Belleza Inesperada | Crítica

Casi para terminar el año New Line Cinema y Warner Bros. Pictures estrenan en los cines de nuestro país Belleza Inesperada (Collateral Beauty), cinta dirigida por David Frankel (The Devils Wears Prada, One Chance) bajo un guión de Allan Loeb (21, Rock of Ages, Here Comes the Boom) y que cuenta con un reparto formado por Will Smith, Edward Norton, Keira Knightley, Kate Winslet, Helen Mirren, Michael Peña, Jacob Latimore y Naomie Harris.

DRAMÁTICA DE INICIO A FIN

Will Smith hace el papel de Howard Inlet, un publicista que ha armado una empresa en compañía de sus buenos amigos (se entiende de casi toda la vida) Whit Yardsham (Edward Norton), Simon Scott (Michael Peña) y Claire Wilson (Kate Winslet); sin duda las cosas y por lo que se mira en la cinta, han costado su arduo empeño, pero entre los cuatro, y con años de trabajo han logrado hacerse de un nombre para atraer compañías y dar trabajo a otras personas. Una empresa se podría decir casi familiar, pues los cuatro amigos se tienen buen cariño y eso queda demostrado en la historia.

Sin embargo, cuando Howard pierde a su hija pequeña todo comienza a desmoronarse, él se hunde en la soledad y en la depresión y sus amigos ya no saben como sacarlo de esto, algo que por cierto comienza arrastrar a la empresa a perder clientes y vislumbrar un futuro incierto, ocasionando de esta forma que todos puedan perder su empleo, su sustento y por todo lo que han luchado. Es por esto, que luego de más de un par de años en esta situación Whit, Simon y Claire deciden dar un último paso para ayudar a su amigo, o si es posible, quitarle su peso en la junta directiva para volver a tener una buena dirección.

En este momento entran en escena tres personajes que servirán de guía a través de la historia, ellos son Amy (Keira Knightley), Raffi (Jacob Latimore) y Brigitte (Helen Mirren), un trío de actores que son contratados para dar luz (por decirlo de una forma) a la vida de Howard, ellos entonces hacen los papeles de la vida, el tiempo y la muerte respectivamente, tres personajes a los que Howard ha escrito cartas para quejarse de su tristeza o tratar de entender qué ha sucedido con su vida.

Hasta aquí las cosas van bien, uno entiende que la medida desesperada de los amigos de Howard es para tratar de hacerlo entender que aún puede vivir y que debe seguir adelante, pero también para en un momento dado, usar eso en su contra y declararlo incompetente para la toma decisiones ante la junta directiva y que nadie pierda su trabajo.

UNA HISTORIA SIN RUMBO

El plot de Belleza Inesperada en verdad puede resultar interesante y algo original, sobre todo cuando comenzamos a conocer a los personajes, pero luego de unos momentos es más probable que empiecen a perder el interés por la historia, esto debido a que la narrativa pierde su rumbo, llevándonos simplemente al día a día de Howard, quien en varias ocasiones se topa con la vida, el tiempo y la muerte, quienes tratan de hacerle entrar en razón para seguir con su vida, pero el personaje de Will Smith no avanza y sólo se remite a pelear y discutir escena tras escena con estos tres personajes. En pocas palabras, los minutos pasan y no se va a ninguna parte. Lo curioso del asunto es que Howard tiene más oportunidad de comenzar a recuperarse por otro personaje, que por los que intentan hacerle ver algo de luz.

Por otra parte los amigos de Howard vemos, también tienen sus propios problemas, pero al parecer ellos si obtienen un desarrollo, llevándolos a un desenlace bien manejado. Claro que, Howard es el punto central, y éste no se mueve. Lo que deja un sin sentido contínuo.

PODRÍAN DECIRLO CON MENOS

No me canso en decir que la cinta tiene una buena base, pero ya sólo hasta los últimos momentos es cuando notamos verdaderos cambios, lo que nos hace desear una película que dure menos de hora y media, o que haya tenido un guión más interesante; con giros, evolución de personajes y un final inesperado. En cambio de eso tenemos una historia con diálogos y actitudes que se repiten en su sentido, y sólo unas contadas situaciones que verdaderamente valen la pena dentro del film.

Al final de cuentas Belleza Inesperada trata de convertirse en una historia de esperanza hecha para la temporada navideña, un drama que entrega luz a sus personajes y que nos deja con increíbles momentos; pero queda corta en la mayoría de sus aspectos, incluso con una serie de decentes actuaciones que de las que, como en todo lo demás de la cinta, podríamos esperar más.