The Last Guardian | Reseña

¿Recuerdan juegos tales como? “Uncharted 2 Among Thieves”, “Modern Warfare 2”, “Left 4 Dead 2” y “Star Wars: The old Republic” seguro que sí, ya que todos ellos fueron premiados en la Expo más importante de videojuegos la E3, y todos estos fueron anunciados en el año del 2009, cada uno fue ganador de diferentes categorías del show, ahora asumo que sabrán a dónde quiero llegar con todo esto. Pues aquél año fue el mismo en donde vimos por primera vez el título por Team ICO “The Last Guardian” en la conferencia de Sony. Sí, hace ya 7 años que fue anunciado este título, el cual por cierto fue recibido de una manera maravillosa, por todos los fans de títulos increíbles como son ICO y Shadow of the Colossus y de los videojuegos en general.

Fumito Ueda era nuevamente el encargado de traer el tercer título de la saga, el cual estaba en desarrollo desde el 2007, pues casi 10 años han pasado para que este título pudiera por fin tener su fecha de salida, la cual estaba destinada para llegar originalmente al PS3 y que gracias a constantes retrasos y posibles cancelaciones, ahora lo podremos disfrutar exclusivamente, claro está en la Playstation 4. Diciembre 6, ósea mañana martes, será el día en que llegará a manos de todos esos fanáticos que tanto lo estuvieron pidiendo y no lo dejaron morir.

The Last Guardian es el claro ejemplo de cuando la comunidad de gamers deja escuchar su voz y deseos sobre algún título en específico, para al final, lograr obtener lo que quieren, ya que como lo mencioné antes, si no hubiera sido por la gente, este título tal vez nunca hubiera llegado a las tiendas, y hubiera quedado como otro de esos tantos juegos que tristemente quedaban en el olvido.

Fue hasta el E3 del 2016 en donde por fin con gran emoción veíamos de nuevo la intro del juego, con esos escenarios tan característicos de la saga, un anuncio que nos dio las esperanzas de nuevo, en al fin tenerlo en nuestras manos algún día.

Ahora, después de casi 10 años ¿habrá valido la pena todo ese tiempo de espera? ¿logrará alcanzar y llenar las expectativas de todas esas personas que felizmente han esperado su salida?
Pues aquí en kopodo tuvimos el privilegio y la felicidad de poder jugarlo antes, para decirte nuestras más sinceras opiniones.

SIMPLEMENTE FUMITO

Desde que el juego da comienzo podemos apreciar claramente que este es un título desarrollado por Fumito Ueda, ya que los escenarios llenos de vida y desolación al mismo tiempo son marca de la casa de Ueda, y esto se deja notar inmediatamente, ruinas con toques de civilizaciones antiguas como mayas o mesopotámicas pero a gran escala, The last Guardian logra mezclar lo que su dos antecesores crearon, con ICO la arquitectura llena de edificios laberínticos y conectados entre ellos y con Shadow of the Colossus que plasma esa grandeza de escenarios y colosos combinados con la pequeñez de nuestro protagonista; todos estos elementos se dejan ver en este título al controlar tanto al muchacho y a su compañero Trico; veremos escenarios enormes y columnas que parecen no tener fin en medio de enormes territorios abiertos de una civilización al parecer desaparecida.

La paleta de colores regresa en esta entrega, con colores fríos pero no faltos de carácter, estos contienen la saturación perfecta para dar ese sentimiento de desolación antigua pero al mismo tiempo llena de vida en cada rincón al que te acercas, y tanto nuestro protagonista como Trico contrastan con colores más variados y brillantes, sin duda la enorme bestia luce espectacular con cada movimiento de su plumaje.

