vale la pena por haber pagado el pase de temporada que se viene con todo y The Valley of the Yetis, pero individualmente ni caso tiene. Cazadores de trofeos, no hallarán ni uno. Y para finalizar, tardé aproximadamente 20 minutos en terminar la misión, y tenía varias semanas de no tocar esta maravilla de juego.

farcry4