Sully: Azaña en el Hudson | Crítica

¿Recuerdas la hazaña del Hudson? Volvió en forma de película, con Tom Hanks.
Warner Bros. nos invitó a ver antes que nadie la película Sully: Azaña en el Hudson, dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Tom Hanks, que nos dice la historia no contada sobre la hazaña que acaparó los noticieros, pero aún más allá, sobre las consecuencias y acontecimientos que hubo tras los personajes que tuvieron en sus manos la vida de 155 pasajeros en 108 segundos, a partir del impacto con las aves.

En enero del 2009 hubo una noticia que inundó los noticieros del mundo, una parvada de aves chocó contra un avión, dejando inservibles sus motores a una altura relativamente baja, con el tiempo en contra y las opciones relativamente escasas, el piloto Chesley Sullenberger “Sully” que ya está cercano al retiro con 40 años de experiencia, toma una drástica decisión, hacer un aterrizaje en el Río Hudson, en pleno invierno. Decisión complicada, ya que es una maniobra altamente peligrosa, además del factor frío, que vuelve las aguas del río una trampa mortal por la posible hipotermia, pese a ello, él considera la mejor opción para salvar la vida de los 155 pasajeros que se encuentran en su vuelo.

Como ya es el sello distintivo de Clint Eastwood, la película es lo más humana posible, donde vemos la lucha de los personajes contra el mundo, su búsqueda de seguir adelante, los demonios que los persiguen, pero sobre todo su lucha interna por saber si lo que hicieron fue lo mejor, si podían dar más, pero también, ver cómo esto afecta a sus círculos más íntimos (familia y amigos); nos muestra que no todo fue miel sobre hojuelas, también es la historia del juicio que se le hace a los dos pilotos, ya que deben comprobar que todos los datos que dieron eran ciertos y tienen que comprobar que su decisión era la mejor opción para salvaguardar 155 vidas, más las vidas de la flota.

Sully: Azaña en el Hudson es una película sobria con todo tipo de matices, pese a tener pocos momentos de “acción” es sumamente envolvente, la parte psicológica es emocionante, sin olvidar la parte del accidente, es emotiva y bien realizada, nos muestra lo que es una realidad, que el milagro de un aterrizaje forzoso, en aguas congeladas fue gracias a tantos factores, tanto tecnológicos, como humanos, desde la decisión de los pilotos, el apoyo de las azafatas, la obediencia de los pasajeros, la agilidad de los rescatistas, que no solo fueron brigadistas.

La cinta está muy bien lograda, con un ritmo ágil, actuaciones no solo convincentes, sino sólidas y nos muestra la historia más allá del cuento de hadas que conocemos, nos muestra los demonios, la lucha de los pilotos de quienes está en juego su trabajo y jubilación, veremos las dos caras de la moneda en la historia, tanto lo bueno, como lo malo. Les recomiendo no levantarse al terminar, ya que entre créditos veremos un vídeo del verdadero Sully y los pasajeros.

En nuestra escala de 5, sin duda se lleva un 4.5, ya que está muy bien lograda y el tiempo pasa volando, el uso de efectos especiales es mínimo, pero destacable y como película de Clint Eastwood, tiene un enfoque muy humano, le queremos agradecer a WB. por permitirnos ver antes que nadie ésta película que estará en salas en diciembre, si tienen esa sensación de haber perdido la esperanza en la humanidad, es la película que les dará nuevamente esa esperanza, sobre todo porque está basada en hechos reales. Hasta la próxima.