Batman v Superman: Dawn of Justice | Crítica

Luego de Man of Steel, Zack Snyder regresa en la silla del director para llevar a la gran pantalla una pelea sin precedentes, épica y cargada de un drama donde nos muestra que toda acción tiene una reacción, y en la que el rencor, el odio y la rabia pueden cubrir a un villano en las sombras, y cegar a un hombre bueno. Batman v Superman: Dawn of Justice es quizá, la respuesta contundente al paso acelerado de Marvel, quien lleva años construyendo su universo cinematográfico.

SIN SPOILERS

Antes que nada tengo que decir que en Kopodo respetamos el gusto por el cine en todos sus géneros (sí incluso las cintas de tiburones asesinos clase B), y estamos concientes que aún la gran mayoría de personas no ha visto la película, por lo que siéntanse seguros de leer esta “crítica” ya que no revelaremos ningún spoiler, pues hay que decir, hay algunos muy importantes que esperamos el público que ya la vió también sepa contenerse y no los comente en redes sociales.

BATMAN V SUPERMAN: DAWN OF JUSTICE

Funcionando como una secuela directa de Man of Steel, en esta primera película con un nuevo Batman/Bruce Wayne interpretado por Ben Affleck, vemos como toda la destrucción ocurrida entre la pelea de Zod y el Hombre de Acero ha tenido consecuencias graves, no sólo el público a nivel mundial está dividido entre sí dar su apoyo a Superman o no, también Bruce Wayne ha tomado una postura firme al respecto, y es la de encontrar la forma de parar una posible amenaza que pueda acabar con la raza humana ¿Pero qué es lo que tanto le preocupa? lo más interesante del film es que vemos a un Wayne/Batman entrado en años, y con la experiencia de haber enfrentado ya a muchos villanos en Ciudad Gótica, lo cual lo ha hecho precavido y también desconfiado, casi llegando al punto de no tener esperanza en alguien que posea un gran poder.

Wayne piensa que el poder corrompe, y Alfred (Jeremy Irons), pendiente de esto, habla de que la frustración y el enojo desmedido hacen que los buenos hombres cometan actos de crueldad. Esto al notar la creciente ira que Bruce guarda en su interior. Y es que uno de los puntos claves de la historia es que Zack Snyder y David S. Goyer (quien trabajó junto a Christopher Nolan en la trilogía pasada del Caballero de la Noche) han sabido plasmar a estos dos personajes Batman y Superman en medio de una crisis emocional, de frustración y hasta con una sed de venganza por razones personales y para llevar justicia a los inocentes caídos; temas que nos dejan ver lo que está por venir. Así que, como todo el mundo espera, estos dos íconos de DC se enfrascarán en se podría decir, una pelea a muerte donde como en toda guerra, nadie es el verdadero vencedor. Este es el drama de Batman v Superman: Dawn of Justice, la búsqueda de encontrar un culpable y hacerlo pagar hasta sus últimas consecuencias.

AFFLECK, EL NUEVO BATMAN

Muchos se preguntarán si el actor ha dado el ancho en personificar al héroe de los cómics, sobre todo después del legado que tanto Nolan, como Christian Bale marcaron ya años atrás; bueno, es justo mencionar que este Batman, aún guardando sus mismos principios, se siente distinto. Aquí no se trata de una competencia, a mi parecer, ambos Batman son perfectos y cada uno entrega lo que cada universo cinematográfico le pide. En este sentido Affleck entrega un papel digno, con un hombre murciélago con experiencia en años de luchar el crimen, un poco cansado pero letal a la hora de pelear, sin duda mucho más violento (estilo Arkham) y con una visión acerca de la vida y los hombres de poder que lo hacen muy desconfiado. El personaje a los ojos de Alfred se mira entre un acantilado en el que puede caer a la desesperación al ser arrastrado por una ira y el trauma de su niñez, asunto que claramente nunca ha superado por completo, y la esperanza de ver más allá y encontrar así lo que lo ayude a seguir en su meta por proteger a los inocentes. Bueno, todos sabemos que Batman nunca ha sido el más alegre de la fiesta, pero aquí nos dejan ver cómo esto también lo puede llevar a la destrucción.

Por su parte Jeremy Irons hace un papel ejemplar, tanto así que se puede robar cada escena en la que tiene aparición, con comentarios agrios y sarcásticos hacia su protegido Bruce Wayne, vemos a un Alfred que se ha convertido en un fiel amigo que sólo puede hacer notar los peligros de alguna forma de pensar, pero que sigue apoyando a Bruce en sus decisiones. En pocas palabras, vive con dolores de cabeza esperando siempre lo mejor y bromea mucho con la forma de vida de Batman.

