DiRT Rally | Reseña

Si buscan un verdadero reto en rally esta creación por Codemasters sin duda no los dejará decepcionados. DiRT Rally, desde que fue lanzado hace ya algo de tiempo en PC en forma de Early Access por fin, ha sido publicado en su versión completa en esta plataforma vía Steam y también en las consolas Xbox One y Playstation 4, la que reseñamos con gusto.

UN ARRANQUE ESPECTACULAR

Desde los primeros instantes de este simulador uno se percata al tomar el control y dar con el acelerador, que DiRT Rally es algo no sólo especial, es un título que nos sacará canas verdes, algo así como el Dark Souls de los juegos de carreras. Con algunas ayudas iniciales de manejo, dependiendo de nuestra experiencia en los simuladores de rally, otras opciones que tendremos serán las de modificar la caja de cambios, suspensión del carro, afinar los frenos y demás; es decir, parámetros que nos servirán para conducir con más soltura dependiendo el entorno y el tipo de competencia en donde nos encontremos. Cómo detalle, ha desaparecido la función “Rewind” de anteriores DIRT.

Pero la cosa no se queda allí, uno de los detalles más llamativos del juego es que en el modo Campeonato podremos gastar nuestros créditos en crear nuestra parrilla de mecánicos para que nos ayuden a reparar el vehículo en las competencias; un elemento la verdad súper genial que agrega un toque de RPG se podría decir, ya que tendremos que manejar el dinero ganado e invertirlo, además de en autos, en contratar por temporadas a gente para nuestro equipo, lo mejor de todo, es que tendremos a disposición una larga lista de personas, cada una de ellas con atributos diferentes en distintos parámetros, así que será tarea nuestra el saber equilibrar a nuestro personal para sacar los mejores resultados. Finalmente, dependiendo de su desempeño, podremos extender sus contratos para nuevas temporadas o buscar alguien más.

Otros de los puntos que inicialmente les llamarán la atención, es que podrán calibrar la velocidad con la que su copiloto les vaya describiendo el tramo que conduzcan, esto para que sepan anticiparse a “aquella curva mortal” o ese segmento peligroso lleno de rocas. Por ejemplo. Para los ya experimentados en este deporte seguramente no necesitarán mayor explicación en los elementos del rally, sin embargo, para los que están empezando, DiRT Rally tiene una lista de videotutoriales que nos hablan a detalle de todos los puntos de importancia, desde el control del vehículo en la frenada, aceleración y más, el tipo de terreno que podremos encontrar, así como las posibles situaciones que tendremos que superar para convertirnos en ganadores.

FOTORREALISMO Y UN SONIDO EJEMPLAR

Ya adentrados en el juego, vemos que DiRT Rally maneja un estilo de gráficos fotorrealista, gracias a que usa el motor Ego 3.0 (el cual ha evolucionado con títulos como Race Driver, Dirt 3, Grid Autosport) entregando una paleta de colores muy acertada y equilibrada, más un paquete de texturas de alta calidad y unos modelados de autos realmente llamativos desde su exterior, hasta el interior, en donde podemos ver al piloto y copiloto y todos los elementos de un tablero de carreras de rally; además, por si esto fuera poco el sistema de partículas es bastante completo dejando como resultado una larga estela de tierra/lluvia/nieve detrás de los vehículos cuando cruzamos cualquier tipo de terreno, es decir aquí no veremos la típica montañita de polvo detrás de nuestras ruedas. No, de hecho tiene tanto volumen la nube de partículas que en carreras tipo rally cross apenas veremos el circuito, esto cuando nos encontremos obviamente, detrás de otros competidores.

Los efectos de suciedad en la carrocería son igualmente muy creíbles y naturales, los de clima son completos en todos sus entornos, y en lo personal encontré muy espectacular el alto nivel de detalle al ver como sale el agua salpicada a los lados cuando pasamos rápidamente por un charco. Sinceramente es algo que tienen que ver. Además, cabe decir que dependiendo del terreno, podremos dejar surcos en la tierra, algo más llamativo en rally cross pues en al segunda vuelta nos encontraremos con las hendiduras que dejamos anteriormente.

En el aspecto sonoro no puedo decir que sobresalga mucho el soundtrack, pero las verdaderas estrellas del show, los autos, suenan muy bien, y mejor aún cuando comenzamos a derrapar y alternar el acelerador y freno, pues es una sinfonía el poder percibir claramente todos los factores que nos rodean: las piedras que salen disparadas bajo nuestras ruedas, el efecto del terreno, las plantas contra las que chocamos, el crujir de la carrocería cuando vamos en altas velocidades y el ruido del motor mientras continuamente cambiamos y reducimos marchas.

TIPOS DE COMPETENCIAS

Para que podamos sufrir a gusto con la avanzada IA y todas las físicas con las que nos encontraremos en el camino, DiRT Rally tiene una serie de modos algo “normalones” en el género, estos son: Rally, rally cross, y hill climb; por su puesto también está el modo de campeonato, el online que cuenta con muchos jugadores, y el custom donde podremos elegir el número de escenarios a competir, y el tipo de “dinámica” de la competencia. En términos generales un contenido decente para experimentar con cada vehículo que vayamos comprando. Más si pensamos que cada uno de los carros se manejan completamente diferentes y más dependiendo del clima y terreno donde los pongamos.

LOS PEQUEÑOS MALOS DETALLES

Como todo juego DiRT Rally también sufre en algunos aspectos. Para comenzar la lista de carros, a pesar de tener maquinarias de los 70s hasta nuestros días, se puede sentir algo reducida, tenemos a disposición 39 (sobre todo si son muy fans del rally), la interfaz que por un lado se ve muy limpia, rápida y ordenada es de fácil lectura sólo si tienen pantallas arriba de 32”, o juegan muy cerca de su monitor; Otro detalle es que el único tutorial con el que contamos es el de video, así que si son primerizos puede que les cueste más de lo normal entender varios factores.

EL JUEGO DE RALLY PARA LOS DEDICADOS

Sin duda DiRT Rally es un título para los gamers dedicados y que gusten de los retos difíciles, ya lo dije al principio de la reseña, casi es como un Dark Souls de las carreras; cualquier mínimo error nos costará un preciado tiempo para llegar en primer lugar, y cada derrape mal medido nos sacará del camino, de hecho lo mejor que nos podrá suceder es que el auto quede en sentido contrario, y si pensamos que aquí no contamos con el rewind, lo único que nos queda es comenzar de nuevo la competencia.

Si me preguntan DiRT Rally es excelente en Playstation 4 a sus 60fps y 1080p (también en Xbox One y PC), en general es algo que tienen que experimentar y jugar no por un fin de semana, si no más tiempo para llegar a descubrir todo su potencial. Es uno de esos juegos que te sacan una gran sonrisa cuando empiezas hacer las cosas bien, y por supuesto es una entrega que obliga a Codemasters a seguir en este género, pues la verdad por si no lo habían notado, les quedó muy, muy bien.