No somos campesinos, somos gamers de consola

Estoy seguro que los gamers de PC de inmediato entendieron el título de este artículo, mismo que desde hace bastantes meses tenía la inquietud de escribir, no como manera de competencia, regaño, reclamo o grito de libertad, sino como una manera de expresar mi sentir ante tal mote que se ha llegado a popularizar por todo el mundo. Los gamers de consola ahora somos mejor conocidos como “peasants” o “campesinos”, esto a los ojos de los dueños de PC. ¿Por qué dicho apodo? Sencillo, porque en menor o mayor medida, nos consideran inferiores por las capacidades que tiene un sistema con el otro.

Empecemos por introducirlos un poquito más a estas capacidades en lenguaje sencillo y sólo rescatando las más notorias, para que no se nos pierdan aquellos que no están muy enterados de la situación.

Los gamers de PC pueden modificar su computadora al gusto propio y al presupuesto, colocando la cantidad de memoria en RAM que gusten, usando una tarjeta de video de gama altísima que sirve para gráficos sorprendentes y de igual forma para conectar más de un monitor a su PC, estos pueden ser 4K, Full HD o del tipo que se les antoje. Gracias a la facilidad de la programación en Windows y/o Linux, son capaces de conectar casi cualquier control de consola o genérico a la computadora para ser usado en un videojuego. La capacidad para guardar juegos es casi infinita debido al tamaño hoy en día de los discos de almacenamiento. Del lado del software cuentan con Steam –siendo el más importante- como servidor para comprar videojuegos, con una biblioteca gigantesca de donde pueden escoger a precios muy accesibles títulos que en otro formato resultan caros. Steam cuenta con varias temporadas de ofertas y descuentos nada despreciables que varios envidiamos. Para finalizar con la descripción, pueden utilizar los famosos “mod’s”, que no son otra cosa que parches para instalar en sus juegos donde pueden modificar absolutamente todos los aspectos gráficos dentro del juego, es decir, en vez de usar los paisajes, ropas, armas, aditamentos y personajes que vienen de cajón con el juego, ellos pueden cambiarlos a su gusto, sin importar lo que pongan, así en vez de pelear con un vikingo, pueden colocar a una chica en traje de baño haciendo exactamente lo mismo. Esto es sólo por mencionar algunas cosas, pues faltan.

Sí, tienen demasiadas ventajas como gamers de PC, sin duda sus fortalezas podrían hacer menos a cualquiera de sus debilidades, pero entonces ¿cuáles son estas? Los juegos. He mencionado que los catálogos con los que cuentan son inmensos y de verdad lo son, sin embargo cantidad no implica calidad. He visto títulos demasiado buenos en PC, algunos que incluso me han parecido de lo mejor que he jugado e incluso mi shooter favorito fue de este sistema. Pero nos vamos a las exclusivas de Sony, Microsoft o Nintendo y ahí es donde encontramos una seria desventaja. Recuerden que no se trata de ver quién es mejor, se trata de analizar el sentido de llamar “campesinos” a los “consoleros”.

¿Ventajas de las consolas? Si lo pensamos bien, no existen muchas en el ámbito de potencia ya que por más que la PlayStation 4 y Xbox One tengan procesadores muy buenos, no le llegan a lo que en el mercado se puede adquirir para armar nuestra computadora, y ni hablar del almacenamiento. Sin embargo hay dos rubros que más convencen para decidirnos por una consola: comodidad y variedad de juegos. Cuando se trata de comprar cualquier título hay de dos, o se adquiere físicamente o de manera digital –más barato-, pero con ello tenemos la certeza de que vamos a poder jugarlo sin preocuparnos si nuestra computadora tiene la capacidad de hacerlo, pues sabemos que está hecho para aprovechar al máximo la consola. No nos preocupamos por el procesador, memoria, disco duro, especificaciones técnicas ni nada por el estilo. Eso da mucha calma, créanme.

La segunda era la variedad de juegos. ¿Alguien sabe cuál es el mejor juego de toda la historia? La crítica y la opinión pública dicen que The Legend of Zelda: Ocarine of Time, exclusivo de Nintendo. Gracias a las maravillas computacionales ya se puede jugar en PC… 17 años después de estrenarse. El juego de la generación pasada fue The Last Of Us según decenas y decenas de sitios de crítica y millones de personas en el mundo. Es exclusivo de PlayStation 3 y PlayStation 4. Uno de los mejores shooters de la historia es Halo, exclusivo de Xbox. Mi punto no es relacionado a tres juegos nada más, es a que la industria basa sus esfuerzos en darle empuje a las consolas pues ellos mismos crean dichos sistemas, por lo tanto es obvio que buscarán crear más títulos para que la gente adquiera sus consolas. Esto es un negocio redondo y además es cómodo para millones de consumidores por darnos la única preocupación de ahorrar para comprar un juego.

Yo también fui gamer de PC y sé lo que es ver un juego en tres monitores, sé también lo que es crear mis propios escenarios con los mod’s y también sé qué significan 60 FPS de cajón con gráficos demasiado realistas. Pero también sé cuánto cuesta mantener un sistema así y también sé que el principal atractivo de cualquier juego, es lo que ofrece en historia, las emociones que despierta por su desarrollo, jugabilidad, personajes, diálogos y música, nunca por los gráficos. Por eso es que los gamers de consola no podemos ser llamados “campesinos” o “peasants”, pues nuestro motor no se rige por los cuadros por segundo o núcleos de procesamiento, mucho menos por los monitores, sino por el contenido del producto final.

Gamers de PC, no se sientan superiores, ningún tipo lo es, todos debemos ser vistos como iguales, lo importante es jugar y disfrutar la experiencia, ¿o acaso tiene algún sentido discriminarnos entre nosotros? Bastante de eso ya hay allá afuera, no contaminemos nuestro ambiente.