Forza Horizon 3 | Reseña

Una vez que inicias y lo empiezas a jugar con los primeros autos, el juego es bueno, compras un deportivo, un boogie, es aceptable; pero todo esto cambia cuando realizas la compra de un Lamborghini o un Mustang, si los todo-terreno son lo tuyo, te enamorarás de utilizar el emblemático Warthog de Halo.

Si eres de esos que les gusta jugar racings, pero no sabes mucho de cuales amortiguadores utilizar, qué motor elegir, diferenciales, no te preocupes, Forza Horizon 3 es para ti. El punto es, no necesitas ser un mecánico para disfrutar de Forza, tenemos mucho que admirar en su entorno, los paisajes, apreciar la idiosincrasia de manejar un poderoso vehículo en diferentes climas, etc.

Forzar Horizon 3 mantiene un buen balance entre la diversión y un racer en su naturaleza de ser un simulador de carreras. Para aquellos que les gusta utilizar su vehículo en cuanto lo compran, los que aman tener mayor dificultad y realismo, en esta entrega de Forza podrán encontrar un sinfín de personalizaciones.

Forza utiliza el sistema de “escoge y utiliza”. Si te gusta correr carreras, pero también pasearte por la ciudad, ¡está bien!, hay una gran cantidad de espacios en Australia y carreras de mundo abierto. Y como acabo de mencionar, esta vez nos encontramos en Australia, un paradisiaco país donde encontraremos ciudades, bosques, playas y hasta desiertos, todos y cada uno de ellos con sus variaciones de clima.

Tenemos 350 vehículos diferentes (hasta ahora), no hay reglas ni restricciones de cómo utilizarlos. Puedes pasear tranquilamente por las dunas y montañas con tu 4×4, o bien, si eres ridículamente aventurado, podrás utilizar tu Lamborghini o tu Aston Martin a través de las colinas, esquivando árboles o atascándote en el fango del bosque.

No importa cómo conduzcas, jamás serás penalizado. Podrás manejar en contra, irrumpir en propiedades privadas, ¿esperarse los altos?, Who cares?, we are in Australia mother f****rs. Aunque… si manejas bien, correctamente y respetando las leyes, serás recompensado con puntos con los cuales podrás comprar vehículos o mejoras.

Así como los otros títulos de la saga Horizon, el formato del juego es en base a un festival de carreras, el cual es la simple y perfecta excusa para ir a diferentes puntos de la ciudad para realizar los diferentes eventos. La diferencia cae esta vez en que no eres un simple asistente al festival, sino que eres el dueño del festival. Tendrás que personalizar tu avatar, obviamente tu vehículo, tus placas y tu nickname para que tu asistente Keira te pueda llamar; por si se lo preguntan, mi nickname es “Papi Chulo”, para lo que Keira dice: “Hello, Papi Chulo! You have a race 3 blocks away” ¡Es muy divertido!

Algo muy bueno e importante es que tú eliges las carreras que deseas tomar, como, cuando, donde y con qué tipo de clima, así te podrás sentir como un piloto de película. Pero este no es tanto un juego de simulación, no tienes que pasar muchos tiempos en los menús, solo sal, conoce la ciudad y diviértete. Algo que te ínsita a recorrer las calles son las “Búsquedas de granero” (Barns Finds), donde tu mecánico, Warren, te menciona que hay autos clásicos abandonados, tu misión será encontrarlos e invertirles algunos puntos y ¡voalà! Tendrás un auto clásico en tu cochera.

Keira te hablará para invitarte a diferentes y bizarras carreras, autos, boogies, bitch please! Podrás tener carreras contra vehículos cargados por un helicóptero o incluso contra un tren de carga. En realidad, “dirigir” un festival de autos no se escucha tan aburrido como pensaría.

Como elemento social, tú puedes elegir si aceptar el reto o no de otro competidor. Durante tu camino por la ciudad te encontrarás con diferentes “Drivatars” que son la representación de otro jugador. Te será muy común ver autos que choquen o se volteen, a veces la gente es tonta para manejar. Si tú deseas iniciar una carrera y que la gente se pueda unir, no hay problema, podrán realizar diferentes actividades, como carreras de velocidad, por equipos o juegos sociales como captura la bandera o infección.

Forza Horizon 3 es simplemente hermoso y sin pensarlo es de los juegos más realistas que he percibido en Xbox One. Esto me va mucho por la iluminación dinámica en la ambientación proyectada en el auto. Los vehículos son muy fieles a sus versiones originales, sus carrocerías son pulidas y le da un toque muy personal cuando se empiezan a ensuciar con la tierra o lluvia. Para los verdaderos amantes de los autos, les recomiendo silenciar la música de fondo, y que escuchen la belleza de los motores y el viento rompiéndose al acelerar.

EN RESUMEN…

Forza Horizon 3 logra lo que no cualquier Racing hace, acelera tu corazón con cada arrancon, te pone la piel chinita al escuchar el motor, te llena de adrenalina. Es simplemente perfecto. Playground Games ha realizado un increíble trabajo con Forza Horizon 3, desde la “historia” hasta todas las actividades que podrás hacer, los escenarios, autos, todo está increíblemente diseñado y posicionado.