Deseamos casarnos con el multijugador de Uncharted 4 | Crítica de amor total e incondicional

Este fin de semana se llevó a cabo la segunda etapa de la prueba de estrés al multijugador del esperado -y muy esperado por todos los retrasos- Uncharted 4: A Thief’s End, la supuesta culminación, y ojalá sean falsos los rumores, de una de las sagas más importantes, famosas y estupendas que Naughty Dog ha hecho y por supuesto, exclusiva de PlayStation. Con este sería el quinto juego donde Nathan Drake va en busca de algún tesoro y termina al filo de la muerte, contando el título realizado para la PS Vita el cual fue muy bueno, pero nada comparado con los de PlayStation 3.

Bueno, nos pusimos a jugar por horas este multijugador en línea el cual funciona como cualquier otro que hayan visto en el mercado: dos equipos, dos facciones, gana el que mate a más rivales. Así de sencillo, simplemente les dan un armamento especializado en el tipo de tirador que sean y los ponen en un mapa a matar a diestra y siniestra. Bien sencillo. Sin embargo deben estarse preguntando por qué hemos solicitado a un juez que nos una en sagrado matrimonio con este multijugador. Ahí les van las razones poderosísimas que nos motivaron a pedir tal suceso.

Para empezar los mapas son completamente explorables con la forma que ya tan conocida es en el mundo Uncharted, es decir con el famoso parkour. Podemos trepar columnas, edificios enteros, correr sobre azoteas, colgarnos de pechos de paloma, de filos de algún techo, estar a punto de caer al precipicio y además de eso, poder disparar desde ahí como Drake comúnmente lo haría sin chistar. Sin derramar una sola maldita gota de sudor que seguramente ha de saber a jugo de frutas silvestres.

Luego vienen precisamente esos movimientos de parkour que dan muchísima libertad en el personaje y además posibilidades de rondar por todos lados buscando el mejor ángulo para atacar a los enemigos, mismos que no mueren por el roce de una bala, pues aquí la vitalidad se maneja igual que en el juego quizá en una dificultad “Hard”, donde no se requieren tantas balas para matarnos, pero tampoco es con la primera que pase zumbando. Ahí también está el detalle: no morimos de buenas a primeras, pues tenemos un periodo en donde podemos ser rescatados por nuestros compadres de equipo, o recibir el tiro de gracia por parte de los desgraciados rivales. Es un tiempo que estamos con el alma en un hilo súper disfrutable.

Lo que sí nos puso los pelos de punta son las armas especiales, o mejor dicho, los conjuros raros. Resulta que nos dan dinero por cada muerte u objeto encontrado en el juego -algo así como los tesoros-, y conforme juntemos más monedas podremos ir comprando hechizos como los que salieron en Uncharted: Drake’s Fortune cuando visitamos El Dorado y aparecieron unas figuras fantasmales bien efectivas para matar gente. Entonces cuando la aventamos es un pandemonio hermoso que provocará varias muertes casi imposibles de evitar. Una brutal chulada.

Gráficamente es lo esperado, modelos muy bien diseñados, pulidos, con mapeos geniales, con Elena chiquita bebé como personaje seleccionable así como Nate, su hermano y Sully. Los mapas tienen muy buenos detalles, los edificios son completamente como en Uncharted los veríamos, las locaciones se ven geniales y prácticamente nos encantó a pesar del poco tiempo que se tiene para poder explorar. Siendo honestos, nos encontramos con un grupo de muchachos bien experimentados que nos dieron algo de batalla, leve honestamente pues les ganamos en la primera partida. De ahí en fuera estuvieron más intensos pero seguimos estando en el equipo ganador.

Efectivamente, ningún abogado nos ha querido casar con el multijugador de Uncharted 4 pero nuestra luchita ya la hicimos. Lo único que queda esperar es el día de las madres acá en México -10 de mayo para los que no sean de acá-, para tenerlo en nuestras manos, consolas, alma y corazón. Recuerden que Uncharted 4: A Thief’s End es una creación de Naughty Dog con las voces de Nolan North (Drake), Richard McGonagle (Sully), Troy Baker (Sam, hermano de Nate), Emily Rose (Elena) y Laura Bailey (Nadine).

Uncharted 4 ha sufrido muchísimos retrasos en su fecha de entrega debido a que los desarrolladores desean entregar una gran calidad del juego, y por consiguiente es la primera vez que un “retraso” nos da gusto.