World of Warcraft: Legion | Reseña

Nuevamente la Legión llega a Azeroth, hemos jugado la nueva expansión de World of Warcraft, también conocido como WoW, que entre sus novedades nos permite llegar al nivel 110, ha cambiado de manera significativa el estilo de juego, ha terminado con la doble especialización, hay nuevo territorio en el mundo, tiene un nuevo sistema para determinar el nivel de los NPC, salón de clase, armas artefactos, la nueva clase “Cazadores de demonios” y por si fuera poco, nos ha sacado lágrimas a más de uno con su historia.

En World of Warcraft: Legion veremos básicamente una nueva invasión de la Legión ardiente y somos parte de una expedición que marcha a salvar al mundo de Azeroth, somos de los más grandes campeones y vamos al encuentro con los líderes de nuestra facción, como primer “Raid” una batalla donde vamos a detener a Gul’dan, el primer Orco brujo, que es quien lleva la energía vil y a la Legión Ardiente, en sí, la razón por la que los orcos abandonan Draenor, e inicia el conflicto de orcos contra humanos y con ello la guerra sin aparente fin entre ambos lados. Aunque en ésta ocasión se unen para combatir y expulsar a la legión del mundo que ahora comparten, o discuten, o medio destruyen con su conflicto… Bueno, entendemos el punto.

¿SPOILER? YA ES ALGO MUY VISTO, PERO SI QUIEREN PUEDEN SALTAR ÉSTE PÁRRAFO

En ésta misión ambas facciones tienen que pelear juntas, aunque cada quién por su lado y entre nos, se ven superadas (sobre todo la Horda) en número; jugando ambas campañas introductorias podemos ver que es más sencilla la de la Alianza, que solo tiene que luchar contra un frente, en cambio, la Horda es flanqueada en prácticamente 8 a 1, y en ambos casos se debe mantener una pelea de un par de minutos, hasta que se disparan las cinemáticas, donde veremos la caída de Vol’jin, Jefe de guerra de la Horda y de El Rey Varian, líder de la Alianza.

SALÓN DE CLASE

Poco a poco nosotros nos hemos vuelto, como personajes “Parte importante” de la historia, campeones, adalides, en la expansión anterior tuvimos nuestra fortaleza, pero es ahora que formamos parte de un gremio, somos de lo más sobresaliente en nuestra clase y nos han llamado, a ser parte de una sociedad de élite y no solo eso, conforme vamos avanzando apuntamos a ser líderes de ésta sociedad secreta que va más allá de las rivalidades de facciones, porque su meta es salvar a Azeroth, y entonces las grandes leyendas de tu clase se vuelven tus seguidores, a quienes los puedes enviar a hacer los mandados en un tablón de misiones, obviamente son cosas como calabozos, asesinatos, explorar regiones, e incluso usarlos de guardaespaldas, aunque no suena nada mal mandar al oxxo a Valeera Sanguinar.

FICHA DE NIVEL 100

Al adquirir World of Warcraft: Legion obtenemos una ficha para subir a nivel 100, está interesante, porque ya toda clase se puede probar a nivel 100 y si nos gusta se puede canjear la ficha y hacer permanente el personaje y el nivel, de lo contrario, se puede borrar el personaje (en lugar de jugar como obsesionados para hacer una reseña), el personaje aparece en una embarcación rumbo a las islas quebradas para formar parte del frente de batalla contra la nueva invasión de la legión.

CAZADORES DE DEMONIOS

Illidan sin lugar a dudas es un personaje icónico para los jugadores y muchos aún recordamos su grito “No están preparados” pues ahora él trae su banda los Illidari, que son las tropas, entre demonios y algunos elfos (hay nocturnos y de sangre, antes de rompernos las medias), estos últimos son los que hoy conocemos como cazadores de demonios, clase única para el elfo de la facción, pero solo podemos crear uno por servidor para con él pelear contra la legión, afortunadamente ésta clase inicia a nivel 98, también su inicio es muy diferente a los demás, ya que ellos entran de lleno en una batalla en Madurm, el Abismo Devastado, el punto es ir despejando el camino, liberar a algunos compañeros y combatir por su parte una avanzada de la legión. Los Illidari son aquellos que por salvar a su mundo, lo han sacrificado todo.

