The Huntsman: Winter’s War | Crítica

Conocida también como “Las crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina de Hielo” es la precuela de Blancanieves y la leyenda del cazador, estrenada en 2012; una nueva cinta ahora dirigida por Cedric Nicolas-Troyan que nos cuenta sobre Freya, hermana de la Reina Ravenna y su trágica historia en la que arrastra a otros personajes, como los cazadores Eric (Chris Hemsworth) y Sara, interpretada por Jessica Chastain.

The Huntsman: Winter’s War brilla por su gran elenco encabezado por Emily Blunt (Freya), Jessica Chastain, Nick Frost y Rob Bryon (como los enanos hermanos Nion y Gryff), y finalmente las actrices Sheridan Smith y Alexandra Roach (como las enanas Bromwyn y Doreena). Por su puesto a la lista no podían faltar Chris Hemsworth y Charlize Theron, quienes regresan en sus papeles de Eric el cazador y la Reina Ravenna.

Dicho esto es obvio que la cinta cuenta con un buen reparto muy bien elegido y que va desde el talento cómico, el dramático y el de acción (por decirlo de una forma); sin embargo la película falla enormemente gracias a una historia bastante predecible, e incluso en instantes muy parecida a Frozen. Nada más que aquí representada de una forma más oscura… y con más rabia. En términos generales cumple como forma de entretenimiento, pero no esperen ser sorprendidos con grandes actuaciones y un drama de proporciones épicas. Finalmente y depende de como lo tomen, The Huntsman: Winter’s War es por momentos peor que Blancanieves y la Leyenda del Cazador y en otros simplemente se queda igual.

Hablando de la historia, la cual no les voy a detallar, The Huntsman: Winter’s War básicamente nos presenta a la hermana de Ravenna, Freya, quien gracias a un evento desastroso hace despertar unos poderes bastante espectaculares y que pueden convertirlo todo en hielo; luego de esto se aleja de Ravenna y forma su propio imperio de hielo, con la ayuda de un montón de niños secuestrados de otras tierras y convertidos en cazadores, guerreros sin sentimientos que no creen en el amor gracias a los discursos de Freya. Obviamente entre los cazadores están Eric y Sara, quienes obviamente, se enamoran. Haciendo que su Reina Freya enfurezca aún más.

Entre todo el embrollo naturalmente tendremos un poco del espejo mágico de Blancanieves y de cómo deben destruirlo. Sí, como el anillo del Señor de los Anillos. Hey, incluso Eric tiene a sus cuatro enanos de compañía (muy graciosos la verdad), así como Frodo tenía a… bueno ya saben a quien.

Ahora, pasando a lo que sigue les contaré lo bueno de la cinta. Y no, no es que termina; me refiero a que la producción (efectos visuales, diseños, etc) son muy buenos, y aquí se refleja la experiencia del director Cedric Nicolas-Troyan, quien fue nominado por Mejores Efectos Visuales en Blancanieves y la Leyenda del Cazador.

Cada escena de The Huntsman: Winter’s War maneja un diseño llamativo, desde el palacio de hielo de la Reina Freya, hasta los vestidos, armaduras, escenarios de bosques y criaturas, todo está bien equilibrado, plasmando un mundo lleno de fantasía y en momentos mucho color; hablando de esto la fotografía es igualmente muy limpia y detallada, y los efectos digitales como los de hielo y los de la Reina Ravenna completan la calidad visual de la cinta.

Al final The Huntsman: Winter’s War es una película para entretener, en serio, no tienen que buscarle más, ni tratar de entender nada. Por otra parte se siente que el reparto fue desaprovechado enormemente, dada la calidad de sus talentos y la simple historia. En lo personal me hubiera gustado ver más una película que enfrentara a las dos hermanas, en una batalla de poderes y reinos. La buena o mala noticia, es que al parecer, habrá una tercera parte.