Adiós Bowie

El mundo está consternado por el fallecimiento de una de las más grandes figuras en la historia del pop: David Bowie. Aquellos que no sepan mucho de él, no se preocupen, nunca es tarde para escuchar su música o enterarse de algunos lugares donde apareció y dejó huella por su inconfundible rostro.

David Robert Jones -su nombre real- apareció en más de 22 películas, siendo sin duda la más famosa Labyrinth en donde interpreta al Goblin King, o más actual, Zoolander, en la cual aparece como él mismo haciéndola de jurado de pasarela. Pero las películas no eran su fuerte. Era la música y el espectáculo. Era Ziggy Stardust.

Con sus 28 discos incluyendo Blackstar, su última entrega con la que de una u otra manera sabíamos que llegaba a su fin, Bowie destacó como ningún otro con su música que rayaba en los extraño pero nunca negaba su enorme calidad, misma que le valió reconocimiento por algunos creadores de videojuegos los cuales usaron sus melodías. Oh sí.

“Space Odity” se utilizó en Alan Wake, juego para Xbox 360 y PC. Esa misma canción fue utilizada por Adam Sandler en su película “Mr. Deeds” -otro fan de Bowie-. ¿Vale la pena? Vale demasiado la pena oírla. Es un viaje. Un enorme viaje. Una obra de arte.

“The Man Who Sold the World” sonó en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain justo al principio del juego. Por si no sabían, Hideo Kojima es un fan de Bowie, y si no me creen pregúntense si el nombre de “Diamond Dogs” es mera coincidencia con el álbum que David sacó en el año de 1974. No lo es muchachos.

En Omikron: The Nomad Soul, juego de Quantic Dream, Bowie aparece en dos personajes, como el vocalista de una banda llamada The Dreamers y como Boz.

¿Vieron la película de “Inglorious Basterds” de Tarantino? La canción con la que Shosanna se viste de sexy rojo previo a la función de “Stolz der Nation”, se llama “Cat People”, y sí, también es de Bowie.

En “The Perks of Being a Wallflower” con la reina chiquita bebé Emma Watson, aparece “Heroes” de Bowie, siendo la canción que el personaje de Watson no reconoce y la hace su canción del túnel. Esta misma canción fue después hecha cover por “The Wallflowers”, usada en la película de “Godzilla” hecha por Roland Emerich. Un verdadero himno amigos míos. Un himno.

¿Quién no vio “Guardians of the Galaxy”? Yo la vi cinco veces en el cine, y entre las joyas de la banda sonora está “Moonage Daydream”, que suena justo cuando Quill y sus amigos se dirigen a ver al coleccionista.

“Changes”, otra mega canción, apareció en Shrek 2 pero no la original, sino otro cover. No suena mal, pero nada como la primera versión.

Y así nos podemos pasar horas hablando de este icono que marcó la vida de cualquier cantidad y tipo de gente. La intención no es hacerlos fanáticos, la intención es recordarlo y seguir oyendo su música, la cual no va a pasar de moda, seguirá siendo increíble, seguirá provocando que la piel se nos ponga de gallina y nos haga viajar, viajar muchísimo. Ahora los dejo con el arte de Yoshitaka Amano, en memoria de David Bowie.

Adiós Ziggy. Adiós Bowie.