Overwatch | Reseña

Desde sus inicios Blizzard ha creado franquicias que crean nuevas expectativas en los diversos géneros, desde los juegos de rol multijugador en línea con Warcraft, estrategia con Hearthstone y ahora, que nos da un gran ejemplo del nuevo giro donde van los títulos de disparo en primera persona con esta nueva franquicia.

Overwatch es más que un simple juego de disparos en equipo, cada partida ofrece algo fresco y la selección de personajes es tan variada que siempre trae algo nuevo a la experiencia ya sea jugando con amigos o con extraños. Blizzard pulió a Overwatch hasta crear una aventura con personajes tan coloridos como sus escenarios, aún mejor, es un juego que resulta fácil de entender y perfeccionar, sin mencionar adictivo.

HISTORIA

En el futuro la raza humana domina muchas ramas de la ciencia permitiéndole crear herramientas para el bien de la humanidad, una de las creaciones más singulares fueron los Omnic, seres mecánicos con inteligencia artificial tan avanzada que de acuerdo con algunos, eso les dio un alma y sentimientos reales. Durante mucho tiempo la raza humana y los robots vivieron en paz hasta que en varias partes del mundo los Omnics comenzaron a rebelarse y en respuesta a esta amenaza los humanos crearon Overwatch, un grupo de guerreros elite proveniente de todas partes del mundo. Liderados por Gabriel Reyes y Jack Morrison, Overwatch pudo derrotar a los robots rebeldes y restaurar la paz en el mundo, sin embargo tensiones dentro del mismo equipo y una división de operaciones especiales llamada Blackwatch terminó en una batalla que significó el fin de la organización Overwatch. Después de esto el equipo ya no tenía la unión que existió una vez, además de que el gobierno decidió disolver todo lo que quedaba de la organización, esto resultó en el surgimiento de varios grupos terroristas sin que nadie les pudiera hacer frente.
Después del asesinato de Mondata, un Omnic pacifista que buscaba la coexistencia con los humanos el mensaje fue claro, “el mundo aún necesita héroes” es entonces cuando los viejos miembros de Overwatch se reunieron para una vez más, traer paz al mundo.

GAMEPLAY

Ya seas nuevo o veterano con los juegos de disparos en primera persona Overwatch te resultará fácil de entender. Básicamente existen cuatro clases de guerreros, ofensa, defensa, tanques y soporte, es recomendable que cada equipo tenga personajes balanceados en estas clases para mejorar el rendimiento pero depende más de la estrategia que se tenga considerando que cada personaje tiene armas y habilidades diferentes, por ejemplo Tracer es el único guerrero que puede moverse a gran velocidad, esto crea una enorme variedad al juego ya que dependiendo de quienes estén en batalla la experiencia puede ser diferente.

Cada partida puede tener diferentes objetivos, desde proteger un punto en específico en el mapa mientras que el equipo contrario debe destruirlo, hasta eliminar tantos miembros del equipo contrario sean posibles. Una vez que el tiempo se termina se declara al equipo ganador y los jugadores pueden votar que personaje piensan que jugó mejor. Después de cada batalla los personajes usados suben de nivel lo cual les permite después cambiar el color de su traje e incluso atuendos.

Si tienes la mala suerte de no contar con internet no te preocupes, existe un modo donde te enfrentas únicamente a la computadora pero no por eso deja de ser divertido ya que la inteligencia artificial está muy bien balanceada para entrenarte hasta que estés listo para una contienda real o simplemente divertirte un rato.

LLAMANDO A TODOS LOS HÉROES

Overwatch es colorido y divertido, un shooter que sabe cómo sorprender un género sobresaturado con partidas rápidas, personajes variados y los combina en algo fantástico donde puede significar una experiencia diferente para cada jugador dependiendo qué estrategia tengas para tu equipo. Su estilo de juego encapsula lo mejor de títulos clásicos del pasado, desde las batallas en una arena como en Quake hasta el dinamismo de juegos más modernos como Titanfall.

Lo que hay que admirar es la ambición de Blizzard en traer tantos componentes e ideas dentro de un solo título, embonando todo en un juego que logra mantenerse fresco e interesante en cada contienda tanto para la nueva generación como para jugadores veteranos que buscan un reto diferente a lo ya antes visto. Aún más importante es el mensaje que deja Overwatch a todos los gamers, y es que no hay una sola manera de jugar sino que las opciones son muy variadas y se ajustan a los estilos, niveles y personalidades de los jugadores.

Algo importante que mencionar es el trabajo de localización del juego realizado por Pink Noise quienes ya han tenido experiencia en localizar los mejores juegos de la industria al español latino y desde luego Overwatch no es la excepción, cada línea de los personajes tiene la pasión y compromiso de las voces originales, para muestra basta con ver los cortos promocionales del juego en español latino.

CONCLUSIONES

Overwatch es el ejemplo de cómo los juegos de disparos en primera persona o FPS pueden crecer en un futuro, es una cascada de buenas ideas refinadas en un producto que no deja de lanzar cosas nuevas.

Este tipo de juegos es preferente disfrutarlo en una PC, sin embargo las versiones de Playstation 4 y Xbox One (esta última donde también lo reseñamos) no pierden nada de su fluidez ni mucho menos de su diversión, definitivamente es una experiencia que no puedes dejar pasar.

Reseña por Ricardo Muñoz.