Detalles del Gamergy Orange Edition, el mayor evento eSports de 2016

La próxima edición de Gamergy se denominará Gamergy Orange Edition gracias a un reciente acuerdo alcanzado por Orange y la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), empresa del grupo MEDIAPRO. Este acuerdo supondrá más espacio, más espectadores y más competiciones que convertirán a Gamergy Orange Edition en el mayor evento de eSports de este país. No en vano, la LVP es ya considerada una de las mejores ligas de deportes electrónicos de Europa.

Gracias a Orange la FinalCup 11 (finales nacionales de la LVP) será este año mucho más grande; el Orange Arena, donde se celebrarán las finales de Call of Duty: Infinite Warfare, y Counter-Strike: Global Offensive y el Asus Intel Stadium, donde se jugarán las finales de League of Legends, contarán con una capacidad total de más de 3.000 personas.

La nueva Gamergy Orange Edition ofrecerá de 600 puestos de juego, un 20% más que la pasada edición e incluirá nuevas actividades, como la Zona Level Up, una zona de juegos para móviles en las que los jugadores podrán alcanzar diferentes niveles a medida que superen varias pruebas.

Con la participación de Takis se amplía la zona Beat the Pro, donde los visitantes podrán retar a jugadores profesionales con los videojuegos: FIFA, Call of Duty, League of Legends, Hearthstone, Clash Royale y Counter-Strike.

También se amplía la zona Retrogamergy, dedicada a probar y competir en juegos, consolas y ordenadores retro: una zona de mas de 300 m2 para los más nostálgicos.

Las retransmisiones de la LVP, a la que ahora se liga Orange, son seguidas en la actualidad por más de 23 millones de espectadores anuales acumulados y generan más de 200 millones de impactos en redes sociales entre sus entusiastas seguidores. Esta competición, en la que MEDIAPRO cuenta desde octubre con una participación mayoritaria a través de Fandroid, empresa organizadora, es considerada la mejor Liga nacional de Europa.

Competiciones para todos los públicos

Gamergy Orange Edition acogerá diversas competiciones en las que tienen cabida todas las edades y niveles:

Gran Open El Corte Inglés: se trata de diversos torneos abiertos al público no profesional en los que los jugadores podrán competir en League of Legends, Counter-Strike: Global Offensive, Call of Duty: Infinite Warfare, Clash Royale, Hearthstone, FIFA 17 y, por primera vez, este año también podrán competir en Overwatch, el último shooter de Blizzard de gran éxito. Los participantes del Gran Open El Corte Inglés pueden conseguir premios de hasta 13.000 euros en efectivo, además de premios en hardware y periféricos. Pero lo más importante: los ganadores podrán labrarse un futuro en los e-sports, donde habrán entrado por la puerta grande jugando los torneos de la mayor liga de deportes electrónicos de España, todo un escaparate para equipos profesionales consolidados como G2 Vodafone, Asus ROG Army, Giants Gaming e incluso nuevos equipos como el Valencia CF eSports.

Competición retro: se trata de diversas competiciones de videojuegos clásicos, donde jugadores veteranos y jóvenes podrán jugar a videojuegos clásicos y de la pasada generación: Street Fighter 2, Mario Kart, Pro Evolution Soccer o incluso competir por la máxima puntuación en las máquinas arcade Galaxian, Tetris, o 1941 Counter Attack.

FinalCup11: la competición principal de Gamergy Orange Edition vuelve más espectacular que nunca. Los mejores equipos de deportes electrónicos del país se medirán en las finales nacionales de League of Legends, Call of Duty: Infinite Warfare y Counter-Strike: Global Offensive. Más de 320.000 personas siguieron las finales en las pasadas ediciones de forma online y 32.000 personas lo hicieron presencialmente.

eSports en crecimiento

Algunos estudios como el elaborado por Newzoo vaticinan que el próximo año incluso podrían superar en popularidad y seguidores a la mismísima Superbowl, considerado uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial. En algunos países asiáticos, como Corea del Sur, ciertos videojuegos están considerados prácticamente como un deporte más.

La mitad de los espectadores de eSports tienen edades comprendidas entre los 18 y 36 años, un colectivo que se ha alejado de la televisión, o por lo menos del modelo habitual de programación televisiva, gracias al vídeo en streaming, portales como Netflix y los contenidos de canales como YouTube o Twitch. La pasión por los e-sport se incrementa entre los más jóvenes con una penetración de 74% entre los menores de 24 años, y un 50% entre los 25 y 35 años.