Assassin’s Creed Origins | Reseña

Ubisoft nos asombra a todos los gamers y sobre todo a los fanáticos de la saga Assassin’s Creed con su nueva entrega “Assassin’s Creed Origins”, un título bastante bueno en calidad y contenido, que mezcla se podría decir, los mejores elementos de varios juegos de su universo, para llevarnos a un sin duda, épico viaje al antiguo Egipto, en el que conoceremos nuevos enemigos, espectaculares escenarios y una historia llena de secretos.

Para los fans y gamers en general, he de decir que esta reseña no contiene ningún spoiler, así que prosigan leyendo sin cuidado.

UN SALTO PERFECTO

Assassin’s Creed Origins en lo personal me tomó por sorpresa desde su primer anuncio, pues no es secreto de saber que la saga Assassin’s Creed de pronto se ha visto rezagada con algunas entregas “no tan buenas” en las que a veces la historia no nos sorprendía mucho, o encontrábamos bastantes bugs y errores, y entre otras cosas; por fortuna de todos, en el presente juego no es este el caso. Pues Ubisoft ha demostrado aprender de sus errores, y mejor aún, ha sabido plasmar todo lo mejor (o al menos la mayoría de elementos) que nos han encantado de pasadas entregas.

Desarrollado por Ubisoft Montreal, Assassin’s Creed Origins, el siguiente juego del Assassin’s CReed Syndicate, evoluciona gracias al fantástico motor AnvilNext 2.0, el cual sirve entre otras cosas, para construir un mundo no visitado antes en la saga, ubicado en el antiguo Egipto, lugar en el que veremos hermosos cambios climáticos, tales como tormentas de arena, y efectos de iluminación en sus cambios de horario dinámicos.

El juego, enfocado en, la acción y el sigilo, como siempre lo ha hecho, nos presenta a Bayek, un Medjay, un guardián élite paramilitar que lucha día y noche para proteger el reino del faraón Ptolemy XIII. El lo que es quizá lo más interesante de Assassin’s Creed Origins, es que Bayek, gracias a una serie de eventos, se podrá convertir en el primer Assassin (de ahí el nombre, obviamente).

UN CUIDADO GAMEPLAY

Assassin’s Creed Origins prácticamente ha reconstruido su sistema de juego, pero no se preocupen, todos los elementos que tanto nos gustan de la saga siguen aquí, sin embargo se siente una buena lista de mejoras en todos los aspectos; para comenzar el combate es un tanto más complicado, dando más uso al tiempo de acción y respuesta, y obviamente al tipo de arma que estemos usando, los fans de la saga seguramente recordarán los primeros títulos en los que más valía tener cuidado y no llegar a enfrentar más de un oponente a la vez. De esta manera Origins se enfoca en el sigilo, como siempre lo ha hecho, pero con un cuidado modo de juego que a la vez que es más preciso, ciertamente nos “premia” con buenos ataques por parte de nuestro personaje y una física de las armas más realista. Eso más la inteligencia artificial de los enemigos, la cual ahora está más cuidada y por decir “inteligente”. Lo que hace que el juego sea menos repetitivo en sus combates y además, emocionante. Al igual que en otros títulos, podremos elegir entre varias armas, y otros elementos para nuestro personaje.

El parkour, otro aspecto de la franquicia y casi emblema de la serie, también ha sido mejorado; las animaciones de Bayek son más fluidas y precisas dependiendo de lo que estemos escalando, o por dónde nos deslicemos, aquí cabe destacar que los modelados tanto de escenarios como de nuestro héroe están muy bien logrados, entregando un sentimiento caso cinemático. En pocas palabras, un salto que vale la pena apreciar.

PERFECTOS ESCENARIOS

Si nunca han jugado Assassin’s Creed (lo dudo un poco) o si buscan un juego que les llame la atención por sus gráficos, no lo piensen mucho, Assassin’s Creed Origins es una apuesta segura. Como dije al inicio, el motor AnvilNext 2.0, usado en títulos como Assassin’s Creed Unity, Assassin’s Creed Syndicate, Steep, For Honor y Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands, entrega unos hermosos visuales dignos de apreciar y que nos transportan a escenarios desérticos, con vegetación, batallas de navíos, calles llenas de vida y más; además el uso del cambio de horario y clima dan momentos muy buenos, sobre todo hablando de la iluminación del juego, la cual como podrán imaginar, es bastante buena. De hecho, Assassin’s Creed Origins tiene un modo foto para capturar “ese momento perfecto” y por si fuera poco, también podemos compartir con la comunidad estas imágenes para ser votadas. La única mala noticia se podría decir, es que en PS4, consola en la que usamos la reseña, pudimos encontrar algunas texturas que tardaban en cargar, así como repentinas caídas de frames al momento de enfrentar muchos enemigos, sin embargo nada que les afecte el gameplay. Esperemos Ubisoft corrija estos errores con alguna actualización ya que el título es casi perfecto.

Y hablando de las texturas, todas están recreadas con muy buena definición y detalle, la paleta de colores por momentos nos puede recordar a la usada en For Honor, lo cual es una excelente noticia. El modelado de las armas y objetos es bastante adecuada a esta generación de consolas.

UN JUEGO ESENCIAL PARA LOS FANS Y NUEVOS JUGADORES

Contando con una emocionante historia que no los dejará indiferentes, personajes llenos de vida y personalidad, y un protagonista a la altura de los favoritos de la serie como Ezio o Altair, Assassin’s Creed Origins tiene todo para ser un juego perfecto, digno de nuevos jugadores que quedarán sin duda intrigados a probar las pasadas entregas, y también para los fans de la saga que en ocasiones, hemos esperado un juego como este por años. Assassin’s Creed Origins tiene sus errores, pero nada que afecte su totalidad, y sin duda alguna es un gran paso adelante para la saga, si el futuro es así, entonces ciertamente queremos más historias de Assassisn’s.

Recuerden que Assassin’s Creed Origins está disponible en Playstation 4, Xbox One y PC.