INTERACCIÓN CON LA “BESTIA”

Un punto muy importante en esta saga de videojuegos es la interacción con tu acompañante, en ICO era Yorda, la chica que intentabas salvar de ese castillo en el que la tenían secuestrada, y en Shadow of The Colossus era Agro, tu fiel corcel que te acompañaba en cada batalla con esos imponentes colosos. Pues en esta ocasión la interacción y compañerismo se basará en El Niño que controlamos y Trico, que a diferencia de los títulos anteriores es una relación aún más compleja, debido a la diferencia de tamaños y alcances de cada uno de estos; el muchacho entonces se encargará de resolver acertijos e idear la manera de salir de un edificio a puerta cerrada, mientras que Trico obviamente con su tamaño se encargará de ayudar al chico a llegar a lugares altos, destruir estructuras que impidan el paso y salvarlo de los enemigos que nos encontremos en esta aventura.

Ahora, esta relación no será nada fácil de alcanzar, y lograr estos lazos entre los dos nos costará cierto esfuerzo y trabajo para que Trico confíe en nosotros en ciertas cosas conforme avancemos en el juego; en un principio Trico te tendrá miedo al estar herido y encadenado, no podrás acercarte a él, pues este te rechazará, como bien dicen la confianza se gana, y en este título lo logran bastante bien, para demostrarle a Trico que eres de confianza, así que deberás ayudarlo tú a él primero, ya sea curando un poco sus heridas y llenándolo de energía para que se pueda poner de pie.

Ya que logras captar la “atención” y recalcó “atención” de la criatura él te comenzará a seguir y con ayuda de ciertos artefactos podrás controlarlo de cierta forma, es interesante cómo en un principio deja muy claro el título que lo que tienes con Trico no es un lazo de amistad si no un control sobre él, este control lo perderás y en cierto momento peligrarás al estar al lado de esta enorme criatura.

Claro que, después con tus acciones lograrás por fin un lazo aún más fuerte y podrás darle órdenes sobre a donde quieras que salte o se apoye para que puedas alcanzar una saliente alta, esto lo maneja bastante bien el juego conforme avanzamos en la historia y logra un sentimiento en el jugador de llegar a apreciar a ambos protagonistas.

MÁS PREGUNTAS QUE RESPUESTAS

Como suele ser de costumbre en esta saga dirigida por Ueda, el juego desde un principio no dice nada acerca de la historia, no sabes qué es lo que haces allí, o cómo llegaste a despertar a lado de una bestia come hombres encadenada y herida, solo algunos destellos en la memoria del muchacho logran darnos cuenta de que fue puesto en ese lugar con la bestia, tal vez para su sacrificio y dejarlo solo a su suerte, pero conforme la historia avanza nos damos cuenta de que el niño no es simplemente eso, y que todo lo contrario tiene un papel bastante importante en la historia dentro de esa inmensa ciudadela. Tal vez avanzando en la historia nos daremos cuenta que nuestros dos protagonistas tienen un lazo mucho mayor a la simple coincidencia.

GAMEPLAY

Uno de los puntos más importantes de este y los anteriores títulos de la saga, es el gameplay, ya que como antes mencione al no saber mucho de la trama, el gameplay debe de llenar esos ciertos “vacíos” y como es de esperarse lo hace bastante bien, nuestros protagonista tiene los movimientos más básicos, tales como son correr, brincar, agacharse, cargar y empujar, aunque no necesitarás más que eso ya que Trico se encarga de otras funciones más complejas como el combate; ahora, en cuanto al niño es un poco difícil de manejar, sus movimientos se hacen un tanto torpes y lentos, al querer aferrarse a una saliente o alcanzar una cadena, vemos movimientos poco fluidos y sencillos, pero puedo pensar que esto está justificado, ya que estamos controlando a un niño pequeño sin experiencia alguna, por otro lado el dar órdenes a tu compañero, de igual forma es algo por decir, torpe pues a Trico le costará “entender” lo que quieres que haga y en ciertos momentos hará algo diferente a lo que esperabas, esto no arruina la experiencia pero si llega a ser un tanto cansado y más al tipo de juego a los que estamos tan acostumbrados ya, sin embargo no se trata de una falla en sí, sino de un estilo de gameplay al que quizá nuevos jugadores no estén tan familiarizados. Pues hoy en día casi todo es rápido y lleno de tutoriales.

