One Piece: Pirate Warriors 3 | Reseña
one-piece-pirate-warriors-3

Llega la hora de los catorrazos y los combos al por mayor en este juego por Omega Force, especialistas en el género musou y tan conocidos por su serie Dynasty Warriors, es este sin duda un buen título que los fans del anime querrán tener en sus manos porque como podrán esperar, está atascado de acción, personajes, tesoros, piratas y una jugabilidad que no dejará descansar su control.

ONE PIECE: PIRATE WARRIORS 3

Publicado por Bandai Namco y lanzado originalmente en Japón el 26 de marzo, se trata de una gran aventura, yo diría la mejor de la serie, que por fin ha llegado a Norteamérica y Europa, y que se puede conseguir ya sea en físico o digital en Playstation 3, Playstation 4, PS Vita y PC por medio de Steam; además, para los amantes de la serie y un público en general cabe mencionar que la historia del juego está contemplada desde su inicio (en el modo Diario de Leyenda), esto significa que podremos conocer o revivir todos los momentos más emocionantes en esta travesía en busca de tesoros y convertirse en los mejores piratas que el mundo haya visto. Posteriormente podremos repasar cualquier nivel y con cualquier personaje de nuestra elección en el modo Diario Libre y otro bastante interesante que genera escenarios y acompañantes al azar, este modo llega bajo el nombre de Diario de Sueños.

Mencionado ya por muchos como el mejor de las series en videojuego, el género musou no puede ser más llamativo y exacto para esta nueva peripecia de Luffy y compañeros, pues como podrán imaginar la acción está a la orden del día. Prácticamente desde que iniciamos el juego ya estamos machacando botones, y por más acostumbrados que estén a enfrentar cientos de enemigos la verdad es que todo el paquete tiene un aire bastante llamativo, comenzando por sus nuevos jefes de nivel o escenario y algunas características en el gameplay que no querrán perderse.

CARGUEN CONTROL Y JUEGUEN TODA LA NOCHE

Ya dije que One Piece: Pirate Warriors 3 invita desde inicio a acabar con cientos y cientos de enemigos, una fórmula que ya conocemos bastante bien por Dynasty Warriors (por ejemplo), pero que aquí llega fresca gracias al Kizuna Rush, una forma de combo en la que podemos invocar (por decir de una forma) hasta tres personajes más para repartir patadas y puñetazos al por mayor y por un periodo de tiempo, se trata de uno de los ataques en grupo más devastadores y que por cierto no poseían las anteriores entregas. También tenemos la oportunidad de jugar de a dos en offline y pantalla dividida, o ir en la ayuda de otros jugadores que estén abrumados por los enemigos y de esta forma, recibir mejores recompensas al final de la partida.

En general las misiones son algo simples y casi repetitivas, usualmente comenzaremos en el mapa con una misión, la de llegar a un, o varios objetivos, para en el camino, toparnos con metas de importancia, por ejemplo cuidar a otros compañeros o habitantes, impedir que otros piratas avancen por el mapa y otras especiales y que son marcadas con una interrogación; por supuesto todas estas misiones “alternas” las tendremos que hacer con un límite de tiempo para no perder la partida, de esta forma convirtiendo cada sesión de juego como algo lleno de emoción y algo de prisa por ganar todos los tesoros posibles que vayamos descubriendo en nuestro trayecto. Y a todo esto se le suma que muy probablemente tendremos que lidiar con algún jefe de nivel de más poder y tamaño, algo que bien podría complicarnos la vida de no ser que iremos en todo momento acompañados de nuestros buenos piratas que ya saben, podemos pedirles apoyo con el gran Kizuna Rush.

Más o menos tendremos conforme vayamos desbloqueando, 37 personajes a elegir entre cada nivel, así que la cuestión de las misiones repetitivas queda arreglada, ya que cada uno de ellos tiene un tipo de peleas original y distinto, entregando algo nuevo a cada partida. También los aproximadamente 32 enemigos que nos tratarán de hacer la vida imposible tiene su forma particular de atacarnos así que pueden esperar bastantes momentos complicados en donde muchas veces nos estaremos preguntando si nos irá mejor con algún otro pirata de nuestro bando. En este sentido One Piece: Pirate Warriors 3 no es aburrido en lo absoluto pues maneja una fórmula de repetición y experimentación que gracias también al humor clásico de la serie y todo su carisma nos sentiremos casi casi como en un anime, dispuestos a acabar con todo aquel que se nos atraviese entre nosotros y cada tesoro.

