Mafia III | Reseña
mafia3-game-2k-games-reseña

Cada año algunas compañías de videojuegos se aventuran a crear un título de mundo abierto con el que prometen una vasta cantidad de horas frente al televisor con una historia envolvente, centenas de actividades a realizar, un mapa gigantesco, jugabilidad de 10 y muchos otros factores que ilusionan a los gamers por la parafernalia y mercadotecnia desplegada para anunciar el juego. ¿Es Mafia III otro de esos que prometen y no cumplen? ¿O 2K Games se voló la barda y podría tener en sus manos al contendiente para juego del año?

Antes de iniciar, es prudente anunciarles que Mafia III está completamente alejado de ser un juego para menores de edad, pues su punzante violencia, explícita sangre, palabras altisonantes, revistas Playboy con mujeres reales desnudas como coleccionables, intenso racismo e incontables insultos a las diferentes razas, aparecen a cada momento durante la travesía. Se sugiere no tomarse personal ninguno de los comentarios en el juego si alguno de ustedes pertenece a cualquier grupo de gente sobre los que descargan tan tajantes ofensas. Por fortuna 2K Games aclara esto antes del juego y reprueba dichas formas de pensar que predominaban en las épocas de los 60’s.

MAFIA III

Lincoln Clay viene regresando de Vietnam después de haber obtenido varias condecoraciones por ser un excelente elemento en la famosa guerra mal librada por los Estados Unidos. New Bordeaux es la ciudad donde vive y en la que su barrio ha sufrido por la constante pelea entre distritos y pandillas de mafia. Afortunadamente para Clay, su agrupación está bajo el brazo del mafioso más poderoso, Sal Marcano. Un jugoso robo hace de Clay un sujeto de interés, además de ser blanco en una gran traición que lo convertirá en un endemoniado y desgraciado asesino sediento de venganza y poder, tanto que podría olvidar muchas riñas del pasado con tal de obtener lo que tanto desea: control de la ciudad.

Mafia III es un juego contado como documental, pues conforme vayamos realizando actividades importantes para la historia, veremos fragmentos de videos donde varios protagonistas de la historia aparecen dando fe de los hechos, todo esto en años posteriores al relato que iremos jugando.

La primera idea que se me viene a la cabeza después de bastantes horas jugando Mafia III, es el parecido imposible de negar con GTA V, factor que le viene bien a un juego pensado en ir de menos a más, pues fue diseñado para atraparnos un poco y después irnos sorprendiendo con la gran cantidad de misiones que se irán desbloqueando conforme realizamos otros golpes, mismas que se van dividiendo de acuerdo a los subjefes que controlamos. Mafia III no maneja una linealidad de historia tan marcada, pues podemos ir haciendo ataques de misiones diversas al mismo tiempo, sin embargo encontré que era mucho más rápido acabarse los objetivos de manera ordenada y así no perder tanto el hilo a la crónica. A pesar de que los golpes generalmente no se salen de matar a otros tipos, interrogar, conseguir dinero y al final matar a líder de la pandilla, pocas veces sentí monotonía en Mafia III, casi podría asegurar que no la hay si sabemos ir moviéndonos en la ciudad, pues gracias a las actividades alternativas que nos señala nuestro compinche Donovan, salir de la rutina será fácil y atractivo a la vista -por aquello de las revistas Playboy-.

Mafia III es un juego muy fácil, a pesar de tener una moderada inteligencia artificial la cual controla a la policía y a los maleantes para tratar de hacernos la vida pesada, en realidad el resto no es muy superior y básicamente se pasa sin trabajo arduo. Le ayuda mucho que hay misiones donde al morir y al regresar al punto inicial, ha cambiado quizá la locación, haciéndonos planear desde cero el ataque. ¿Quieren el tip del día? Mueran de nuevo y la misión será nuevamente como la original, con la diferencia de que ya saben por dónde embestir para no sufrir contratiempos. He ahí el meollo de Mafia III, no requiere grandes cantidades de habilidad. Este “problema” de la inteligencia artificial asequible para nosotros, se ve reflejado -e incluso me molesté muchísimo- en las persecuciones policíacas, desde en automóvil como a pie pues eludirlos es extremadamente fácil sin importar cuántos traigan detrás de ustedes. Aquellos con un historial moderado en GTA encontrarán estas escenas increíblemente fáciles, incluso más que las de Watch Dogs, por mucho. Y no conformes con esto, en algún momento de la historia podrán comprar a la policía y evitarse la molestia de ser “los más buscados”.

