Uncharted: The Nathan Drake Collection. Reseña
uncharted-the-nathan-drake-collection-remake-ps4

Entre los videojuegos exclusivos de PlayStation existen varias sagas sumamente buenas, unas de fantasía, otras de disparos, aventuras, héroes míticos y sinfín de historias maravillosas, sin embargo de entre todas se destaca una en particular la cual tiene una gran singularidad, su protagonista carece de poderes sobrenaturales y siempre que sale victorioso de sus batallas, podría agradecérselo principalmente a la suerte, quizá mezclada con una pizca de pericia, pero mayormente es fortuna. Nathan Drake, el caza tesoros sarcástico que Naughty Dog ha creado y nosotros no nos cansamos de jugar en su épica serie Uncharted. Esta es mi reseña de la esperada Uncharted: Nathan Drake Collection.

HEREDERO DE FRANCIS DRAKE

Han sido cuatro los juegos creados de Uncharted, tres para la PlayStation 3 y uno para PS Vita, sin embargo ésta última no fue hecha directamente por Naughty Dog, incluso los fanáticos como un servidor, sabemos que ese no es ni la sombra de los otros tres. Bueno, esta tríada de títulos fueron remasterizados por la amada compañía en una colección que lleva por nombre Uncharted: Nathan Drake Collection.

Sí, cuando me enteré de dicha noticia seguí confirmando que estamos en una época de remasterizaciones para la actual generación de consolas -Xbox One y PlayStation 4- y sinceramente debía tener aspectos y mejoras que me llamaran la atención para adquirir este juego, a pesar de ser dueño de las versiones anteriores, es decir “¿Qué tiene esta colección como para ser digno de comprarlo en mi PlayStation 4?”

Para empezar hubo un re-mapeo completo de las texturas tanto de los personajes, como de los ambientes, no puedo negar la diferencia significativa de las plantas, piedras, agua, piel, cielo, así como de los efectos que en un principio fueron muy buenos, pero conforme pasan los años ya no se notan tan tan tan tan espectaculares. El fuego, las explosiones, la penumbra, las sombras, iluminación, polvo, nieve, todo eso sufrió lo que en mi pueblo le llaman una “chaineada”, es decir, más allá de remozarlos, los optimizaron para evitar ese pixeleo clásico de los gráficos de pasada generación.

Se observa a leguas que la mayoría de texturas fueron vueltas a hacer, no es como que se note una alza en la calidad nada más, si no que realmente buscaron darle ese toque de realismo pues el motor gráfico de la PlayStation 4 podría provocar que una mala textura se vea acartonada. Sin embargo no podemos esperar lo mismo de las mecánicas en los personajes, sigo sintiendo los mismos movimientos de repente exagerados o incluso como si no me obedecieran del todo. No estoy hablando de un control mal hecho del personaje, sólo que las mecánicas fueron capturadas hace años y no se volvió a hacer el mismo trabajo, recuerden que ninguno de los tres juegos se volvió a realizar. Así que no esperen cambios muy notorios en este departamento.

60 FPS nos prometió Naughty Dog, y 60 FPS tenemos. Aquí sí, la diferencia es abismal al haber jugado las primeras versiones con esta, se nota desde el momento en que corremos, disparamos, apuntamos con la mira del rifle de francotirador y hasta en las cinemáticas. Mi primera impresión era que se vería raro y no es así, se agradece mucho el esfuerzo por desear hacer algo más allá de un simple “port”. Se nota que trabajaron bien, sabiendo que es un juego diseñado exclusivamente para PlayStation 3 y debieron migrarlo a la nueva arquitectura de hardware. Así que no es cualquier cosa.

Hay otros tres aspectos muy importantes a mencionar. El primero es el modo fotografía que ya se está haciendo muy famoso entre los juegos de PlayStation 4 gracias al botón SHARE. Aquí se trata de detener el juego cuando se nos antoje y aplicar filtros y efectos a nuestro gusto para producir en la mejor foto posible. Puede ser en blanco y negro, antigua, con bordes, cambiar la profundidad de la vista, aplicar un poco el “ojo de pescado”, alejar la toma, girarla a su gusto… En fin, todo para que les quede al centavo y usarla de portada en Facebook. O donde sea. Son sus imágenes.

“Aplastante” era lo que creíamos complicado al jugar con Nathan, muriendo más fácil, con menos oportunidades de avanzar, un reto en toda la extensión de la palabra. “Brutal” es eso, una dificultad que se suma a las anteriores para hacernos el camino máaaaaas difícil y no encontrar el fin de la aventura tan rápido. “Brutal” es la manera amable de Naughty Dog para decirnos “súfranle desgraciados”. Aunque para muchos no lo sea tanto.

Una mala noticia es la de no contar con multijugador en ninguna de sus presentaciones, ni cooperativo en línea, pantalla dividida o el online. Simplemente hablamos de la historia principal jugada en solitario con el fin de volver a vivir esas tres historias tan buenas y con tanto misterio de por medio, que sólo Nate puede resolver. Así es, no esperen que les sirva de mucho conectarse a internet más que para sincronizar los trofeos que vayan sacando. Y son varios.

