Annabelle: La Creación | Crítica

Las franquicias de terror, han sido de suma importancia dentro del mundo cinematográfico en todos los tiempos, este género siempre se ha posicionado dentro de los más importantes, desde películas clásicas, como, El Exorcista, El Resplandor, Hellraiser, Eso, que seguramente muchos lectores de aquí tienen el conocimiento y si no, déjenme decirles que están haciendo algo muy mal, pues debido al gran éxito de estas películas, la industria pareció darse cuenta de que eran una mina de oro, es por eso que ya mas adelante en lugar de solo tener una entrega por película, pasaríamos a ver sagas emblemáticas del mismo género, tales como Viernes XIII, Pesadilla en la calle del infierno, y aunque las siguientes se sienten más como películas gore que podría ser un género totalmente aparte, vimos Scream y SAW/El juego del miedo.

Ahora al tener sagas donde la primer película es o bastante buena o simplemente decente, se corre el riesgo de que al llegar a cantidades extremas como una 4ª, 5ª o hasta 6ª entrega, se arruine una buen trabajo que tal vez las primera entregas habían realizado.

Es aquí donde llegamos a una de las sagas más importantes de estos tiempos El conjuro, creada por James Wan, la cual ocupa el 3er lugar en la lista moviendo una casilla a las serie de películas de SAW, ahora tampoco crean que estos es un halago, ya que arriba de esta serie de películas de James Wan, se encuentran en 2º lugar las películas de Actividad Paranormal, y en 1er lugar y aunque usted no lo crea reina la serie de Resident Evil, ahora entienden por qué les digo que estar en un 3er lugar en una lista así no es del todo un cumplido, solo que pues al fin de cuentas el dinero es el que habla y la asistencia de la gente a estas proyecciones.

Ahora este próximo 17 de julio le toca llegar a Annabelle a los cines del país con su secuela del filme que salió en 2014, Annabelle: La creación distribuida por Warner Bros. y producida por New Line Cinema, es la siguiente propuesta de James Wan produciendo en esta ocasión, para pasarle la batuta de director a David F. Sandberg, lo conocerán por la película del año pasado Cuando las luces se apagan, una adaptación de su mismo cortometraje que se hiciera popular en la redes, pero que en la pantalla grande dejó bastante que desear.

ORIGEN

Annabelle: La creación llega a contarnos la historia de cómo es que esta emblemática muñeca llegó a ser este ente demoniaco que tanto temor y precaución infunde en todas las personas que conocen de su existencia, ya hemos tenido la oportunidad de ver una historia protagonizada por este “ser” “objeto”, y también la vimos en cameos, donde su último fue al final del Conjuro 2, pero ahora llega a explicarnos cómo fue que nació tan maldita muñeca.

La trama nos cuenta la historia de la familia Mullins, una familia tranquila de un pueblo al parecer bastante pequeño y amigable, Samuel Mullins es un fabricante de muñecas, bastante solicitado dentro de esta misma sociedad, al parecer su trabajo es conocido y respetado, Samuel está casado con Esther, y tiene una hija pequeña a la cual llaman Bee, todo es miel sobre hojuelas en la vida de esta familia, pero obviamente en este tipo de películas, todo está por cambiar de una forma espeluznante, ya que la hija de los Mullins, sufrirá un terrible accidente que dará por terminada la corta vida de esta pequeña niña.

Años después, sin explicar que aconteció en la vida de los Mullins después de este terrible accidente, estos acceden a recibir un grupo de niñas huérfanas, en compañía de una monja llamada Charlotte que cuidara de ellas, en este grupo se encuentran Janice y su amiga Linda, junto con otras jovencitas.

Es entonces cuando llegan a las casa de los Mullins donde sus vidas cambiaran rotundamente para mal, viéndose sumergidas en un terror inimaginable.

Como esta crítica está realizada sin spoilers, no especificaré más sobre lo cual la película está hecha que es la “creación” de dicha muñeca, pero puedo asegurar que deja claro cómo es que inicio todo, aunque obviamente no es que sea muy difícil crear una justificación así de simple, pero ya llegaré a eso.