Mafia III consigue hacer del juego un paseo por el campo gracias a esa misma inteligencia artificial y todavía más aún, a su inconcebible manera de conseguirnos todo peladito y en la boca, con esto me refiero a armas, municiones, dinero, coches, bombas y además una asistente personal que nos guardará el dinero cuantas veces queramos. Son elementos de ayuda a Lincoln Clay para que no debamos preocuparnos por nada más que derrocar líderes de bandas para lograr nuestro cometido, sin embargo es tan sencillo conseguir todo que más de una vez sentirán que alguien más llegará a hacer el trabajo sucio por ustedes. ¡Diablos! Sí sucede eso también.

GLITCHES Y MÚSICA

¿Han leído que Mafia III está cargado de bugs, glitches, errores o como gusten llamarlos? Pues sí, trae una buena cantidad de ellos no sólo en el apartado gráfico que ya de por sí es malito, pues para mencionar algunos veremos objetos voladores, errores en las trayectorias de algunos proyectiles, plantas muy poderosas capaces de detener automóviles a altísimas velocidades, extrusiones de polígonos sin sentido, listas de coleccionables que no responden: por más que veas el objeto sigue apareciendo como “no visto”, automóviles que nos atraviesan sin provocar impacto alguno y otros más que sinceramente no afectan el juego o el desarrollo del mismo, pero sin duda son molestos y no deberían de ocurrir. Esperemos pronto lo arreglen estos muchachos de 2K Games.

El departamento donde se volaron la barda de manera monumental, donde reside lo verdaderamente magnífico de Mafia III y que lo levanta de la posible tumba que muchos le pondrán, es la música. No hablo de la original creada por Jesse Harlin y Jim Bonney la cual es buena a secas, hablo del catálogo con más de cien canciones que escucharemos en el radio mientras andamos en algún vehículo. No podría darles santo y seña de los artistas pues son muchísimos, pero sí puedo asegurarles que Johnny Cash, The Temptations, Beach Boys, Aretha Franklin, Steppenwolf, Etta James están entre los intérpretes que prestan sus coplas y hacen de andar en auto, una experiencia maravillosa. Si calificáramos a Mafia III por este único departamento, tendría un 5 de 5 perfecto. Pero no es así.

VEREDICTO

Sentimientos encontrados tengo con Mafia III, pues la música me pareció fantástica, el sistema de tiroteos mientras conducimos es bastante bueno, los glitches son muy marcados, las actividades alternativas no son precisamente complicadas pero sí sirven para zafarnos de la rutina, el juego es muy fácil de pasar, el diseño de la historia y cómo crece es muy aceptable, las actuaciones de voces valen la pena, los gráficos son malitos… Y podría pasarme toda la tarde diciendo aciertos y fallos de Mafia III hasta no saber qué decir o cuál calificación otorgarle.

Desgraciadamente mi experiencia en juegos de mundo abierto me dejan con un sabor de boca no bueno, pues al encontrar factores poco convincentes, más errores que bondades, no puedo calificar a Mafia III como un producto final que les recomiende a hacerlos gastar una cantidad importante de dinero. Mafia III debe ser visto como un intento fallido de crear un juego ambicioso que valga la pena tener en su videojuegoteca, pues a pesar de contar con un poderoso protagonista y una historia buena, el resto de factores ya mencionados lo ubican como un juego prescindible entre tantas opciones del tipo. Siendo honestos, si buscan un mundo abierto verdaderamente genial, mejor vayan por Skyrim o GTA V, los cuales entregan muchas más centenas de horas y diversión.

Lástima de resultado, pues puse mucho de mi entusiasmo al esperar este juego y no cumplió con las expectativas. Pero chance y saque el platino, pues los trofeos están sencillos de conseguir.