Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition | Reseña
helldivers-ps4-reseña

Repartiendo paz en la galaxia un disparo a la vez, se trata de la muy esperada expansión de Helldivers (publicado vía digital en marzo de este año) que ahora llega vitaminada con un super contenido compuesto de las expansiones Helldivers Turning Up the Heart y Masters of the Galaxy, más 11 paquetes de DLC´s y bonus de armas. Desarrollado por Arrowhead Studios y publicado por Sony Computer Entertainment para el Playstation 4, Playstation 3 y la PS Vita, esta edición mantiene las opciónes de cross-save, cross-buy y cross-play. Un paquete que si no tienen ya el original, les puedo recomendar absolutamente; pero claro, estén preparados para una batalla épica.

Antes de comenzar, cabe mencionar que los poseedores del juego original pueden obtener de forma gratuita Masters of the Galaxy (disponible desde julio), bueno, sólo era un comentario por si no sabían… por alguna extraña razón.

HELLDIVERS: SUPER-EARTH ULTIMATE EDITION

En esta ocasión y por el buen recibimiento de los gamers, llega en edición física con los extras ya mencionados esta aventura espacial que la verdad, si no han probado ya, no sé qué están esperando a ir por ella. Pues simplemente les puedo decir que pasarán unos momentos bastante intensos, difíciles y en muchas veces, hasta cómicos.

La historia en sí no es tan elaborada, estamos en el año 2084, época en la que los Helldivers (a los que pertenecemos) se dedican a viajar de mundo en mundo aniquilando todo tipo de criaturas para quitarles los recursos y así mantener el estilo de vida que los habitantes de la Súper Tierra merecen. Es decir… el juego nos dice que somos protectores de la paz, que esparcimos la democracia con valor y que llevamos la libertad a donde plantamos los disparos… perdón, donde luchamos con honor. Dicho esto es más que obvio que el juego es una sátira del imperialismo presentado aquí como un juego de disparos con vista isométrica. Así que no vayan a creer que veremos drama o algo por el estilo… bueno, pensándolo así, la única tragedia que sentiremos en nuestras almas, es cuando descubramos que en realidad no podemos luchar solos, aunque el juego nos lo permita.

MORIR, EL PAN DE CADA DÍA… Y FUEGO AMIGO

Sí, en Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition podremos visitar los varios planetas en solitario, con la única ayuda de nuestras armas, mejoras, y otras herramientas que podremos pedir ya en la marcha, como por ejemplo, ataques aéreos, peligrosisimas torretas, drones de apoyo, tanques, mechas o armaduras y mucho más. El gran problema viene cuando nos percatamos que al jugar los primeros mundos (en súper fácil) las cosas se pueden poner bastante horribles, pues los enemigos además de ser numerosos, literalmente son más fuertes que nosotros. Así que, estén preparados para un sufrimiento casi del tipo Dark Souls, sólo que aquí, con un toque de humor.

Sí, el juego es difícil desde los niveles iniciales, pero está tan bien hecho que uno la verdad la pasa bien; en este sentido claramente las cosas se pueden poner muy, muy frenéticas, pues la mayoría de las veces nos encontraremos rodeados por muchos enemigos que no se detienen y que nos siguen por el terreno de juego. Por su puesto para los instantes más peligrosos podemos pedir las ayudas que ya mencioné, es decir, el apoyo aéreo, alguna torreta, un drone o nuestra armadura pesada (muy útil en todo momento), pero claro, las cosas no son tan fáciles como apretar un botón. En Helldivers (si no lo han jugado) cuando pedimos algo, o activamos una orden, además tenemos que hacer una serie de comandos con la cruz del control, normalmente son 5 o más movimientos, para que reciban la orden desde el centro de comando y lleguen a socorrernos y, sin una pausa en la acción, más vale que no se equivoquen en la secuencia, porque habrá que comenzar de nuevo.

Y a todo esto hay que añadir que al final, cuando activamos alguna orden de este tipo, tenemos que esperar unos cuantos segundos. Oh si, Helldivers es sin duda como la cinta Starship Troopers (1997), yo diría en casi todo. Hey, hasta tenemos bichos de varios tamaños y naves que tenemos que pedir para que nos saquen de cada planeta para terminar la misión. En pocas palabras, bastante cool.

Por otra parte, al nivel de complejidad en el gameplay, y la inteligencia artificial que no perdona, tenemos que agregarle el temerario fuego amigo, así que cuando armen su grupo de Helldivers con hasta 3 compañeros ya sea online u offline tienen que dejar bien claro que nadie puede pasarse de listo, ni volverse loco por la abrumadora acción, porque un movimiento en falso y seguro, segurisimo alguien, o algunos, terminarán muertos. Además ¿ya mencioné que la ayuda cae del cielo… estrepitosamente? ajá, más vale que sepamos dónde va caer nuestra salvación para que no aplaste a nadie.

REPLAY VALUE, APARTADO GRÁFICO

Dicho esto es claro que Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition puede dar cientos de horas de diversión no sólo por su extensa campaña y dificultad, también por las modificaciones que podremos hacer a nuestro personaje y armamento cada que ganemos puntos suficientes en las misiones y que nos entregarán por acciones específicas, y además por tratarse de un paquete que reúne los 11 dlc´s, todas las expansiones (Turning Up the Heart y Masters of the Galaxy), muchas armas y por si fuera poco la ediciones de Playstation 3 y PS Vita. Un paquete completo para que nunca dejen la acción sin importar en donde estén.

Hablando de la versión de Playstation 4, Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition tiene mucho que ofrecer, pues encontraremos escenarios variados que nos llevarán por planetas tormentosos, desérticos, con bosque, lava y mucho más, también la variedad en sus cuatro especies de enemigos son amplias (no porque enfrentemos bichos todos serán iguales por ejemplo); las detalladas texturas e iluminación juegan un papel importante pues sirven para meternos más en la aventura y en cada lejano mundo, las explosiones son bastante buenas y la fluidez de los 60 cuadros por segundo, aún en momentos de mucha acción, se agradece totalmente.

La animación de personajes y diseños son también un punto a favor, y como ya dije antes, podemos personalizar nuestro Helldiver con diferentes estilos de armadura para cada parte del cuerpo. En general el juego cumple muy bien, haciendo del paquete entero algo que vale la pena adquirir.

Acompañado de una banda sonora de tonos épicos y heroicos, muchos diálogos ocurrentes y que elevan el tono satírico del juego (estar destruyendo todo mientras los personajes gritan ¡por la libertad! ¡por la democracia! es bastante llamativo), un perfecto y bien actuado doblaje al español latino, y la posibilidad de pasar horas, horas, horas y más horas en compañía de los amigos luchando con bichos, criaturas extrañas y androides asesinos hace que Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition pueda ser el favorito de los fans de este tipo de juegos con vista isométrica, pero que también llamará la atención de cualquiera que le de una mirada al título. Uno muy lleno de personalidad y calidad que en lo personal espero reciba una secuela.

Si no han probado Helldivers: Super-Earth Ultimate Edition este es el momento, sólo recuerden, si lo van a pasar solos, es mejor que primero aprendan a meditar, porque la campaña es larga, difícil, y los enemigos no perdonan ningún error.