¿CREACIÓN O RECICLAJE?

Con Annabelle: la creación, es más que obvio lo que viene a entregar, desde su título lo dice todo, en entregas pasadas, se buscaba crear y vender un personaje que llegara a la mente de todos los que la vieran, muy independientemente de si te generara miedo o no, es lo que James Wan logro hacer y de muy buena manera, comercialmente hablando, porque seamos sinceros no es el primero muñeco maldito que vemos en una historia, además Annabelle no genera ninguna acción, simplemente es el envase del mal que la envuelve, pero bueno el personaje se creó y genera una cantidad de dinero que muy pocas sagas logran hacer.

Ahora la cinta viene a contarnos cómo es que se creó esta muñeca y aunque deja claros varios huecos argumentales que cintas pasadas dejaran en el aire, cabe mencionar que tampoco era un tarea muy difícil, simplemente tenía que presentar una situación, desencadenando acciones que una a una iban generando un problema aún más grande, no pienso dar detalles claros porque si no les estaría ahorrando el dinero de la entrada.

La cinta está llena de un constante deja vu, cada escena parecía que ya la había visto en películas anteriores de la serie, y aunque es normal, que una saga tenga similitudes en todas sus entregas, ya que obviamente todas se desprenden de una historia inicial y original, aquí pareciera que en vez de referencias o fan service que sería lo normal, el camino fácil, pero normal dentro de una saga, en Con Annabelle: la creación se maneja más como un reciclaje en ciertas partes descarado, son varias las escenas que me hacían regresar al día que asistí a la función de prensa del Conjuro 2, mismos planos, mismas tomas, mismas situaciones, tal vez diferentes diálogos y claro está otros personajes, pero si son seguidores de la serie tal vez perciban las mismas comparaciones de las que les estoy escribiendo.

TERROR CON SUBSTITUTOS

Ya comente sobre lo que Annabelle: La creación hace mal en cuanto a guion y trama, y como es que parece que solo colocaron un título nuevo a una película vieja, ahora creo es justo escribir sobre lo que debería ser el punto fuerte de estas cintas, ya que aunque para mí una historia muy bien trabajada, desenvuelta y aterrizada, es de suma importancia en el género de terror, parece que en estos tiempos lo que más dinero deja es solo colocar un susto por aquí, un ruido alto por allá y una aparición repentina por acá, que se le va a hacer eso es lo de hoy, y si, esta cinta hace bien su trabajo en cuanto a todos estos puntos que mencione, habrá varios momentos en donde te harán brincar de tu asiento, te hará sentir horror, y generará en el espectador un nerviosismo hacia lo que está sufriendo el personaje, no lo niego la cinta hace muy bien todo eso, y por momentos en especial una escena en las afueras de la casa de los Mullins, donde Janice es llevada por este ser demoniaco, hacia un granero, está muy bien realizada, la toma en contrapicado genera un sentimiento de terror puro, acompañado de la situación en la que se desarrolla, ya que es a plena luz del día, ese tipo de escenas son las que se aprecian.

CONCLUSIONES

Annabelle: La creación, no llega a dar nada nuevo, y literal nada nuevo a la saga de Wan que aunque no está involucrado directamente con la dirección si la produce, tal parece que Sandberg tomo todo lo que las demás cintas hicieron bien y las reimaginó, solo cambiando detalles pero dando como resultado escenas muy parecidas a cintas pasadas.

Debo aceptar que dentro de los estándares que últimamente estos años se ha creado en cuanto a cine de terror, cumple y lo hace bien, con lo que tiene a la mano, pero de nuevo es una película que no aporta nada al género y tampoco usa a su favor elementos que cintas clásicas lograron y son lo que hoy en día representan, Annabelle: La creación llega como una más de la saga, como un complemento que solo si eres seguidor de cintas pasadas debes ver, solo para entender más sobre la historia de esta popular muñeca, más sin embargo, si eres alguien que busca un terror bien logrado, bien manejado, con escenas que realmente te dejen ese sentimiento de ansiedad, aquí no lo encontraras, al final si es un cuento de muñecas.