Tales of Zestiria | Reseña

Desarrollado por Bandai Namco Studios y publicado por Bandai Namco llega una nueva entrega de la famosa saga “Tales of”, una aventura de JRPG de mínimo treinta horas de duración si sólo nos enfocamos a la historia principal, la cual está llena de buenos momentos, descubrimientos, monstruos, demonios y personajes bien trabajados que encontrarán nuestra simpatía.

UN MUNDO DE DESCUBRIMIENTOS

Tomando como base el viaje de un héroe, aquí conoceremos a Sorey, un joven humano que tiene la fortuna de convivir con los Serafines (conocidos anteriormente como Tenzoku), una especie de deidades que se dedican a cuidar la tierra y a todo ser vivo en el continente de Greenwood, y en el que se encuentran dos inmensos reinos: Hyland y Rolance.

Hasta aquí las cosas van bien, sin embargo luego de la presentación de nuestro personaje y algunos Serafines, como su mejor amigo Mikleo, veremos que Greenwood se encuentra sumergido en el caos de los Infernales (Hellion), seres que se alimentan de la amargura, el sufrimiento y de todo el mal en general que se expande rápidamente en el continente, provocando de esta forma todo tipo de guerras y desastres. Algo que tendremos que impedir.

Por fortuna Sorey no emprenderá solo este viaje de lucha y descubrimientos pues de inicio estará acompañado de Mikleo, y más tarde de otros humanos y serafines, personajes llamativos y con una personalidad bien desarrollada que sin duda les sacarán una que otra sonrisa con algunos de sus ocurrentes comentarios, en medio de tanto desastre y la búsqueda por la esperanza de un mundo mejor.

Otra buena noticia en Tales of Zestiria (disponible en PC, Playstation 3 y Playstation 4) es que la narrativa siempre se mantiene interesante, informando de los asuntos que ocurren en los pueblos y ciudades que visitamos, y contando también algunas de las leyendas, claro, todo a su merecido tiempo. La historia de la campaña principal nos entrega un desarrollo con un tinte trágico a pesar de las coloridas gráficas y este grupo de buenos amigos, pues como podrán imaginar el marco de la aventura nos cuenta sobre la corrupción de las personas y algunos serafines que han caído presas de los Infernales, esto debido a la poca fe de los habitantes, quienes han dejado de creer en esta “familia del cielo”, olvidándose de ellos en los templos y llevando así al crecimiento del mal, cosa que le mostrará a Sorey una realidad que no conocía y en la que tendrá que tomar algunas difíciles decisiones en su camino por convertirse en un mejor pastor, es decir, una persona especial, con la capacidad de poder salvar al mundo con la ayuda de los serafines, obteniendo así una serie de habilidades y poderes especiales.

HORAS PARA CAMINAR, LUCHAR Y HABLAR

Tales of Zestiria como buen JRPG nos sumerge en un mundo bastante grande lleno de tesoros, calabozos, ciudades, pueblos, bosques, desiertos, cuevas y mucho más; en estos lugares además de la historia principal, tendremos otras misiones alternas que nos irán marcando en el camino, así como algunos retos en forma de templos en los que tendremos que sobrevivir oleadas de enemigos, algo útil para subir de nivel… aunque claro, también tenemos la opción de ir acabando con todo lo que nos encontremos en el horizonte, pero con calma pues he de decir que el rango de los enemigos, bestias y animales varían en dificultad, así que en más de una ocasión nos podremos llevar una sorpresa en la que las cosas se pondrán realmente complicadas, cosa que hará que nuestros compañeros comiencen a exclamar que quizá sería mejor escapar del encuentro, antes de perder la vida.

El estilo gráfico en cel shading sin duda llama la atención, sobre todo en los escenarios con casas y castillos, normalmente en estos lugares todo guarda mucho detalle con todo tipo de colores, y diseños de texturas. Por otra parte en el mundo abierto (bosques, prados, desiertos) el aspecto del juego es más simple, pues además de tener una perspectiva más amplia, uno siente que tarda mucho en llegar a algún sitio y aunque el número de enemigos está bien manejado, también da la impresión de que faltan. Ahora, que para los que no les gusta tanto ir caminando de aquí a allá, más tarde en la aventura podremos realizar viajes rápidos a los puntos de guardado ya desbloqueados, aunque esto en algunas veces tampoco estará disponible, y en las misiones en las que tengamos que ir a un punto determinado aún sin ubicar, esto será un dolor de cabeza al tener que cruzar los varios mapas en busca de nuestro objetivo. Así que, o se ponen ágiles con la memoria, o se arman de paciencia.

