Starlit Adventures | Reseña

Es grato recibir juegos para iOS pues tenemos que cambiar tooodo el chip de las consolas y los controles pues sabemos que ahora todo es “touch” y quizá no tan intenso. En esta ocasión reseñamos Starlit Adventures, un juego pensado para niños pequeños que se supondría sería igual para adolescentes y adultos. Veamos cómo le fue.

STARLIT ADVENTURES

Starlit Adventures de Rockhead Games es un título de rompecabezas definitivamente diseñado para niños, no hay manera de verlo diferente, en donde manejaremos un par de tiernos personajes llamados Bo y Kikki quienes tienen la misión de llegar hasta abajo del mapa sorteando cualquier cantidad de obstáculos y enemigos. El juego está hecho con gráficas en 3D pero el desplazamiento es vertical en dos dimensiones solamente.

Durante todo el juego, estaremos acabando con zonas con cierto clima cada una, teniendo obstáculos relacionados con el medio, algo así como agua, tierra, nieve. Nuestro personaje tiene la posibilidad de cambiar su atuendo para desempeñarse mejor en cada nivel y hacerlo más fácil. Entre mayor exploración hagamos, recolectaremos más piedras preciosas y estrellas, siendo estas últimas las que califican nuestro rendimiento en el nivel. Conforme vayamos juntando más estrellas, iremos desbloqueando los mundos venideros.

Cada nivel está diseñado diferente al anterior y obviamente aumenta la dificultad, sin embargo no son para nada complicados. Sin embargo se facilita aún más conforme van apareciendo trajes nuevos para Bo y Kikki, mismo que nos permiten colocar bombas, lanzar flechas, saltar y otros artilugios bastante útiles, pero desgraciadamente estos aparecen conforme vamos usando créditos los cuales se adquieren jugando diario o pagando con dinero real.

¿Qué dijeron? ¿Nada más el juego? No. Para mala suerte, todos los trajes se consiguen abriendo la cartera, así como las tarjetas coleccionables. El dinero también sirve para saltarse niveles cuando estos se compliquen mucho, lo cual nunca va a suceder.

Starlit Adventures es sin duda un juego muy tierno, con un reto muy sencillo y sirve para pasar el rato mientras vamos al baño, esperamos a que esté lista la novia, o mientras nos contestan cuando hablamos al banco para reclamar un mal movimiento financiero. De ahí en fuera no puedo hablar de un juego demandante, adictivo ni mucho menos muy divertido, sinceramente no es algo que para mi signifique emoción absoluta. Lo probé con un sobrino y no lo atrapó lo suficiente ni como para terminar un mundo, sin embargo podría funcionar con niños de 6 ó 7 años incluso, más grandes solo querrán jugar Call of Duty y FIFA.

VEREDICTO

Starlit Adventures es repetitivo por los niveles, en ocasiones avienta uno que otro enemigo levemente difícil pero es cuestión de esperar a notar el patrón y rápidamente estaremos avanzando. Para un adulto no refleja nada de complicación, sin embargo algunas situaciones se tornan peliagudas si lo vemos desde la perspectiva de un niño, al cual se le facilitará mucho el juego una vez que entienda que es como el resto de los juegos: hay que tocar absolutamente todo.

Mi recomendación es comprarlo siempre y cuando los infantes que lo vayan a usar, no hayan tenido experiencias de mucha acción con videojuegos, de lo contrario le puede parecer aburrido, aunque no puedo negar que es un buen -a secas- trampolín para los niños que no han estado en tanto contacto con esta industria.