Tales from the Borderlands | Reseña

Telltale Games se ha puesto de moda desde que empezó a explotar sus juegos Point&Click con series muy interesantes tales como The Walking Dead y The Wolf Among Us. Ahora decidió aventarse con una serie de juegos que en lo personal me encantan y me fascinan y me vuelven loco: Borderlands. Por eso es que hicimos la reseña del juego completo que sacaron por capítulos donde muestran una historia explicada de manera muy diferente. Esta reseña no cuenta con ningún spoiler.

PANDORA

No es necesario en lo absoluto haber jugado la serie original de Borderlands para entender este juego por capítulos, por lo que explicarles la historia será bastante sencillo y ustedes entenderán a la primera.

Rhys (Troy Baker: The Last of Us, Bioshock Infinite) es un empleado prometedor de la multimillonaria compañía Hyperion, quien gracias a su trabajo y esfuerzo espera recibir una promoción para dirigir la compañía que dejara Handsome Jack después de morir. Sin embargo Hugo Vasquez es el que gana el puesto. Rhys por su parte y enojado, decide interponerse en un negocio de Hugo para adquirir una Vault Key, misma que abrirá una bóveda en Pandora -las cuales contienen infinitas riquezas- con dinero propio de la empresa y la ayuda de su mejor amigo Vaughn.

Eso es por un lado, por el otro…

Fiona (Laura Bailey: Fullmetal Alchemist, Persona 4) y su hermana Sasha, en conjunto con August, un no tan honesto bandido -o sea es malo para hacerles el cuento más corto- y su mentor Félix, han creado una Vault Key falsa que pretenden vender por mucho dinero a un millonario de Hyperion… Adivinaron, a Hugo Vasquez, por lo que Rhys irremediablemente tendrá que conocer a las estafadoras hermanas.

¿Qué sigue? La pregunta correcta es ¿en serio creen que se los voy a platicar? Jamás en la vida. Eso ya les toca a ustedes, y es mi turno de platicarles por qué Tales from the Borderlands es el mejor juego por episodios del año. Y por qué razón deben darle una oportunidad.

GO! GO! POWER RANGERS!

Jugar los shooters de Borderlands, Borderlands 2 y Borderlands: The Pre-Sequel es divertirse demasiado por su extenso arsenal sin sentido pero muy destructivo, sus monstruos tontos y fáciles de matar, sus psicóticos enemigos humanos que más que miedo dan risa, las misiones extrañas, los títulos súper geniales y la historia que no tiene sentido, pero sí mucha originalidad. Imagínense mi miedo al querer jugar esta aventura por episodios después de varias horas de interminable emoción.

Bueno, resulta que cada capítulo maneja el mismo formato el cual nos va explicando poco a poco la manera en que se desarrollan los hechos en ambas caras de la moneda, la de Rhys y la de Fiona, ambos personajes controlables cada quien en su versión de los hechos. Lo interesante de esto consiste en hacerle caso al menos loco, o al que menos quiera demostrar su enorme bravura. Que en casos muy específicos nunca es Rhys. O más bien, nunca lo es, a pesar de ser un ser encantador, inteligente, alto, guapo, humilde, genial, extrovertido, increíble, el mejor, lo máximo, el galán, el… bueno, Rhys cree que es así. Por su parte Fiona es una chica que busca a como dé lugar, salir adelante con su hermana siéndole fiel a sus principios y a ella misma, a nadie más.

Tales from the Borderlands así como su padre Borderlands, es un juego de burla, de diversión, de no tomar nada en serio y confiar en las aptitudes o suerte de sus protagonistas, donde nada es normal, nada es cuestión de pericia y todo queda a la suerte. Entre los detalles a destacar está la música que ambienta cada escena de manera correcta, simplemente se siente bien y escucha muy bien. Los títulos de inicio, las secuencias de acción demasiado bien logradas, las transiciones entre escenas nada forzadas y la historia que da pie a relajarnos un poco y dejar de pensar por momentos en la misión principal. Recuerden que Borderlands es divertido y mezcla en dimensiones titánicas este asunto de los negocios y el placer.

Conforme la historia y los episodios avanzan, las dificultades son mayores, los personajes hacen cosas cada vez más ridículas y el sentimiento de identificación con ellos se eleva exponencialmente, esto termina en sentirnos tan a gusto controlándolos que se nos hará fácil extrañar al segundo: con Rhys echarán de menos a Fiona, con Fiona echarán de menos a Rhys. Pero más a Rhys por ser el más increíble y genial personaje jamás hecho en la historia de los videojuegos. Al menos él se siente así.

Otro de los aspectos a aplaudir incansablemente a Tales from the Borderlands, es la variedad tan rica de respuestas que uno puede manejar al momento de seguir una conversación, puede ser desde algo muy lógico y con sentido común, hasta una barrabasada sin pies ni cabeza -la mayoría de estas son de Rhys-. He ahí la genialidad del juego, podemos ser unos papanatas completos, o alguien con la capacidad de tomarse las cosas en serio -pero que aburrido-.

El desarrollo de la historia no es para nada lento, en lo absoluto, sí va paso a paso platicando muchas anécdotas o mini historias que tarde o temprano nos han de servir, además de incluir de manera muy peculiar a los nuevos personajes que nos irán tendiendo una mano en ocasiones donde el peligro es inminente, pero entretenido. Rhys lo hace divertido pues es el más increíble… bueno, ya saben a qué me refiero.

Una gran recomendación para quien es nuevo miembro del universo de Borderlands: jamás de los jamases (sic) esperen resoluciones lógicas y con un buen argumento científico. Simplemente no lo hay, menos cuando somos testigos de una balacera con pistolas hechas con el dedo índice y pulgar de las manos. Leyeron bien. Con los dedos índices y pulgares de las manos. Pero que buena balacera.

Y si creen que eso es ridículo, no han visto nada, pues la mayor referencia que el juego tiene, la hacen a los famosos y olvidados Power Rangers al final del quinto capítulo, en esa parte donde se culminan todas las ridiculeces del juego, donde todo cobra sentido y donde terminamos por amar esta gran aventura llena de sorpresas y chistes muy malos. La mayoría por… ¡adivinaron! Rhys.

MASTER VAULT KEY

Sí, puedo jactarme de haberme zampado todos los juegos episódicos de este año y con esa autoridad que me dieron los cánones de los videojuegos, aseguro firmemente que la historia de Rhys y Fiona es la mejor de este 2015. La manera de contarla, los gráficos bien explotados, los efectos especiales, las secuencias de acción, persecuciones, música, decisiones, peleas, ridiculeces, tonterías, personajes, doblajes y el hecho de mantener la esencia de Borderlands, hacen de este juego el idóneo para llevarse el Kopodo-premio del año en curso.

Yuri, jefe, voy a patentar el nombre para que no me lo roben y ganar miles de millones de dólares.

Sí, el Kopodo-premio 2015 se lo doy directamente a un conjunto de excelentes ideas que fueron bien armadas para lograr una aventura redonda donde aburrirnos nunca es opción. Es verdad que los juegos originales de la serie son sumamente distintos, pero les repito, la esencia la mantienen y el toque de 2K Games se nota a leguas en cada escena.

Si tú mi amigo lector eres de esos que busca explorar el género del Point&Click por episodios, aquí es el lugar perfectísimo -así como Rhys- de iniciarse. En verdad que el pase de temporada es un Master Vault Key en toda la extensión de la palabra.