Just Sing | Reseña
just-sing-juegos-musicales-ubiosft-just-dance-ios-android-playstation-4-xbox-one-juegos-para-fiestas-divertidos

Los juegos de fiesta se han hecho famosos en los últimos años gracias a la tecnología de seguimiento con cámaras, como el Kinect, PlayStation Move y el Wii -así como el Wii U-, sin embargo mezclar la idea de tener una pachanga de videojuegos junto con el karaoke podría ser la mejor peor idea del año. Just Sing es un juego de la familia Just Dance, creadas por Ubisoft, pero en vez de bailar nos toca aullar a la luna. Esta es mi reseña.

JUST DON’T SING

Quizá uno de los talentos menos desarrollados de un servidor sea el de cantar, creo incluso que soy mejor piloteando un avión -lo cual no sé hacer- que cantando. Honestamente no entendí por qué fui yo el afortunado (¿?) en recibir este juego para reseñarlo, pero lo recibimos con los brazos abiertos.

Just Sing es un juego de cantar básicamente, donde se nos facilita un micrófono y ayudados de mucho valor más una gran habilidad para leer en inglés, intentaremos sorprender a los amigos con nuestra increíble voz. Lo cual no resulta tan necesario puesto que el juego no califica tonalidades o perfecta armonía con la canción, característica que lo colocó de inmediato en un juego casual, pero jamás le quita la etiqueta de divertido. El chiste en Just Sing es atinarle al momento en que debemos cantar, o sea seguir el ritmo de la voz de fondo.

Si ustedes son de los desafinados que más bien parece que los están asesinando cuando cantan, ni se preocupen pues en verdad Just Sing es sinónimo de “Just Fun”. Por fortuna la programación del juego no apunta a ser perfectos cantantes sino más bien dar en el clavo al momento de entrar en nuestra parte, siguiendo al compás canciones que bien podemos calificar entre muy malas a sumamente geniales y fabulosas. He aquí donde reside la nota mala de Just Sing, pues al tener playlist un poco pobre en sus decisiones, no todos estarán contentos con sus posibles elecciones, provocando que sea mucho más rápido la culminación de la competencia.

Habrá gente que le encante One Direction, Justin Bieber o Mika, pero vamos a otro sector de aficionados al rock que verán muy pocas piezas de su agrado, siendo Queen, Joan Jett y ya más popero a Maroon 5 como lo más acercado al género. Yo como amante de esta corriente musical, me fue complicado encontrar varias canciones que me atrajeran para cantar, sobre todo que me supiera, pues es casi imperativo conocerlas ya que de lo contrario fallarán cruelmente. Sólo nos encontramos con el éxito de “U can’t touch this” de MC Hammer como el único en el ámbito rapero, extrañando mínimo unas cinco o seis melodías más quizá con Eminem, Beastie Boys o incluso Snoop Dogg a quienes les sobraría material para colocar en Just Sing.

MONTA UN ESPECTÁCULO COMO NUNCA

Pero Just Sing no sólo es de cantar, también de actuar, bailar y montar un espectáculo digno de KISS o Lady Gaga, de acuerdo a sus preferencias, pues el juego cuenta con una aplicación gratuita para iOS y Android que al conectarse mediante la misma red WiFi, será posible grabarse directamente con la cámara de su dispositivo móvil, aplicando filtros predeterminados con el fin de tener un vídeo con las tomas que a ustedes se les antoje. O si lo prefieren, la cámara de su consola -en mi caso la del PlayStation 4- puede grabarlos desde el ángulo que la coloquen para hacer ese clip y subirlo a YouTube o guardarlo para editarlo más adelante. Esta prestación de Just Sing resulta genial pues cada quién le da ese toque personal a su interpretación.

VEREDICTO

Just Sing es un juego pequeño con gran potencial para divertir si en unos meses le hacen actualizaciones, de preferencia paquetes con canciones abarcando una gran variedad de géneros como Rock, Alternativo, Pop, Rap, Country o hasta Heavy Metal, pues si solamente piensan sobrevivir de esa lista de canciones, es probable que el juego no tenga nada de futuro.

Con una lista de trofeos concentrada en cantar hasta que sus vecinos hablen a la policía, un sistema de calificación concentrado sólo en los tiempos y no en las notas, más un menú rápido, gran apertura a compartir la experiencia, jugabilidad pensada en hacer un verdadero relajo en su casa, una pobre lista de canciones y una aplicación externa que aporta más diversión al juego, puedo decir sin temor a equivocarme, que Just Sing es uno de los juegos más chispas que me ha tocado probar, sin catapultarlo a calificaciones exorbitantes, sí puedo recomendarlo sólo si se avecinan actualizaciones que lo hagan más rico en temas.

Estoy esperando Ubisoft, porque mis sobrinos tuvieron una noche de risas, carcajadas y gritos al micrófono como nunca.