DOOM Open Beta nos invitó a cruzar los dedos por una campaña asombrosa

Ok, sin duda ya todos leímos alguna reseña/opinión de lo que fué la beta abierta de DOOM del fin de semana y que con tantas ansias los jugadores esperábamos, por el simple hecho de que bueno, es DOOM, el padre, se podría decir, de los FPS actuales y que luego de casi 12 años hará su regreso para llevar a los jugadores al infierno. En fin, que como sabrán esto sólo es un comentario de la beta abierta, es decir de la versión sin terminar de un juego, así que muchas o pocas cosas podrían cambiar al día de lanzamiento.

Para comenzar esta beta abierta, para los que no la pudieron probar, tuvo lugar el fin de semana en PC, Playstation 4 y Xbox One, y nos mostró el “aire” que podremos encontrar en el modo multiplayer, el cual nos puso a pelear en equipos de 6 vs 6 y en ver quien dominaba áreas específicas del mapa. Dos formas de juego en dos mapas diseñados específicamente para la acción inmediata y sin respiro, ya que era muy fácil toparse con el enemigo en cualquier momento, un punto a favor para el que quiere un título lleno de sorpresas en donde los últimos segundos de una partida pueden volverse bastante intensos cuando el otro equipo, o el nuestro cometen algún error, entregando aquellos valiosos puntos al contrincante.

Esto y el acabado gráfico fueron de lo más acertado en esta beta, de eso seguramente todos estamos seguros; sin embargo lo que le siguió es otro cuento, y es que si hubo algo claro en la beta multiplayer de DOOM es que al parecer… se sentía más como un Quake Arena, Unreal Tournament o hasta Halo que el título infernal que todos esperábamos ¿Buena o mala noticia? No lo podremos responder hasta tener en nuestras manos la versión final, así que lo único que podemos hacer es esperar… y cruzar los dedos.

Para los fans de la saga sin duda fue un “giro inesperado” encontrar tantas ayudas en el multiplayer, pues no solamente los mapas estaban inundados de municiones y packs de vida (al estilo de Quake Arena o Quake Live), el juego recompensaba a todos, por el simple hecho de jugar, y no porque uno fuera bueno. En estas recompensas por ejemplo, podíamos mejorar el equipo, desbloquear “Hacks”, los cuales nos dan una cierta ventaja, colores y estilos de armadura para nuestro soldado. Y también el tipo de expresiones corporales de nuestro personaje, para demostrar nuestro humor en la victoria. Cosas que iban desde un simple saludo, a una pose de rockstar, o dar pequeños brincos y aplausos. Mencionado esto debo decir que las expresiones simplemente le quitaban toda la seriedad a DOOM y a ése infierno ultra hostil donde se supone que luchamos. En lo personal no me gustó, pero habrá a quienes les agradó esto. Imagino.

Dicho esto, otro de los asuntos a debatir fue la voz en español latino del narrador de los encuentros, ya saben, aquel personaje que nos dice cuanto falta para ganar un encuentro, etc y etc. Para hacerlo corto, éste personaje tenía un tono de humor en su voz bastante extraño, nunca supe si se iba a reír, o qué, pero podría apostar que a más de uno nos cansó un poco y más que eso, nos sacaba del tipo de atmósfera del juego.

Sin duda la beta de DOOM está dando de qué hablar, en lo personal siento que se está apostando por un público casual, pero al mismo tiempo tampoco es que se entregue algo nuevo, simplemente esta beta pareció algo genérico, que de DOOM sólo tenía el nombre y escenario… o quizá el hype me llevó a creer que encontraría otra cosa. Repito, estoy hablando de una versión de juego sin terminar, así que nada se puede dar por sentado.

Yo como muchos otros gamers fans de DOOM, obviamente estamos pensando ahora que si las cosas no cambian al final, la campaña del juego tendrá que ser memorable y con una dosis de dificultad digna para disfrutarse varias veces. Eso y una lista de trofeos casi imposible de sacar.

Por otro lado y antes de retirarme, también es de aplaudir que esta prueba fue llamativa (sí, dejando de lado que se trataba de DOOM, fue entretenida) pues por ejemplo sí que llamó la atención de personas que no conocían la franquicia, y que le encontraron el gusto a crear soldados con armaduras ultra llamativas, cromadas en plateado y colores brillantes tipo Halo (con todo respeto, porque me gusta Halo y es de mis favoritos) lo cual no está mal, pero repito, es DOOM.

En fin, en resumidas cuentas me divertí con la beta, y sigo esperando con todas las ganas al 13 de mayo para que por fin salga a la venta DOOM en PC, Playstation 4 y Xbox One, y espero más que nada una campaña impactante, llena de bichos raros, demonios de todo tipo y una enferma cantidad de armas ruidosas. Así que nos veremos luego.