Los tres juegos cuentan con cambios en los benditos y hermosos y perseguidos y chiquitos bebé cosita bonita trofeos. Para empezar se quitan absolutamente todos los relacionados con los DLC’s que llegaron a salir para la saga. Tampoco encontrarán los que salían con el multijugador y online. Naughty Dog sólo dejó aquellos que estrictamente salieran en la campaña, y se le suman ocho con sus altas y bajas. Unos requieren activar trajes especiales, otros son de acabar en el modo más difícil. Entre estos incluyen uno donde el juego debe ser terminado en menos de dos horas y treinta minutos. Cabe destacar que estos ocho trofeos, se unen como si fueran un DLC y no cuentan para obtener el Platino. Así que el famoso “speed run”, lo pueden dejar para después. Uuuuuuffffffff.

¿Tenían la duda por cierto? Sí, son tres platinos los que se entregan en la compilación, además de que los ochos trofeos nuevos mencionados, son para cada juego, haciendo un total de 24 como DLC.

¿Y QUÉ O DE QUÉ TRATAN O CÓMO SE COME?

¿Ah no los conocen? Resumen rápido pues.

Uncharted: Drake’s Fortune

En su búsqueda por hallar toda la información posible de su ancestro Francis Drake y del paradero del mismo, Nathan se embarca con Victor Sullivan para encontrar su legado sin esperar que se encontraría con un caza fortunas dispuesto a todo por encontrar El Dorado, una estatua de oro puro que lo hará millonario, el problema es que desenterrarla podría destapar una coladera que contiene secretos muy peligrosos.

En mi opinión personal, este es el segundo mejor juego de los tres, porque siendo el primero en la saga, maneja demasiado bien las escenas de acción, persecuciones, tiroteos, diálogos y sobre todo los rompecabezas que a pesar de ser pocos y nada difíciles, son bastante entretenidos y nos tienen pensando por momentos en los que la adrenalina descansa un poquito.

Sé que esperan esto mis queridos y compinches cazadores de trofeos, efectivamente hay dos trofeos que cambian, ahora piden más tiros a la cabeza y muertes por granadas. Agregan nueve relacionados con el juego y sinceramente no están tan difíciles. Recuerden que Uncharted se trata de repetir mucho.

Uncharted 2: Among Thieves

Nathan tiene nuevos amigos, o más bien se reúne con algunos viejos que le ayudarán en su viaje para encontrar la Piedra Cintamani, sin embargo aquí el problema se torna muy complicado cuando un sanguinario cazador de tesoros de origen serbio quiere encontrar lo mismo que Drake está buscando.

Uncharted 2 es sin duda el mejor juego de los tres y quizá está entre los mejores diez en la historia de PlayStation 3. Simplemente no paras en acción, en locaciones, disparos, explosiones y aquí más que nunca, Nathan tiene que trepar y trepar y trepar. Está en mi Top 5 de esta consola. Tres trofeos con diferencias en sus requisitos, más siete totalmente nuevos. Los demás se mantienen idénticos.

Uncharted 3: Drake’s Deception

En esta ocasión conoceremos el pasado de Drake y cómo conoció a Sully, además de su cantidad impresionante de viajes y lugares que recorrerán para encontrar la ciudad perdida de Iram de los Pilares, pero sin saber que les aguarda una alucinante sorpresa.

No hay duda, estamos hablando del juego más espectacular de toda la saga, en especial porque contiene una de las mejores secuencias de acción que se hayan realizado en un juego para PlayStation 3, donde interviene un avión gigante y un desierto infinito. Hermoso juego sin duda.

Seis trofeos nuevos de paquete sin cambios en los demás. Y sí, mantienen el gracioso “Marco Polo”.

VEREDICTO

Si me lo preguntan así sin más, Uncharted: Nathan Drake Collection es un port, es decir, son los juegos para PlayStation 3 remasterizados para la PlayStation 4. No lo hicieron de nuevo, simplemente lo adaptaron en su resolución, cuadros por segundo, le reacomodaron los trofeos, le quitaron el multijugador y lo hicieron más bonito. Es eso en pocas palabras.

¿Lo hicieron más emocionante? Uncharted no puede ser más o menos emocionante. Hablamos de un equilibrio total en acción y calma, risas y seriedad, armas sencillas y escopetas desgraciadísimas, correr y trepar, amigos y enemigos. ¿Es más bonito? Por supuesto que lo es, un poco mejor de maniobrar también gracias al Dualshock 4 y se siente muy bien verlo en alta definición. Yo como amante de PlayStation me sentí muy tranquilo al ver un trabajo bien entregado por Naughty Dog, pues no destrozaron mis juegos que tanto adoro y que con tanto cariño los he acabado. Ya pronto los estaré volviendo a jugar para sacar el Platino.

Quien no conoce esta serie y tiene la nueva consola de Sony, se estaría perdiendo tres de los mejores juegos diseñados para estos sistemas. Los que cuentan con ambas consolas como un servidor, no es algo necesario, simplemente quizá sea una colección para los verdaderos fanáticos. ¿Lo recomiendo? Sí claro, pensando en que por el precio de uno, se estarían llevando tres joyas de Naughty Dog. En lo personal estoy muy contento con ellos, pues el verdadero tesoro que Nathan Drake está buscando, es la aventura que nos ha hecho vivir capítulo a capítulo.

Uncharted 4: A Thief’s End, se me enchina la piel al pensar en ti. No tardes pequeño. Mi disco duro y mi corazón siempre tendrán un enorme lugar para ti.