Asistimos al Intel Gaming Nights en CDMX

Intel tuvo una forma muy peculiar de celebrar el Día del Gamer y fue con su primer Gaming Night, un evento donde jugadores de todo calibre se podrán dar cita para probar los juegos más recientes, así como equipos y competir por grandes premios, en un ambiente 100% hecho para disfrutar de la competencia.

La ciudad de México fue el lugar, donde medios, jugadores y youtubers se dieron cita para disfrutar una noche de videojuegos, donde Quake Champions y Destiny 2 (beta) serían los invitados especiales de la primer noche dedicada a los juegos y sus jugadores, donde solo nos sacaba de la penumbra el brillo de las pantallas, como muchas veces nos ha pasado a todos los gamers.

The World is watching

Esa fue la frase con la que Intel recibía a los jugadores, recordando que aunque el evento era free to play, habría competencia y como siempre, los victoriosos estarán en la vista de todos, invitando a los asistentes a dar lo mejor de ellos para que el mundo los vea como lo que son.

Hubo un pequeño torneo de Quake Champions, donde los jugadores demostraban ya su dominio, en unas batallas brutalmente visuales y por el sonido de las teclas, con un nivel alto de dificultad, de hecho el campeón Luis, decía al recibir su premio que el juego es de alta dificultad, pero con constancia se llega a dominar y al verlo jugar podemos ver que su inversión de tiempo fue larga y ahora recompensada.

En cuanto a Destiny 2 la competencia fue sencilla, terminar la primera misión, así que 16 jugadores iniciaron la carrera por demostrar su dominio del juego, cuya beta abierta facilitó que los participantes fueran fluidos y demostrarán qué tanto lo dominan ya… excepto un par de jugadores, que lucharon un poco para comprender los controles… pero los otros 14 estaban en una carrera sin descanso, con fuego en la mirada y sudor en la frente, tenían que demostrar cuánto han esperado este momento y es entonces que el primer jugador grita y salta, ha terminado la misión y antes de que bese su bufanda de Destiny, es que levanta la mano el segundo jugador y después de muchos dimes y diretes llega el segundo tercer lugar (porque el primero descubrieron que en realidad no había acabado la misión).

Y así, con sonido de los juegos, en un ambiente hecho especialmente para disfrutar los juegos y entre una comunidad tan receptiva, entre regalos de los patrocinadores del evento como fueron Kingston, Vans, Intel es que pasó la primer Gaming Night de Intel, en un pequeño bar, donde no importaba la hora, el frío o la lluvia del mundo exterior, por una simple razón, era nuestro mundo, aquel donde nosotros no vemos al mundo, sino que el mundo nos ve.