The King of Fighters XIV | Reseña

No recuerdo si fue en quinto o sexto de primaria cuando mi papá fue a sacarme de las maquinitas por estar unas tres o cuatro horas seguidas desaparecido. Él no sabía que yo estaba jugando King of Fighters con mi mejor amigo y nos estaba costando mínimo diez pesos poder acabar el juego. Éramos muy malos en ese tiempo. Yo sigo siéndolo, pero no paro de divertirme y en esta reseña se enterarán por qué.

THE KING OF FIGTHERS XIV

Fue famoso, sí. The King of Fighters XIV es la última entrega de ese “famoso” juego de peleas que se ha mantenido en el mismo lugar del resto de juegos del género: a la sombra de Street Fighter. Aquí sí no puedo ser más tajante pues hablo con la pura verdad sin poner en tela de juicio cuál es mejor, pero así son las cosas. Sin embargo entre esas sombras donde están el resto de juegos, KOF siempre ha destacado por sus personajes ciertamente exagerados pero siempre sumamente atractivos, además de que al ser muchísimos, tendremos una variedad suficiente para seleccionar nuestro predilecto. O predilectos por la capacidad de jugar en equipo.

En verdad me sorprendí nuevamente al encontrar tantísimos peleadores en el menú de selección, sea cual sea el modo al que vayan, que en el caso práctico es el “Versus” con el que más se van a divertir por tener la modalidad sólo o por tercias, para darle más vuelo a sus habilidades y a la cantidad de rounds a pelear con su amigo, familiar, novia o persona imaginaria si de conseguir trofeos se trata. Esto en el modo local obviamente, pues a pesar de contar con un modo historia, es sumamente tedioso por lo larguísimo y el poco contenido histórico en el mismo. Agregando sus logros/trofeos que podremos conseguir, es por el único motivo por el cual estaremos peleando, pues ni para practicar sirve honestamente.

¿Quieren practicar? ¿Pero en serio practicar? El modo entrenamiento no les va a servir tampoco para nada, pues a pesar de también contar con algunos galardones fáciles de obtener, es simple y sencillamente el modo Versus -de nuevo se los digo- el que nos servirá para apantallar a la novia o burlarse de los amigos cuando le hagan “Perfect Game”. O “Perfect”. Además de darnos la posibilidad de cambiar a placer el equipo o el personaje dependiendo si van solos o acompañados a la guerra. Y para sumarle, aquí lo logros se dan en cantidades industriales cuando consigan aterrizar los súper turbo archi requete enormes combos, mismos que se ven muy bien pero no se basan en efectos especiales con millones de estrellas, hectáreas de incendios, aguaceros ni truenos de Thor, para causar una buena impresión. Kinof Fairers Catorce -me encantó escribirlo así- es pura pelea y control machín (sic) de las palancas, pues ESO ES LO QUE HACE A UN BUEN JUEGO DE PELEAS. Ojalá el director de Kopodo lo subraye o algo así.

Entonces, retomando el asunto del control, para no hacerles el cuento muy largo, efectivamente tiene unos combos medios raros, pero sólo requiere práctica y empezarán a salir como por arte de magia, aunque debo reconocer que no es lo mismo agarrar un Dualshock 4, a tener una semejante palanca con unos botones enormes para matarlos a golpes con mi mano mientras gano todos los rounds. Pero uno se acostumbra. Y se van a acostumbrar a las combinaciones pues los efectos sencillos de los personajes son para agradecer, pues Kinof Fairers Catorce va más allá de impresionar con sus gráficos ya que no son realistas, son modelos comunes y corrientes con muchos detalles bien logrados, pero termina siendo un título meramente de buena jugabilidad y enfocado en divertirse. En lo personal ver este tipo de juegos donde el aspecto gráfico es dejado un poco de lado para concentrarse en que funcione bien, es muy gratificante pues como ya todos sabemos, en esta industria últimamente piensan que lo más bonito es lo mejor. Y eso es falso.

MULTIPLELLER ONLAIN

Se ve bien horrible escribir así pero he estado viendo muchas publicaciones en Facebook. A ver, hablando del multijugador en línea es algo que me puede poner de muy mal humor. MUY MAL HUMOR. Estoy a punto de renunciar a Kopodo, a los videojuegos en general y sólo por esto. El multiplayer de The King of Fighters XIV -por el enojo hasta lo escribí bien- no sirve. No me refiero a que falle, simplemente he pasado más de cuatro noches con un promedio de dos horas tratando de conectar para pelear en todos los modos, ya sea en Ranked Match, Free Match, en grupo, solo, con alcoholes, papas, mujeres; de cualquier forma simplemente me es imposible.

Aquí las cosas no se quedan, no desistiré hasta encontrar rivales y decirles mi experiencia. Habrá actualización y de eso no tengan la menor duda.

VEREDICT

Ahí ni cómo arreglarle, se dice igual que como se escribe. Si me olvidara por completo de que se puede jugar en línea -si sirviera-, me quedo con un juego fregón, con una variedad impresionante de peleadores, buenas gráficas, personajes con características diferentes y para todos los gustos, modo historia largo, un buen set de trofeos para estar muchísimo rato jugando, posibilidad de peleas contra los amigos que se eleva al infinito y la maravilla de poder jugar en tercias lo cual me encanta. Podrían hacer equipos y torneos caseros para ver quién paga los tacos.

Pero Kinof Fairers Catorce SÍ tiene multiplayer y no ha servido -tengo membresía Plus hasta diciembre y ahí no radica el problema- en varias noches de intentar; eso me pone de bronca pues me hace sentir que se estaría pagando por un juego incompleto. Es un enorme “pero” y en estos tiempos un juego sin la posibilidad de salir a competir contra el mundo, se convertirá en juego de una pasada, sin importar todo el resto del contenido a desbloquear.

Perdón The King of Fighters XIV, te iba a dar un enorme 4/5, pero te ganaste un terrible 2.5/5, sin embargo regresaré y cuando tu online funcione, esa calificación subirá considerablemente.