Buenos Vecinos 2 | Crítica

Vivimos en una época en donde la igualdad es tema de todos los días, tanto hombres como mujeres deben de tener los mismos derechos y obligaciones, y en Malos vecinos 2 una cosa queda muy clara, ¡las mujeres también tienen el derecho de fiestear!

Mac (Seth Rogen) y Kelly Radner (Rose Byrne) están de vuelta, decididos a ser buenos padres para su hija Stella; digamos que más que buenos padres, son diferentes en sus técnicas de paternidad.
Aun así buscan lo mejor para su hija, su nuevo bebé en camino y para su matrimonio, por lo cual quieren mudarse y ruegan por encontrar un comprador para su hogar. Lo que no debería de ser problema, ahora que los “malos vecinos” ya no se encuentran a lado.

Por su parte Teddy Sanders (Zac Efron), junto con su amigo gay, Pete Regazolli (Dave Franco) ahora llevan unas vidas más maduras, con responsabilidades, aunque a Teddy le cuesta más desenvolverse en el mundo adulto, por las secuelas que le dejó haber festejado tanto y de formas tan explosivas.

Al elenco se une Chloë Grace Moretz quien da vida a Shelby, una joven universitaria que lo único que busca es su derecho de hacer fiestas desenfrenadas, sin el tema sexista que los hombres buscan. Es por eso que ella funda su propia hermandad para poder festejar de la forma en que las chicas lo hacen. Aún sin importarle las necesidades de la familia Radner, ella llevará a cabo varios planes para pagar al alquiler y mantener alejados a Mac y a Kelly.

Le película es producida por Good Universe/Point Grey Pictures y distribuida por Universal Studios, y de nuevo el mando de director lo lleva Nicholas Stoller, quien la verdad hizo un gran trabajo en la comedia anterior y que ahora nos da una historia con varios mejores momentos. Así es, esta secuela, en la cual también vemos a Selena Gomez, nos trae de vuelta todas esa carcajadas y momentos graciosos que hizo tan peculiar a la primera parte del 2014. Buenos Vecinos 2 (Neighbors 2: Sorority Rising) es una película con un humor adulto, con chistes un poco subidos de tono, desde momentos con consoladores, hasta ventanas llenas de tampones usados, si ¡tampones!

En este tipo de películas no se puede ser muy exigente en cuanto a guión o trama, desde un principio sabes que será una película irreverente y disparatada, con el objetivo único de hacer reír, y vaya que lo logra en varias ocasiones. Aun así sigue una historia simple sobre una familia enfrentando de nuevo los problemas que les causan los jóvenes alocados y su necesidad de fiesta. Pero también a un joven que busca su lugar en la sociedad ya sea con su amigo gay y su futuro esposo, o con la familia que tantos problemas les causó.

Buenos Vecinos 2 es una película para pasar un buen rato, para reír y disfrutar con tu pareja o amigos, claramente cumple con su objetivo, no es una comedia burda y sin sentido como algunas otras a las que estamos tan acostumbrados (Adam Sandler), un pequeño paréntesis.

Aquí en Kopodo les recomendamos que vayan a las salas de cine a pasar un buen rato junto a la familia Radner y compañía, seguro se la pasarán bien.

Crítica por Emilio Vargas Sandoval.