LO QUE MÁS NOS GUSTÓ DE LEGIÓN

Su sistema en el cual todos los NPC son de tu nivel (a menos que no deban), haciendo que se pueda elegir cualquier camino de leveo, e incluso regresar a las regiones en las que iniciamos y tener el mismo nivel de dificultad, francamente me parece una gran propuesta y sobre todo nos ayuda a subir de nivel de una manera constante. Por otra parte, el ambiente de las Islas quebradas y las historias son envolventes, lo que hace que uno sin darse cuenta pase más tiempo jugando del que planeaba.

ARMAS ARTEFACTO, ESPECIALIZACIONES Y TESOROS

Como gran líder y con misión tan épica como es detener al ejército del titán caído Sargeras, uno debe prepararse para ello y es entonces que llegan las armas legendarias de cada clase y especialización; para conseguirlas se debe seguir una serie de misiones, un ejemplo muy simple es para el pícaro (o rogue), las dagas “Mata reyes” al menos para la horda es infiltrarse a Ventormenta (la ciudad capital de la facción contraria), durante un estado de sitio por la muerte del Rey Varian y por si fuera poco una pequeña invasión, la cual debemos detener y cuando lo logramos, tenemos que irnos de allí, pero si no sabes qué arma elegir, no te preocupes, porque como ha desaparecido la doble especialización y uno tiene acceso a todas, de igual manera tiene acceso a todas las armas, no hemos llegado con el druida, aún, pero será divertido con sus cuatro especializaciones. ¿Cómo crecen las armas artefacto? Es básicamente una cacería de tesoros, los cuales están en todas las Islas, algunos están en lugares fijos y otras aparecen de manera aleatoria (algunas en lugares inalcanzables), así como eventos y criaturas poco comunes, en ellos además de descubrir todo tipo de objetos, hallaremos tesoros que suben el “Nivel de artefacto” porque dichas armas también suben de nivel y tienen varios caminos de evolución que nos permite también ajustarlo a nuestro modo de juego.

LOS CALABOZOS

Ellos tienen diferentes mecánicas, además del sistema de emparejamiento de los NPC al nivel del jugador (se ha terminado eso de un calabozo para x niveles, antes o después, no se puede jugar) ahora la dificultad se ajusta al nivel del jugador, haciendo que en un grupo pueda haber mayor diferencia de niveles, pero conservar el nivel de dificultad para ambos y que a todo momento uno pueda estar en cola para calabozo, lo cual es magnífico para quienes juegan el rol de daño, porque la cola mínima para ellos es de 25 minutos, osea, entre 35 y una hora de espera; también el poder jugar cualquier especialización, junto a los ítems híbridos, nos ayuda a que solo necesitemos el cambio de armas, básicamente, y ya no es necesaria la bolsa para los cambios de ropa.

WoW se mantiene como el Juego de rol en línea dominante, aunque ya hay varios títulos con excelentes opciones, pero la parte de historia y tiempo, World of Warcraft ha dominado y su nueva entrega Legión, no solo refresca las clases, sino también su estilo de juego y tiene demasiadas maneras de mantenernos entretenidos, y bien, si la renta se dificulta, también existe la compra de fichas de juego. Quien quiera probar un poco de ello, le recordamos que battle.net tiene la prueba del juego por 10 días o hasta nivel 20.

Gracias por acompañarnos en ésta breve plática sobre lo nuevo de World of Warcraft, una saga que ha apasionado a millones de jugadores durante más de 10 años, nos vemos en Azeroth

Pd: Lok’tar ogar (victoria o muerte)