UN SUPERMAN QUE SIGUE APRENDIENDO

Batman v Superman: Dawn of Justice es sobre consecuencias, y como ya mencioné, al ser una secuela directa de Man of Steel vemos que todos los hechos ocurridos en esa película le siguen a todas partes. Por un lado la gente lo idolatra y lo pone como un salvador de otro mundo que ha llegado para protegerlos, por otra parte están quienes piensan que Superman debería seguir reglas y pagar por toda la destrucción que logró en la batalla contra Zod, básicamente.

Aquí Henry Cavill (quien protagoniza al Hombre de Acero) se mantiene igual que en la cinta pasada, y le añade algo más de soledad e incluso de desesperación; es obvio que Superman quiere hacer el bien, pero gracias a varios hechos en el film es algo que se muestra difícil. Aquí cabe aclarar que no estamos ante el personaje que todos amamos del cómic, pues Zack Snyder y David S. Goyer nos plantean un ser imperfecto en vías de aprendizaje que sigue en su camino para llegar a ser un superhéroe como lo conocemos en el medio impreso. Con esto también se da pie a otros asuntos que podrían suceder a futuro.

EL VILLANO DE TURNO LEX LUTHOR Jr.

Jesse Eisenberg es un joven Lex Luthor, hijo del temible Lex que todos conocemos, quizá la finalidad de esto era dar oportunidad a experimentar con el personaje un poco, y entregar algo no visto. Bueno, por fortuna en Batman v Superman: Dawn of Justice Eisenberg hace un papel lleno de cuidado, por un lado tenemos a un joven Lex Luthor que es un tanto bromista y que se toma las cosas a la ligera, casi como si pensara “si algo no sale bien ya habrá otra oportunidad” pero en el fondo se muestra como una persona sin ninguna moral, y con una búsqueda insaciable de poder. Lex Luthor no descansa en el film y usa todo lo que tenga a su mano, y sacrificará a quien sea para cumplir sus objetivos. Dicho esto es claro mencionar que es alguien inteligente que sabe aprovechar cada instante. Con una mente psicótica, es sin duda alguien de temer, lo más llamativo del asunto es que mientras las cinta se desarrolla vemos como su personaje va creciendo gracias a algunas escenas de tensión, en donde con una voz casi temblorosa exclama asuntos del pasado, mientras trata de resolver otras cosas que desea. El lado negativo de la película es que siempre está en este limbo entre la locura y el deseo de poder a toda costa, pero sin llegar a ser totalmente tétrico, en lo personal me hubiera gustado ver un desarrollo de personaje completo y no tener que esperar seguramente a la siguiente producción en gran pantalla. Aún así cumple como villano.

Y hablando de villanos, todos ya vimos a Doomsday en los trailers así que no es ningún spoiler, lo que no saben es su origen en el largometraje así que tampoco se los diré. Lo que si puedo decirles es que las escenas donde aparece este mortal enemigo están plagadas de acción, efectos visuales a tope y en general es muy, muy espectacular, así que dejando de lado los “porqué y los como” creo que no quedarán defraudados. Y sí, pone a prueba la trinidad de DC.

GAL GADOT, LA MISTERIOSA WONDER WOMAN

Si hay algo que rodea toda la película es el misterio, esto puede ser porque antes de Batman v Superman: Dawn of Justice el único personaje en tener su propio film es Superman, pero por ejemplo Batman y Wonder Woman no, así que todo, absolutamente todo lo relacionado con ellos es totalmente desconocido y sumergido en un profundo misterio que seguramente se resolverá cuando tengan sus propias películas.

Dicho esto Gal Gadot hace un papel ejemplar como Wonder Woman, de lo que se alcanza a ver, tenemos una mujer muy fuerte, honorable y bondadosa pero también tenaz en llevar justicia. Espero con muchas ganas ver su adaptación en 2017 pero de entrada les puedo mencionar que al parecer está rodeada de toda la mitología del cómic, además hace un buen acto de presencia en Batman v Superman: Dawn of Justice cuando las cosas se ponen difíciles. De hecho es uno de los grandes momentos de la cinta, tanto así que toda la banda sonora cambia para darle fuerza y protagonismo a este personaje, el cual sin duda alguna, ya merecía tener su oportunidad en la pantalla grande. En serio, es algo que tienen que ver.

