God Eater 2 Rage Burst | Reseña

¿Dónde quedó la época en donde Japón desarrollaba juegos maravillosos, con historias muy bien planteadas y modos de juego innovadores? Juegos épicos que a la fecha siguen siendo recordados por este sentimental empedernido, títulos que sin duda alguna era desarrollados para públicos japoneses pero que funcionaban de muy buena manera también para un público occidental; me puedo ir muy atrás en el tiempo desde títulos como Castlevania, Metroid, Mega Man, a títulos más noventeros como, Dino Crisis 2, Parasite Eve, títulos en los que se notaban innegables raíces asiáticas, con modos de juego combinando el RPG y la acción.

Pues pasaron los años y parece que todo eso se fue dejando atrás, ya que ahora títulos desarrollados en el país asiático, parecen ser más específicos para gustos y modos de ese país, con temas sacados de animes o mangas, gameplays que me atrevería a decir son más dirigidos a un público “Godínez” japonés, ya que no se siente un progreso definido, simplemente son batallas repetitivas que seguramente les hacen pasar el trayecto de su trabajo a su hogar, y al otro día querrán continuar sin tener que recordar historias rebuscadas o modos de juegos específicos. Ahora no me voy a poner de puritano, sé que existen las excepciones de esta regla acabada de inventar, tales como Bloodborne, la saga Souls, que combinan a la perfección el RPG con la acción pero seamos honestos, son mínimos, tal es el caso que al momento de escribir esta reseña solo recordé esos títulos.

Y sé que tengo razón en la mayor parte de lo que digo, pues este título God Eater 2 Rage Burst, de alguna forma es segundo o tercer (no importa tanto) intento de llevar, el juego a plataformas caseras, ya que las anteriores vieron la vida en consolas portátiles como PSP o PS Vita. Y créanme se siente bastante que es un título pensado para ser portátil, pensado para pasar máximo hora y media, para después hacer algo más o dejar de jugar ya que llegaste a tu destino, pero que en consola de sobremesa es tedioso, pues buscas pasar un largo rato metido en la historia y gameplay de un juego que les aseguro, no te entrega casi nada de ambos elementos.

UNA RÁFAGA DE IRA

God Eater 2 Rage Burst desarrollado por Shift y publicado por Bandai Namco, es por decirlo de alguna manera una expansión de su título hermano God Eater 2 que salió tiempo atrás en el 2013 para PSP y PS Vita, tiene una modalidad expandida y 6 modos de dificultad, aquí tomarás el control de un nuevo personaje, que obviamente tendrá las características que tú desees, tales como físicas, de estilo, y personalidad; al principio de la historia te dejan muy claro que eres el “elegido” con toques en el diálogo o comportamientos en los demás personajes. En esta aventura te unirás a un equipo formado por varios integrantes cada uno con diferente personalidad, para combatir aragamis, seres extraños, enormes y bastante agresivos en contra de la raza humana. Tu misión será eliminarlos a todos con ayuda de tu Blood Rage y Blood Arts.

DEJA VÚ

El modo de juego en esta entrega es muy, recalco, muy parecido a entregas pasadas, es decir ataques con espadas y armas de fuego, solo con tintes pequeños y “nuevos” tales como el Blood Rage la cual será una barra amarilla que se activará conforme ataques aragamis, esta barra se irá llenado dando paso a este poder especial en donde tendrás invulnerabilidad y ataques más potentes para arrasar todo monstruo que se ponga en tu paso. Ahora, debo decir que esta es una característica que sí le da un tanto de frescura al modo de juego, pero que es extenuante llegar a conseguirla y saber cómo dominarla, pero retomaré ese y otros puntos más adelante.

Las armas secundarias del juego pueden ir desde escopetas, rifles, francotiradores, cañones, y etcétera. Estas las podrás intercalar con las armas cuerpo a cuerpo para causar más daño a los aragamis, también se podrán mejorar con blood arts, que al activarlas aumentarán su rendición y el daño infligido en tu oponente.