Ya dije que los escenarios eran variados y definidos, pero ¿y las criaturas? por suerte estas también tienen un buen repertorio, eso sin mencionar que los enemigos tendrán una especial debilidad por algo en específico, así que será nuestra tarea encontrar aquello que les hace daño para ganar más fácilmente los encuentros, la buena noticia es que Tales of Zestiria tiene una inmensa lista de especiales, golpes y armaduras para que nunca estemos aburridos.

COMBOS Y MAGIAS AL POR MAYOR

Tales of Zestiria guarda el sistema ya conocido de la saga, para los fans esto es bueno pues de entrada ya sabemos que esperar y hasta podemos aventurarnos a dificultades más elevadas; por otra parte, para los que no la conocen pero si saben de juegos RPG o quieren simplemente experimentar con este género, los controles se pueden casi resumir como un estilo de combate “hack & slash” en el que iremos desbloqueando las habilidades y movimientos, mientras tenemos que estar al pendiente de la vida de nuestros compañeros, proveyéndoles de las pociones necesarias para que mantengan su poder y su vida, algo crucial pues habrán instantes y enemigos que nos podrán bajar la vida de un sólo golpe mortal. En estos enfrentamientos en tiempo real la estrategia será muy importante, pues como ya mencioné, tendremos que saber las debilidades del enemigo para tener ventaja, asimismo el ritmo de la pelea será de vital importancia (no estamos ante un machaca botones), usar la defensa y esquivar en momentos justos nos podrá llevar de una partida ganada a una horrible derrota, con todas nuestras pociones desaprovechadas y nuestros personajes moribundos. Pero no se espanten, esto es un juego así que podremos comenzar de nuevo; y eso sin mencionar la mejora de equipo y los elementos para volvernos cierto porcentaje más fuertes en alguna característica para llegar con ventaja.

Como novedad en la saga ahora los humanos se pueden fusionar con los serafines, esto puede ser activado casi a voluntad nuestra, o dejarlo en modo automático (al igual que la estrategia de combate) para que el juego decida cuándo es el momento oportuno para tal movimiento. Esta fusión nos puede servir de muchísima ayuda ya que al sumar personajes en uno sólo también aumenta o rellena la línea de vida y resistencia, por otra parte si jugamos mal, al dividirnos de nuevo tanto humanos como serafines podrán verse debilitados. Como ven, Tales of Zestiria destaca en sus combates ya que en cuestión de segundos podemos decir adiós a una preciada victoria, lo cual hace del juego algo interesante y lleno de acción. A parte tengo que mencionar que algunos de los movimientos especiales están bellamente animados con el motor del juego.

Lanzado originalmente en enero en Japón, Tales of Zestiria por fin estuvo disponible en Europa y Norteamérica a fines del mes de octubre, una espera que sin duda ha valido la pena tanto para los fans de la saga como muy posiblemente para un público general y seguidor de éste tipo de juegos; encontrando grandes detalles como la posibilidad de escuchar el juego en idiomas inglés y japonés con subtítulos en español, la nueva entrega sirve también para conmemorar los 20 años de esta gran franquicia que comenzó en Super Nintendo con Tales of Phantasia. Sí, muchos años y muchas aventuras han pasado desde entonces, y desde spin-offs, más de una docena de títulos en su serie principal, y hasta adaptaciones al anime, estas dos décadas nos han demostrado que “Tales of” sigue y seguirá vivo. Sin duda Tales of Zestiria mantiene el buen camino de la saga y, aunque quizá en Playstation 4 (donde lo reseñamos) no tenga un poderío gráfico impactante, la verdad es que es un buen juego que brilla por sus demás partes. Además, les tengo que decir que las varias intros de la aventura están en anime, algo que realmente les gustará.