LA FLUIDEZ ANTE TODO

Con una definición a 1080p y corriendo a 60 cuadros por segundo, One Piece: Pirate Warriors 3 en Playstation 4 es todo un logro; desde sus limpias y coloridas gráficas de aspecto 2.5 en cel-shading hasta el clásico diseño de sus personajes y entornos, el juego cumple en todo instante, y la verdad no importa cuantos enemigos tengamos en pantalla (en PS4 hasta 200), ni cuantos combos estemos realizando, ni cuántos de nuestros compañeros estemos llamando para apoyo, la aventura nunca se tropieza, entregando así una animación y jugabilidad intuitiva y con mucha adrenalina. Algo que al género musou le viene como anillo al dedo, y que a los fans de One Piece les encantará.

Por fortuna tuvimos la oportunidad de jugar a fondo el juego en su versión de portátil para la PS Vita; a continuación les dejo un pequeño recuento de lo que nuestro alocado editor Andrés Portillo descubrió sobre el título.

¿Y PARA MI PS VITA QUÉ?

Habrá quien compre la versión para PlayStation 4, ya relatada por mi compañero y amigo Yuri –y editor en jefe-, sin embargo hay una versión para PS Vita, para aquellos que no podemos despegarnos de los controles ni para transportarnos al trabajo o cualquier otro lugar. Bueno, pues a mí me tocó probar este juegazo súper divertido –en mi opinión- y hablarles de lo que les espera en la portátil de Sony.

Para empezar los gráficos están muy bien hechos, impresiona por momentos que los escenarios se vean bien logrados a pesar de ser tan grandes y que no sufran de lag al momento de enfrentarse a decenas de enemigos. Pero sí hay que aclarar bien este punto. Entre más lejos las hordas de piratas, no se verán, sin embargo el minimapa en la parte superior izquierda se notarán los puntos de enemigos. Es casi imposible perder la zona de donde están ubicados los trancazos, esto ayuda mucho cuando lo que buscan es agarrarse a trompadas.

Cuando se está en medio de la acción, llegué a estar frente a algunos líderes de cuadrilla más una buena cantidad de malhechores, y la PS Vita no sufrió problema alguno. Cuando efectué los poderes especiales alcancé a golpear hasta noventa individuos, lo que quería decir que había noventa en pantalla y la portátil fresca como una lechuga. El motor gráfico manejado por One Piece: Pirate Warriors 3 es realmente muy efectivo y solvente. No hay nada de qué quejarse.

En cuanto a la jugabilidad no me puedo quejar en lo absoluto, pues a pesar de no exprimir casi nada a la pantalla táctil, los pocos gestos utilizados son tan sencillos como sólo tocar cuando se nos indique, haciendo la experiencia muy tranquila y sin pensar en muchas combinaciones raras de los botones para desencadenar los combos. Afortunadamente los controles son muy responsivos especialmente hablando de cuando se juntan ataques uno con otro usando el botón para correr. Así como terminaba uno, ya estaba saliendo el otro y al grado de desatar los poderes especiales y reventar bocas al por mayor.

Tuve la oportunidad de jugar One Piece: Unlimited World Red para Wii U y quedé enamorado del juego. Mi experiencia con One Piece: Pirate Warriors 3 en la PS Vita no me daba mucha esperanza por lo mismo de saber que habría una cantidad enorme de enemigo en pantalla al mismo tiempo, sin embargo no decepcionó nada y al contrario, me gustó mucho y ya le estoy buscando el platino. Si me lo preguntan o aún se están cuestionando, One Piece: Pirate Warriors 3 es una muy buena recomendación para la PS Vita. El único “pero” es el precio, un poco elevado para mi gusto.

One Piece: Pirate Warriors 3 tiene mucho para ser un buen juego, jugabilidad intuitiva, muchos personajes a elegir, una extensa historia, modo online, infinidad de combos, sistema de apoyo, la opción para ir subiendo de nivel, comprar elementos de galería y lo mejor, es divertido; así que si lo que buscan es algo que cumpla estos requisitos, sin duda tienen que darle una checada, por el contrario, si odian el anime, mejor miren para otro lado, porque la forma más sana de que les guste el presente título, es que disfruten de su historia y personajes. Por lo pronto aquí en Kopodo se los recomendamos por el simple hecho de que es bastante divertido.