Life is Strange | Reseña
life-is-strange-reseña

Los juegos Point&Click pueden agarrarse de miles de aspectos para sobresalir ante los demás, pues ellos tienen la “desventaja” de no usar elementos de muchísima acción, de utilizar armas y cambiar de manera tan dinámica entre ellas, ni de crecimiento de un personaje o controlar nuestros movimientos tanto como quisiéramos. Sin embargo cuentan con una fortaleza que deben explotar como ningún otro: la narrativa. Esta es la reseña de Life is Strange y no contiene spoilers.

UN RELATO EN CINCO CAPÍTULOS

Life is Strange de Dontnod y Square Enix, es un juego dividido en cinco capítulos, de género Point&Click que nunca jamás debe ser descrito como lo acabo de hacer. Me merezco una tunda por mi error. Y de las grandes.

De nuevo.

Life is Strange es una oleada de sentimientos, una de las más grandes que he tenido en años, entre ellos odio, rencor, duda, felicidad, tristeza, enojo y demasiadas ocasiones donde no podía explicarme lo sucedido. Es una historia que desgarra, enmienda, vuelve a desgarrar, y sí, podría hacerte llorar. Yo no soy de los que llora, pero ahora me hicieron respirar hondo.

Max Caulfield es una chica sencilla, que no vive de la popularidad, ni del “qué dirán”; ella se encarga de aprender de la vida, de la fotografía, de sus experiencias, de observar, de probar y de lo que pudiera llegar a cruzarse en su camino. Ella es la típica nerd que tiene mucho qué decir, pero pocas personas que la quieran escuchar. Una inadaptada que está felizmente adaptada a su ritmo de vida.

Max vive en Arcadia Bay y asiste a la Academia Blackwell donde estudia fotografía y le va bastante bien, siendo la clásica estudiante “envidiada” por su talento nato y admirada por su maestro quien además la empuja a sobresalir, algo que Max no disfruta tanto pues su propósito no es ser famosa, sino descubrir su propio mundo a través del lente.

En su andar escolar diario, Max es testigo de un asesinato en pleno baño escolar, donde descubre que la víctima es su mejor amiga Chloe. En su desesperación y su dolor, descubre que puede regresar el tiempo y así evitar eventos desafortunados. Una vez que Chloe es rescatada de la muerte, se viene una maraña de sucesos relacionados con las desapariciones de varias señoritas en Arcadia Bay, entre ellas la del tercer mosquetero, Rachel. Gracias a todos los acontecimientos que Max decide revertir para cambiar el curso del tiempo, la naturaleza empieza a cobrar factura y decide desquitarse sobre el pueblo en el que viven. Esto a la larga se convertirá en un gran problema al cual no podremos dejar de lado.

Ningún spoiler, ninguno en verdad.

DETALLES PARA EL OLVIDO

Es imposible quejarse de los gráficos, pero tampoco podemos decir que son la octava maravilla, recuerden que Life is Strange no se centra en impresionar visualmente, sino se enfoca en mantenernos al filo del asiento con lo relatado, nuestras decisiones y las consecuencias. Sin embargo el hecho de regresar el tiempo se convierte en algo de segundo término cuando la historia nos permite utilizar nuestro don en momentos muy específicos, quitándonos la oportunidad de echarnos para atrás cuando nos dé la gana. No es para odiar al juego, pero podría llegar a cansarnos ciertas veces.

El asunto de remarcar es la toma de decisiones, misma que puede ser muy simple, o tener la capacidad de ponernos en un dilema bastante complicado, el cual logrará catapultar al juego de ser bueno a sumamente bueno, pues de eso se trata Life is Strange, sufrir en cantidades torrenciales. Y nos encantó. Lo que no nos encantó tanto fueron las ocasiones en que no había vertientes y se mostraba un solo camino para seguir, y generalmente eran los que nos provocaban un nudo en la garganta. Les repito, pocas veces un juego me había hecho esto.

Los logros/trofeos no son sólo de acabar el juego y ya, pero tampoco nos meten en complicaciones pues casi todos consisten en tomar fotografías que no comprometen la historia ni el avance de los acontecimientos. Sin embargo el capítulo final sí cuenta con dos o tres que requieren más exploración y un poco de lógica, pero aún así es un Platino seguro.

SU MEJOR ARGUMENTO ES EL MEJOR ARGUMENTO DEL MUNDO

¿Gráficos? ¿Jugabilidad? ¿Rompecabezas? ¿Jefes de nivel? ¿Armas? ¿Poderes? No, Life is Strange no es eso, es historia, el mejor argumento del mundo de los videojuegos. Son sentimientos encontrados, indecisiones, decisiones, lágrimas que se escapan, una aventura juvenil que abarca problemas reales y actuales, amistades que vuelven, que se van, que cambian, que te cambian. Life is Strange es en mi opinión uno de los mejores juegos que un adolescente debe jugar, convencido de que aprenderá algo mientras lee, pone atención y adopta a los personajes como propios.

El juego de Dontnod hizo que me identificara cuando tenía 16-17 años, en esa edad donde todo el mundo está mal pero yo no lo estaba. Donde los amigos tienen los mejores consejos y los padres existen sólo para hacernos sufrir, donde nos odian y no quieren nuestra felicidad. Life is Strange es eso, un medio para abrirnos los ojos a la realidad que no deseamos ver. Es psicología juvenil pura.

Life is Strange es la idónea manera de decirnos que el mejor súper poder no es el de regresar el tiempo y cambiar lo malo por lo que consideremos bueno, es la idónea manera de decirnos que el mejor súper poder ya lo tenemos, el de decidir por nosotros mismos siendo conscientes de que todo lo elegido repercutirá en el futuro, y además de que contamos con la capacidad de pensar y escoger el tipo de persona que queremos ser.

MI MENSAJE PARA USTEDES

Square Enix y Dontnod hicieron un juego con toda la intención de lograr un cambio en las personas. Me cambió a mí.

Amigos lectores, seguidores de Kopodo, recuerden que no están solos, por más que se quieran convencer de que así es, allá afuera hay alguien dispuesto a escucharlos, quizá no sea la persona deseada, tal vez sea alguien extraño o el primero en cruzarse en su camino, pero deben de saber que SIEMPRE va a haber alguien en el momento justo. Búsquenlo antes de pensar que no hay escapatoria. Ningún problema es muy grande, pero lo que sí es grande, es la decisión que tomen para salir adelante.

Si alguno de ustedes ha tenido pensamientos donde su vida esté en riesgo, por favor acudan en busca de ayuda profesional o familiar. Nunca es tarde.