Red Goddess: Inner World | Reseña

Desarrollado por Yanim Studio, se trata de su primer juego, una aventura de plataformas y acertijos en dos dimensiones disponible en Playstation 4 y PC (plataforma en la cual hacemos reseña), y que dió comienzo en Kickstarter para la creación de este proyecto alimentado con el Unreal Engine 4.

RED GODDESS: INNER WORLD

Con un equipo de 10 integrantes con buena experiencia en el mundo de la animación, este colorido mundo de plataformas nos presenta a la Diosa Divine, una chica que al parecer ha perdido completamente la memoria y que nos presenta su mundo a través de sus recuerdos, lo curioso del asunto es que, entre ellos, podrían haber algunos falsos. Entregando de esta forma una gran dosis de misterio a la narrativa del título y de inicio a fin.

Es como viajando por una serie de escenarios construidos a base de dolorosos recuerdos, Divine debe tratar de luchar contra una especie de ente que lentamente la está consumiendo y que la ha llevado a encerrarse en su propio mundo. Una historia bien podría decirse trágica, en la que nuestra heroína tendrá además que recuperar sus varios poderes si lo que quiere es salir victoriosa.

UN MUNDO DE EXPLORACIÓN

En Red Goddess: Inner World descubriremos pronto que necesitaremos de un número determinado de cristales para ir abriendo cada calabozo y escenario del juego; todo desplegado en un enorme mapa lleno de puertas en las que nos podremos teletransportar a nuestro destino. Además cabe mencionar que en esta travesía iremos retomando nuestros poderes (o los de Divine mejor dicho), estos son la capacidad de disparar bolas de fuego, telequinesis y doble salto por ejemplo. Cada una de estas herramientas nos permitirá ir descubriendo nuevos caminos o el poder ingresar a zonas en las que antes no se podía. Y claro, regresando al tema de los cristales, es obvio que será vital encontrarlos todos para poder descubrir todo el mapa, aunque esto tampoco será tan difícil.

El uso de monedas está presente en Red Goddess: Inner World, estas nos servirán para comprar más espacios de mana y extender nuestra línea de salud en la tienda, aunque tener esta última mejora no nos garantiza el sobrevivir caer en espinas, por su puesto zonas con lava u otros lugares de peligro. También encontraremos algunos elementos desbloqueables como skins de varios tipos para alargar el replay value.

red-goddess-inner-world

MECÁNICAS Y PLATAFORMAS

Red Goddess: Inner World es una aventura no lineal, con el paso encontraremos que para matar enemigos de color rojo tendremos que usar nuestro poder de “rage” y el “fear” para los de color azul. También tendremos el diseño básico de Divine en el que podremos mover objetos con la telequinesis y lanzar bolas de fuego para destruir obstáculos (los cuales se recargan en lugares especiales). Todos estos elementos tenemos que combinarlos en el gameplay para ir avanzando, pues tendremos muchos enfrentamientos con enemigos de los dos colores, así que alternar rápidamente y saber que hacer será de mucha importancia sobre todo mientras más cerca estamos del desenlace.

Por otro lado y como mala noticia tengo que decir que en el sistema de plataformas o detección de superficies el juego suele fallar de tanto en tanto, así que será común el pensar que el personaje subirá a un lugar de un salto, para percatarnos que lo atravesamos en la orilla, dando la idea de que tenemos que caer más “en el centro” de alguna plataforma. Esto al inicio puede llegar a entorpecer la acción, sin embargo luego de acostumbrarse la cosa cambia un poco.

Otro detalle que puede “parar” la inmersión del jugador es que al cruzar los checkpoints dentro de los niveles, el juego hace loading, lo cual no tiene nada de malo, excepto que cuando sale en la esquina inferior izquierda el mensaje, se puede apreciar fácilmente una extraña bajada en los cuadros por segundo de la animación. También podremos tener algún que otro repentino congelamiento de pantalla o de personaje, cosa que nos obligará a retroceder al último checkpoint.

EFECTOS DE PARTÍCULAS PARA TODOS

Si hay algún efecto que llame la atención en Red Goddess: Inner World es sin duda el de las partículas cuando nos transformamos, destruímos enemigos, recargamos poderes, y más; estos detalles hacen el juego muy vistoso y en combinación del colorido apartado artístico convierten los escenarios en lugares llenos de vida y de contraste. Por otra parte el diseño de enemigos no es tan variado como uno quisiera pero tampoco es algo que arruine la experiencia.

En términos de diseño, como ya mencioné, el juego siempre mantiene un buen estilo visual (bueno, en lo personal no me agradó en nada la pantalla del mapa), encontramos plataformas de distintos tipos y obstáculos que cualquier fan de los juegos de este tipo reconocerá, todo con un sutil incremento de dificultad en la mayoría de los instantes, pues habrán momentos en que necesitaremos de más combinaciones de movimientos para llegar a un punto determinado.

Red Goddess: Inner World no es un plataformas perfecto, sobre todo si son muy fijados en los detalles técnicos, ya que tiene algunas fallas que hacen la jugabilidad algo torpe, por ejemplo las detecciones de superficies, algunos bajones de frames o repentinos congelamientos; aún así la aventura es entretenida en todo momento, de hecho tengo una hermanita de 11 años que lo pasó genial, que demostró interés en la historia, le llamó la atención el uso del narrador durante el gameplay y se interesó por visitar los distintos niveles sólo por el hecho de explorarlos. Viendo esto es claro que Yanim Studio hizo un buen trabajo construyendo todo este mundo, el cual ocurre en el subconsciente de Divine, a mi parecer es el misterio de la historia y la gran belleza de su diseño, lo que mantiene al jugador en la búsqueda del desenlace. Si me preguntan, claro que me gustaría ver un nuevo trabajo por este estudio, pero más que una secuela, otra historia original.