Taco Master | Reseña

Quien ha leído un poco más de lo que tan amorosamente he escrito para ustedes, sabrán que sigo fervientemente a Greg Miller en las redes sociales y además trato de oír y ver sus podcasts. Es por él por quien a veces pruebo juegos que ni de loco me atrevería a jugar, es por eso que hoy estamos ante la reseña de Taco Master para PS Vita, una creación orgullosamente mexicana de Kaxan Games. Lean amigos por favor.

TACO MASTER

¡Guau! Cuando un juego no me llama ni poquito la atención, generalmente trato de encontrar todos los errores posibles con tal de decir gustosamente “que horror”. Ahora que he terminado y hasta le saqué el platino a Taco Master, puedo decir gustosamente “¡Guau!”. Para empezar no hablo de un juego con un motor gráfico sorprendente, para nada, incluso podría asegurar que está diseñado en Flash con dibujos hechos en Paint -bueno, no Paint-, pues no es impresionante en lo absoluto. No lo es.

Taco Master es un juego en el que tomamos el papel de un taquero que va a ayudar a levantar el negocio de otro colega taquero al cual le hicieron una tranza monumental. ¿Nuestro trabajo? Hacer tacos para satisfacer las órdenes de los comensales en nuestro puesto de taquitos. Nunca me cansaré de decir “tacos” pues es una de las comidas más deliciosas que México le ha heredado al mundo.

Una de las grandes virtudes de Taco Master son sus varios modos de juego en Carrera, ya que hay varias vertientes y por lo mismo diferentes especialidades para los taquitos: de bistec, camarón, pulpo, pescado, pastor, chorizo… ¡Ya salivaron como yo? Nomás acaban la reseña y se van por unos deliciosos tacos.

La jugabilidad aquí es lo importante pues todo se trata de tocar la pantalla, siendo un juego diseñado en primera instancia para celular o tableta, y ahora que lo transportaron a PS Vita, encaja perfecto pues la pantalla da más oportunidad de maniobrar a la hora de agarrar la tortilla, colocar la carne, las salsas y la verdura. Ya quiero tacos. Sin duda hablamos de un “port” sin cambiarle casi nada, pero no se siente forzado ni mal hecho, incluso hasta en la obtención de trofeos las cosas no se ponen lentas ni tontas: una vez logran los requisitos, aparecerá la notificación, cero glitches mis amigos.

Y ya que hablamos de trofeos, estamos hablando de un Platino mega súper fácil, o sea, me tardé aproximadamente tres días en lograrlo y jugando sesiones de máximo una hora y media. En verdad es como robarle un dulce a un niño, no les va a costar nada de trabajo, es más, no hay un que sea medio trabajoso. De verdad que sale porque sale.

ÓRALE CON EL VEREDICTO

Taco Master no es el juego del año, no es el mejor “port” que puedan encontrar, ni de chiste es motivo o razón para adquirir un PS Vita. Taco Master es nada más que un simple juego… pero… di-ver-ti-dí-si-mo. Divertidísimo. Llegará el momento en que en menos de lo que canta un gallo, ya tendrán el trofeo por 1000 órdenes de tacos entregadas, o acabar los treinta niveles de Fiesta Mexicana. El platino es definitivamente la motivación para ir logrando esos pequeños retos y seguir haciendo tacos y más tacos. Taco Master es el juego que invente “El Mejor Juego Casual y Sencillo del 2015”. Veré si en la Dirección de Kopodo me lo permiten.

Taco Master es una inversión excelente para cuando van al baño, esperan en la fila del banco, o para esos “cinco minutos” en lo que sale su novia de “nada más ponerse rimel” o “me pruebo una blusa y ya” en alguna tienda de ropa, para esperar la cena de año nuevo.

Deseo de todo corazón que Kaxan Games haga una segunda parte con mayor dificultad, más modos en Carrera, ingredientes y un motor de creación de tacos más aleatorio. Mis respetos para estos muchachos y su idea de plasmar un poco la cultura mexicana en un juego donde demuestran uno de los más grandes pleitos que tenemos con el vecino del norte: los verdaderos tacos, los reales, único e inigualables, son de tortilla suave, nada de tostadas. Te estoy viendo Taco Bell.