Street Fighter V | Reseña

Ya saben que mi juego favorito de peleas es el sangriento Mortal Kombat X, sin embargo y creo que así es con la mayoría, me inicié en esta onda de los combates con el mismísimo Street Fighter II donde honestamente era malísimo, pero malísimo en serio. Casi nunca pude ganarle a alguno de mis amigos y por supuesto era el puerquito de todos. Pero me valía, y me sigue valiendo pues aquí está la reseña con todo y video, de Street Fighter V.

STREET FIGHTER V

Sagat es mi pastor y nada me faltará. Bueno, al menos ese es mi personaje favorito, en el cual efectivamente me noquearon decenas de veces, pero en otras tantas decenas les gané a varios una vez lo dominé. Sin embargo Street Fighter V no cuenta con este peleador. Ni modo.

Street Fighter V cuenta con básicamente tres modos de juego: en línea, Survival e historia. En otras situaciones iniciaría con las dos últimas, sin embargo empezaré con la parte online.

Sabemos de antemano que la saga de Street Fighter es ya una competencia mundial donde jugar contra la máquina no sirve para absolutamente nada. Salir al mundo real y darse de topes con otros jugadores, ya sean ranqueados o casuales, es la mejor manera de disfrutar este juego. Es muy probable que se sientan frustrados si lo suyo no es pelear en línea, pues generalmente al principio sufrirán muchísimos descalabros ya que el nivel allá afuera está elevado, pero MUY divertido.

Dentro del mundo de Street Fighter V, las peleas en línea sirven como entrenamiento, mil veces más que el “Modo Entrenamiento” con el que el juego cuenta, pues es de nuestros errores de donde aprenderemos. Con toda la sinceridad del mundo, lo que paga el precio es permanecer en línea aprendiendo en cada pelea. Los demás modos son sólo para sacar trofeos.

Si deciden meterse al Survival, ya deberán tener un trecho caminado, pues la vitalidad que mantengan al final de cada ronda, se arrastrará a la siguiente, con la ventaja de poder seleccionar una ayuda por la cual es necesario pagar con créditos ganados en las peleas anteriores. Hay cuatro dificultades, sin embargo lo complicado se pone en las últimas, cuando la máquina intenta hacernos perder la racha. Aquí es donde uno irá a buscar algunos trofeos terminando en cada dificultad. Podría ser lo más acercado a pelear en línea, y con acercado me refiero a varios kilómetros de distancia.

Modo Historia. Tuve varias juntas con el director de Kopodo y amigo, Yuri Pérez Taylor para no hablar de esta parte, pero no pude convencerlo. En este modo pueden pelear la historia de cada uno de los 16 personajes, obvio con peleas de un sólo round, pasando por enormes diálogos con imágenes artísticas que valen la pena ver, aunque la verdad se terminarán aburriendo. El problema aquí es que cada historia es demasiado pequeña, contando con máximo cinco peleas, y mínimo dos. El nivel es demasiado bajo, y si son de los caza trofeos, entonces tendrán que acabar las 16 historias para obtener un buen puñado de ellos.

K.O. TÉCNICO

Street Fighter V cuenta con modelos en 3D bien pulidos a secas, sabemos que nunca han intentado llegar al plano realista y se han mantenido en su concepto de dibujo, lo cual en esta ocasión se ve limpio en una consola con mucho potencial -es exclusivo de PlayStation 4-. Los efectos especiales son mucho más vistosos pues a pesar de que la pelea se desarrolla en dos dimensiones, utilizan los tres planos para los golpes, lanzamientos, poderes especiales, ciertos elementos del ambiente y en ocasiones hasta ángulos con cierta perspectiva para entender que el golpe fue monumental.

¿Qué puedo decir del sonido? La mezcla es muy buena, se oye genial cómo aterrizan los golpes, los gritos, el fuego, los poderes, en general todo el departamento de sonido es sumamente bueno. Nada qué reclamar aquí, pero si de reclamar hablamos sería sin duda alguna los trofeos.

La sección de trofeos está mal diseñada, pues así como el 25% de ellos son casi regalados, el resto consiste en pasar horas y horas, días y días frente al televisor peleando en línea. No tengo ningún problema con esto, la situación incómoda viene cuando existen varios glitches al momento de desbloquear los trofeos. A veces se requiere “recordarle” a la máquina lo que ya hiciste con otra pelea, o con otra victoria, o hasta salirte del lobby para que se le prenda el foco y nos entregue el trofeo. Digamos que deberían ponerse a trabajar en eso para el próximo parche.

En eso y en los servidores sumamente lentos que nos hacen esperar varios minutos para encontrar una pelea casual o clasificada (ranked), y esto nos mata el impulso que ya llevamos, o quizá otros le llamen descanso, o tal vez no me gusta enfriar mis dedos para la siguiente pelea.

VEREDICTO

Street Fighter siempre será muy bueno. Son peleas, o sea, siempre será divertido, no hay pierde con este juego. Ya sea que les encante andar en el mundo en línea retando a peleadores más experimentados o simplemente porque desean los preciados trofeos, Street Fighter V es una gran elección para un juego de peleas, sin embargo no es ni por asomo el mejor título en el mercado, por desgracia.

No debemos pasar por alto el hecho de que es sumamente divertido jugar contra alguien más en el mismo cuarto, o hasta crear sus propios torneos para ver de qué cuero salen más correas, siempre y cuando hayan pasado varios días en línea para llevarse ese certamen y por ende, el respeto de sus amigos.