La escuela y la música también van de la mano y Razer nos tiene unas propuestas para demostrarlo

Primer día de clases. Odio absoluto a nuestros alrededores por el regreso al infierno viviente. Pero no es tan malo después de todo ya que nos podemos refugiar en nuestra burbuja llamada música, siempre y cuando tengamos los audífonos correctos, esos que se oigan de lujo y además se veían geniales. Razer dice que los Hammerhead Pro hacen esa burbuja impenetrable y envidiable por lo fabulosos que lucen. ¿Por qué? Pues por sus cables planos en color verde alucinante más su altísima calidad de audio, los hacen ideales para subirse al transporte y olvidarse del mundo, además de disfrutar de nuestras canciones favoritas. ¿Llamada telefónica? También tiene su práctico manos libres. Listo.

Pero ¿Qué pasa al final del día escolar? Después de hacer todas las tareas y estudiar lo necesario para dominar esas materias, llega el bien y recompensado tiempo de calidad jugando nuestros títulos favoritos. Pero también deseamos una burbuja para deshacerse del estrés mientras destruimos enemigos, así que los Razer ManO’War tamaño familiar son perfectos para eliminar el ruido externo y su funcionalidad inalámbrica los hacen excelentes para las largas sesiones. Y es que con sus 7.1 canales y 12 metros de alcance es imposible no reconocer lo ideales que son para jugar. Y para nosotros. Razer, móchate con unos.

De esta manera Razer demuestra fácilmente que el regreso a clases no será tan malo, sólo es cosa de tener los gadgets correctos para disfrutar de los pequeños placeres de la vida, como son la música y los videojuegos.