ASOMBROSOS EFECTOS VISUALES Y BANDA SONORA

Si hay algo 100% bien logrado y de lo que absolutamente nadie puede dudar es de los efectos especiales en la película, pues todo es verdaderamente increíble, nunca nada se nota falso, con CGI y la fotografía es adecuada en todo momento, en Ciudad Gótica se mantienen los tonos grises y en Metrópolis reina el frío tal y como en Man of Steel. Por su parte Doomsday es sorprendente en todo momento y la lucha es espectacular, con una serie de efectos visuales que van desde rayos, humo, partículas, explosiones y mucha destrucción, todo es bastante bueno y memorable.

Mención especial al Batimóvil: Es demasiado genial. Punto.

La banda sonora es también otro punto increíble; realizada por el compositor alemán y ganador de numerosos premios Hans Zimmer quien trabajó en Interstellar, 12 años de esclavitud, Rush, Man of Steel, The Dark Knight Rises, Inception y más, logra transmitir en cada segundo de los 151 minutos de la película toda la intensidad necesaria para brindar cada sentimiento en cada escena. Por si fuera poco, además hay que hacer mención que cada personaje importante en el film tiene su propia banda sonora; tal y como mencioné con Wonder Woman. Así que sin duda Batman v Superman: Dawn of Justice no es algo que se tenga de disfrutar en una pantalla grande y ya, es una producción que necesita de un buen sistema de sonido y un buen volumen porque en serio, créanme si les digo que es realmente impresionante el trabajo de audio, de hecho me atrevería a decir que rebasa por completo a las cintas de Marvel en este aspecto. “El omnipresente Zimmer” convierte el sonido de Batman v Superman: Dawn of Justice en otro personaje más de la historia, entregando algo esencial a la película y que la complementa para endulzar cada momento.

LA PERFECCIÓN NO EXISTE

Aunque esta apuesta por parte de Warner Bros. y DC en crear un universo cinematográfico complejo y más maduro es admirable, Batman v Superman: Dawn of Justice tiene sus fallos como toda película, el principal sin duda y que a todo el público le atañe es que al no tener adaptaciones de personajes por separado (Batman y Wonder Woman) existen muchos cabos sueltos en la narrativa; continuamente somos bombardeados con información en diálogos y escenas en donde una mirada es suficiente para saber que hay algo detrás de ello, la mala noticia es que no sabemos qué y obviamente nos gustaría tener respuestas pues el universo que se ha construido y que se está plasmando aquí obviamente guarda mucha mitología de los cómics, es decir, no estamos ante una producción “realista”, si no algo que definitivamente se alimenta del medio impreso en muchos factores. Los conocedores del cómic seguramente sabrán algo… quizá, pero nada es seguro, y el público en general podría no apreciar esos pequeños detalles que de existir precuelas de personajes serían mucho más llamativos.

Dicho esto hay que decir que definitivamente Batman v Superman: Dawn of Justice es una de esas películas que con los años irán teniendo más sentido. Por ejemplo, este 2016 llega Suicide Squad y estoy seguro que habrán elementos que se complementarán con esta cinta. A propósito o no, sólo con el tiempo sabremos si DC y Warner Bros. se apresuraron en sacar el film para seguir la marcha de Marvel pues aunque nadie afirme que existe una “rivalidad”, es bien sabido que todos deseamos asombrarnos, para eso pagamos el boleto, así que es necesario mostrar algo que dé cara al resto de la competencia. Bueno, esa es mi opinión personal.

¿QUIÉN GANA? ¿BATMAN O SUPERMAN?

La pregunta que todos se hacen sin duda más allá de que si la cinta es buena o no, y se las voy a responder: Ganamos nosotros, el público que ha seguido los personajes ya sea por las películas, los cómics, las animaciones y caricaturas. En mi caso tuve la oportunidad de ver tal encuentro el viernes pasado y creo que el simple hecho de que alguien se haya interesado en hacer un film de este tipo es de agradecer, pero también porque está hecho con seriedad y compromiso a los fans y la gente que desea (nuevamente) asombrarse en la sala del cine.

¿Qué sorpresas nos esperan en las siguientes películas? Vayan a ver Batman v Superman: Dawn of Justice, y traten de responder esta incógnita. Y recuerden, para los que queden con ganas de más, ya está anunciada una versión R con unos 30 minutos extra, así que estén seguros que aquí en Kopodo haremos otra reseña a esa versión, ahora sí hablando de los spoilers.

Oh sí, y antes que se me olvide… si creyeron que por ver los trailers ya vieron la película, están equivocados, de hecho los avances están tan bien editados que guardan muchas sorpresas entre ellos.