Cada que termines una misión, podrás regresar a tu base, en donde llegarás a interactuar con los demás personajes del juego, hablarás con ellos, te darán consejos sobre armas, habilidades o simplemente te dirán lo genial que eres y qué tanto significas para ellos, algo muy marcado en este tipo de juegos japoneses, ya que la amistad sin duda es algo sumamente importante.

También tendrás una estación donde podrás mejorar tus habilidades, crear materiales para estas, comprar ítems, como salud, y mejoras especiales, leer los mensajes que tus compañeros te envían, en otra estación podrás comprar artículos, atuendos, y por último otra para ver tutoriales y escuchar el soundtrack del juego.

PROGRESO Y MEJORAS

El modo de progreso me dejó un sentimiento agridulce, ya que estoy seguro que es bastante extenso y puede llegar a crear oportunidades y horas de atención bastante interesantes, en donde podrás crear armas nuevas, materiales, otorgar habilidades a tus aliados, comprar atuendos nuevos y armaduras que te ayudarán a mejorar tu rendimiento en el campo de batalla; no lo niego ahí está, pero ¿Por qué tenían que hacerlo tan complicado todo?, sé que es un RPG y que en este tipo de juegos debes de tomarte tu tiempo para entender a la perfección cómo es que funciona algo en específico, pero se tomaron muy en serio este punto, con información extensa, demasiado extensa, en donde los primeros 15 minutos llegas con las ganas de aprender sobre algo en específico, pero ya pasado ese tiempo comienzas a caer en el hartazgo, con información por todas partes, y que no está bien aterrizada, entonces lo que era un acción emocionante de mejorar tu arma se convierte en algo aburrido y monótono al no saber qué y cómo se debe hacer.

ESCENARIOS QUE PARECEN CUARTOS

Otro punto negativo son los escenarios, los cuales son burdos y que no aportan NADA al juego, no se puede interactuar con ellos, no tienen vida, no generan una emoción que acompañe al combate, solo están y punto, es como si fueras ir a ver una obra de teatro escolar, en donde el escenario es simple y acartonado, literalmente hablando.

ARAGAMIS

Los aragamis sin duda alguna son el punto más fuerte de este título, con diseños buenos, interesantes y bien manejados; son enemigos atractivos visualmente, logran una variedad entre ellos mismos, aunque en cuanto ataques son de cierta forma iguales a nuestros personajes, tirando ataques a diestra y siniestra, se ven bien imponen, pero claro como no lo van a hacer con escenarios tan sosos.

CONCLUSIONES

God Eater 2 Rage Burst es sin duda alguna un juego más del montón de todos los juegos japoneses que llegan o no a este continente, sé que tal vez voy a herir algunas susceptibilidades, por qué estoy consciente que existe un público para este tipo de lanzamientos, lo sé y lo entiendo, por lo general son juegos que vienen acompañados de algún anime y que fueron sacados de uno o viceversa, entiendo también que pueden decir o pensar, y cito muchos comentarios que deben de hacerse algunos “es que tú no sabes de anime”, “es que si leyeras el manga”, créanme lo entiendo, quizá si fuera fan de alguno de estos animes o mangas de los cuales están basados estos juegos, tal vez y solo tal vez los disfrutaría más y mejor, pero no lo soy, y por consiguiente mi reseña recae en el juego como tal. Y como tal es un juego al que le fallan muchos puntos importantes en un título de esta índole, en pocas palabras, cae en lo tedioso y cansado de estar jugando por varias horas y que no notes un avance.

Es un RPG y lo sé, pero eso no significa que debe ser poco interesante, repetitivo y confuso, God Eater 2 Rage Burst, es seguramente para un público muy específico, y que tal vez funcione mejor en consolas portátiles en donde el tiempo que les aportes será muy proporcionado, pues en consolas donde te tomas un tiempo bastante largo para disfrutar y avanzar en una historia, es claro que falla y falla mucho.