FIFA 16 | Reseña

Sí, la temporada más bella para los fanáticos del fútbol y los videojuegos ha llegado por fin. No ha pasado ni una semana desde que recibimos el FIFA 16 en nuestras oficinas de Kopodo y ya hemos jugado bastante, tanto como para meternos a algún torneo donde probablemente nos den hasta por debajo de la lengua, pero sin bajar los brazos. Esta es la reseña del videojuego deportivo más famoso del mundo –dije famoso-, el FIFA 16. ¿Fue un golazo? ¿O un calcetinazo?

LAS DAMAS PRIMERO

Este año abrir el FIFA fue muy diferente para mi pues sabía que lo primero que debía hacer era darle a las mujeres el lugar que se merecen, así que pueden imaginarse que de inicio me fui a jugar con las señoritas.

De los doce equipos tuve que escoger al conjunto estadounidense, esto para facilitar la obtención de trofeos. Jugar con mujeres resultó ser una arma de dos filos, empezando porque –y sin ánimos de ofender o discriminar- son más lentas, sus movimientos son diferentes, los tiros y pases no se asemejan a los de los hombres y muchas de las habilidades en los varones no se encuentran en ellas.

Sin embargo estas “carencias” no son en lo absoluto fastidiosas, al contrario, implican un reto pues no es lo mismo esprintar con un Cristiano Ronaldo quien es sumamente veloz, a hacerlo con Alex Morgan la cual sí es rápida pero no cuenta con esa fuerza ni ese control casi perfecto del balón. No digo que sean malas, pero sí representa un reto el cual debo reconocer, me gustó muchísimo. Se siente genial jugar con mujeres, aunque muchos prefieran a los varones por las características ya descritas. Pero ¿saben qué? Las damas también me hicieron que me emocionara, especialmente al ganar el título mundial en contra de la súper potencia Alemania.

Es de aplaudir el detalle físico de las jugadoras, empezando por el pelo, los rostros, las formas que sólo las mujeres tienen y su manera de caminar y correr. Como bien sabemos, las señoritas por la forma de sus caderas se mueven distinto a los hombres, y hasta ese detalle estuvo plasmado. No se puede negar que se nota un trabajo de más de tres años tratando de ejemplificar la biomecánica correcta de las mujeres, y creo que lo lograron, es decir, se nota perfectamente que no pusieron una cabeza de mujer en el cuerpo de un hombre. Ahora nada más faltan más equipos, jugadoras y opciones para utilizarlas en otros modos de juego. ¡Bravo EA!

LA SELECCIÓN PREDILECTA EN FIFA 16

Ya casi no juego modo carrera, sin embargo este año los trofeos/logros están un tanto repartidos en esta modalidad, así que tarde o temprano deberán agarrar a su equipo predilecto y darle caña a los partidos. Cabe destacar que aunque para muchos este modo es aburrido, le supieron meter algunos detalles atractivos, empezando por los torneos previos a la temporada que la gran mayoría de clubes realizan. Estas competiciones son moleras vilmente, juegan contra equipos muy buenos y también muy malos, para terminar ganando muchos dólares y además un trofeo el cual nadie conoce.

Bueno, así como a ellos les sirve para entrenar, a uno le sirve para ir probando infinidad de jugadores y estrategias, sin duda yo lo hice y ahora puedo sentirme bastante orgulloso de conocer a mi Bayern München más a fondo, teniendo varias opciones para las diferentes copas en las que me estoy desempeñando.

Aunado a esto se encuentra la manera de entrenar a los jugadores, permitiendo que lo hagan solo o ayudados por nosotros, haciendo que crezcan en habilidad y obviamente en precio, ya ustedes deciden si los venden en varios millones o los convierten en su próxima estrella. Este detalle sin duda es muy bueno.

Pero lo que me hizo llorar de la emoción –y a mi cartera también-, fue el modo FUT Draft, el cual por cierto lo tenemos bien detallado y explicado en un video hecho hace unas semanas con la demo del FIFA 16. En FUT Draft se trata de seleccionar a un jugador de cinco que aparecen para cada posición en un equipo estilo FUT (FIFA Ultimate Team), este conjunto se forma con puros jugadores con altas calificaciones, es decir, no esperen ver a ni de fingido a integrantes de la Liga MX. El equipo ustedes lo arman con las mismas reglas del FUT, con la química elevada entre jugadores de la misma liga, nacionalidad y/o equipo, para que una vez y su equipo esté listo, disputen cuatro encuentros en donde la dificultad de los rivales va aumentando progresivamente. Esto es aparte de la dificultad seleccionada con anterioridad, la cual está relacionada con la cantidad de monedas que recibirán una vez que terminen los cuatro juegos. Y adivinaron, las monedas sirven para su verdadero FIFA Ultimate Team. Depende cómo les vaya en estos partidos, se les otorgarán sobres igualmente usables en su FUT.

FUT Draft es sin duda una de las maneras en que más rápido van a crecer en juego y en su equipo Ultimate. Las ventajas son que ya con esto no requerirán nunca más invertirle dinero para tener jugadores de primer nivel pues entre mayor sea la dificultad seleccionada, mejores las recompensas. Gracias por este detalle EA Sports. Creo que empiezo a amarlos.

EL DIABLO ESTÁ EN LOS DETALLES

“Cada año FIFA es lo mismo”, no puedo negarles que los partidos se ven muy parecidos al año pasado, los cambios son casi imperceptibles y quizá lo más notorio son los uniformes y cambios de rosters. Pero mi trabajo es encontrar esos detalles que hagan diferente al FIFA 16 del FIFA 15, y del FIFA 14 y FIFA 13 y así hasta acabar.

Encontré celebraciones nuevas, siendo las más importantes aquellas en la que vamos con los jugadores y festejamos frente a la cámara, mayor profundidad en los entrenamientos y crecimiento de los jugadores, más profundidad en el Modo Carrera del cual me volví a enamorar, animaciones dentro y fuera del juego, escenarios más reales, la pintura para delimitar la barrera, desgaste mucho más notorio de los jugadores, cánticos en las gradas y rostros un poco más definidos.

FIFA 16 no es el videojuego del año, quizá ni siquiera lo sea en cuanto a los deportivos, para ser honestos disfruté mucho más el Madden 16 y el NHL 16 –pronto la reseña de este último-, sin embargo EA Sports supo agregarle esos modos que nos antojan jugar más que antes, el FUT Draft y el torneo de mujeres. Las adiciones a la carrera también me tienen jugando incansablemente con mi amado Bayern.

Sinceramente, cada año noto que FIFA se convierte en un juego mucho más social que a la edición anterior, incluso con los trofeos nos obliga a meternos a los servidores para encontrar amigos y enfrentar torneos en línea, crear equipos, mejorar a nuestro FUT con subastas, compras y ventas, ponernos de acuerdo con cuates para conectarnos y jugar de manera “amistosa”, en fin, omitir un poco las modalidades en solitario para exprimir la interacción con otros humanos. Eso es muy bueno, pues nos hace sentir que ya no estamos solos en nuestro cuarto pues tenemos a miles del otro lado de la pantalla esperando ansiosamente una reta.

FIFA 16 no es la maravilla de este planeta, es simple y sencillamente un juego bien logrado, bien trabajado, con muchos factores y modos para no aburrirnos. Claro que me encantó, no por ser conformista o por ser un fanboy de la serie deportiva más exitosa del mundo, me encantó porque FIFA sigue siendo el pretexto perfecto para convivir con mis amigos en retas donde siempre “les doy clases de fútbol”.