Otros puntos a mencionar dentro del gameplay son los acertijos que deberás de resolver, desde averiguar cómo llegar a una puerta en lo más alto del edificio, o cómo abrir un portón gigante con la ayuda de Trico, debo decir que estos acertijos y problemas que el juego te da a resolver se sienten mucho más sencillos que los títulos anteriores de la saga, puedo decir que son más predecibles, y por consecuente te llevará menos tiempo en resolver. El niño por su parte es casi inmortal, soportando caídas desde grandes alturas llevándose solo golpes que por cortos periodos de tiempo te harán más lento, y esto si Trico no te salva de una muerte segura. Así que casi no morirás en el juego, al menos que te atrapen tus enemigos y no puedas escapar de ellos.

PUNTOS NEGATIVOS

Debo decir que al ser un juego retrasado por muchas ocasiones llegando casi a su cancelación, y por consiguiente alcanzar unas expectativas demasiado altas por esos mismos retrasos, el título no contiene muchas fallas.

Claro que, aunque no sean muchas, si falla en algo bastante importante dentro de un videojuego y estoy hablando de la cámara, pues desafortunadamente no es tan responsiva y dinámica como lo esperaba, o como sus juegos hermanos. En esta entrega falla de una forma un tanto extraña, ya que es difícil de lograr que siga nuestra vista, se siente bastante pesada de controlar, por momentos pensé que era cuestión de acomodo personal y subí la sensibilidad de esta misma, pero aun así parecía que seguía sin responder, es como si quisieras jalar algo que está atado a otra cosa, y que al momento de soltar regresa a donde estaba, y se puede llegar a la conclusión de que está hecha así para que nunca perdamos de vista a donde se encuentra Trico y que está haciendo, pero al pasar esto perdemos un tanto el control del juego, y es más difícil querer mirar a los alrededores para resolver un acertijo o avanzar en el escenario.

No digo que sea mala, pero sí es bastante incómoda, con el tiempo logras identificar cuándo es que realmente la tienes que dejar actuar sola para no perder de vista las acciones de tu compañero, así que no se desesperen si falla, puede que logren acostumbrarse a ella.

Otro punto negativo que experimenté dentro del juego fue que se congeló por un momento, seguido de un “bug” bastante peculiar, aunque nada que arruinara la experiencia.

VALIÓ LA PENA

Un juego con gran hype, debido a la dirección que conlleva por parte de Ueda, dos juegos previos más que maravillosos llenos de belleza y drama, retrasos interminables, nos hace pensar si realmente vale la pena e inversión que se le debe de poner a este título.

El mercado puede estar un tanto dividido, entre los que aún lo esperan con ansias desde su anuncio en 2009 y los que perdieron la fe en él desde hace mucho tiempo, y créanme, entiendo perfectamente ambas posiciones. Pero al estar en este medio y tener la oportunidad de formar una opinión antes que el demás público, debo llegar a la conclusión de que The Last Guardian, es un juego que valió mucho la pena esperar, no defrauda en muchos sentidos, salvo a errores pequeños y otros que se pueden llevar a interpretación del jugador, este título es bastante bueno, logra crear ese sentimiento que lograron los juegos pasados de Ueda y al parecer ese es el punto más importante del por qué lo esperamos todos estos años.

The Last Guardian es un viaje hermoso entre dos amigos diferentes y con tantas cosas en común al mismo tiempo, es una historia llena de valores, como lo es la amistad y la confianza, como los anteriores no solo es un videojuego, es una experiencia, entre estos dos protagonistas.

Así que sí, SÍ VALIÓ LA PENA esta larga espera, disfruten por FIN “The Last Guardian”.