Virginia | Reseña
virginia-game-juegos-de-drama-acción-playstation4-steam-xbox-one-505-games-mejor-juego-indie

505 Games ha desarrollado y publicado juegos desde el 2006, siendo quizá Rule of Rose uno de los más emblemáticos por su increíble historia, Rocket League el preferido de la comunidad online y también puede presumir de la saga Sniper. En esta ocasión publicaron Virginia, la idea de varios años que por fin Variable State pudo terminar con el verdadero resultado deseado por Jonathan Burroughs y Terry Kenny, los directores. Mi reseña es la siguiente y seré muy breve en verdad.

VICKY

Escribir el guión de un juego es difícil, vaya que lo es especialmente cuando tienes en mente una historia, una inspiración y una idea que bien sabes cómo la quieres representar. Si ese guión es parecido a una película donde los elementos de acción son pocos y probablemente haya poca interacción entre el usuario y los personajes, pues es todavía más difícil. La bronca con Virginia fue contar una historia y una idea, sin diálogos. Eso es Virginia, un videojuego de cierta exploración, de drama, en primera persona y un relato tan extraño, que será complicado entender a la primera.Y probablemente tampoco en la segunda.

Anne Tarver es una recién graduada de la academia del FBI y por fin se le asigna su primer caso, el de Lucas Fairfax, un chico perdido en el pueblo de Kingdom, en Virginia. Junto con su compañera, Maria Halperin, Anne tratará de resolver este caso que debería ser de rutina, sin embargo una serie de sucesos, sueños y muchos objetos, nos hará poner atención más de lo normal, atrapándonos con una banda sonora fenomenal y acabando con muchas interrogantes.

Gráficamente no esperen un juego realista, sin embargo los modelos con vértices marcados y sin suavizar, más la iluminación y colores hacen un deleite visual con formas básicas, algo sencillamente genial si hablamos de que nuestros sentidos captarán lo más importante, olvidándose por completo de la estética que algunos podrían buscar. Sin embargo, el juego es muy bello y bien cuidado.

“Fenomenal” es el adjetivo que podría describir mejor al trabajo realizado por la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Praga, intérpretes de uno de los mejores soundtracks del año, sin discutir. No estoy hablando sólo de lo bien que se oyen instrumentos reales sin necesitar tantos filtros, me refiero a lo perfectamente bien sincronizada con los hechos, con la sucesión de los capítulos, las emociones provocadas con oír los compases y lo que vemos en la pantalla. La dirección es una maravilla al lograr adentrarnos en la historia sin necesidad de una sola palabra pero sí muy socorrida por el sonido.

Virginia es un juego rápido y afortunadamente no es de una sola pasada, pues para obtener el platino deben de jugarlo dos veces y esperar hasta que los créditos se acaben por completo. Pero si desean entender bien la historia, lo más probable es que se quieran agarrar un cuaderno, tomar nota y atravesar por la aventura más de tres veces como mínimo. Bendita historia nuevamente, que va más allá de gráficos realistas.

VEREDICTO

Virginia es un serio candidato a Mejor Indie del año, porque englobando todo lo que tiene, desde música, historia, estética, controles sencillos y un final sorprendente, se puede considerar un juego completo y redondo, que no necesita de algún multijugador, creador de mapas o escenas repletas de acción con persecuciones ni balaceras.

Estamos hablando de un relato en forma de película con algunos rasgos para explorar, para ver y para darnos un respiro en tan extraño cuento. Los directores sabían perfectamente cómo querían platicarnos su visión y lo lograron, encerrando en un juego de dos horas a lo mucho, varios misterios que será complicado no querer resolver, obligándonos a no soltar el control.

¡Bravo Virginia! ¡Bravo! Necesitamos más juegos como tú en la industria.