Barry Seal, sólo en América | Crítica

Universal Pictures distribuye la cinta “American Made” cuyo nombre se dobló en México como “Barry Seal, sólo en América” donde nos cuenta la historia de un piloto que tuvo una vida muy peculiar, pues vemos un personaje que sólo se deja llevar por las situaciones, pero le gusta el riesgo y sobre todo la paga, volviéndose cada vez más cínico y lleno de problemas, ya que éste personaje trabaja para la CIA y para el cartel de Colombia, lo mejor de todo es que está basado en hechos reales.

¿DE QUÉ TRATA?

Barry Seal es un piloto comercial que buscando ganar más dinero contrabandea puros cubanos en sus vuelos, es entonces que se le aparece un agente de la CIA, quien lo invita a trabajar con él para tomar fotos de reconocimiento en Centro América, es así que llama la atención del cartel de Colombia, ya que Barry es de los pocos pilotos que pueden entrar y salir de Estados Unidos sin tanto problema, así que le proponen contrabandear Cocaína… y así inicia un thriller lleno de datos históricos, donde vemos una historia con excesos, peligros y eventos que nos demostrarán que a veces es más impresionante la verdad que la ficción.

¿PARA QUIÉN VA DIRIGIDA?

Para los amantes de las películas de engaños, también para quienes les interesan los temas de narcotráfico, policiacas, quienes tienen curiosidad sobre éste personaje que trabajó al mismo tiempo para el gobierno estadounidense y el propio Pablo Escobar (Cartel de Colombia), así como fans de Tom Cruise, ya que después de mucho tiempo está en una película en la que no todo es correr y pelear, así que lo vemos actuar como no lo había hecho hace tiempo.

LO BONITO

El personaje principal tiene un desarrollo a volverse más cínico y arriesgado, alguien que ya sabe que cada día su vida está en riesgo, pero que la paga es buena. Tiene un humor ácido, un tanto ligero; las situaciones que presenta la cinta son las que nos hacen reír y después nos hace reaccionar al “darnos cuenta” de la manera en la que el mundo gira, entre corrupción, necesidad y placer. Por otra parte Tom Cruise tiene ese charm (ah verdad, ya parece que escribimos desde la condesa), una habilidad de interpretar a un personaje corrompido por las circunstancias que nos simpatiza y hacernos cercanos al mismo personaje.

PUNTOS DE MEJORA

Hay veces que se siente que la película baja de ritmo, pero son pocas; por el tiempo y todos los datos a contar no se cierran algunos hilos, dejando lagunas en algunas partes, nada vital a la historia principal, pero nos gusta el chisme y nos perdimos un par que se veían re-buenos.

EN RESUMEN

Barry Seal, sólo en América es una película cínica (en el sentido divertido), que señala acontecimientos que nos muestra parte de la historia que no se pudo conocer más que por escándalos, vemos un Tom Cruise simpático en una evolución de un pequeño contrabandista hasta llegar a trabajar para quienes están en la cima, siendo prácticamente un agente doble en una guerra que él fue de los que la iniciaron. Tiene una buena fotografía y su arte nos recuerda totalmente a la época finales de los 70’s, mediados de los 80’s, ayudándonos a asimilar el paso del tiempo, además de haber sido grabada tanto en Estados Unidos, como en Colombia, dando mayor realismo y por ello se lleva en la escala Kopodo un 3.5, ya que nos hace pasar un rato a gusto en el cine y nos muestra tristemente la impunidad que hay en el mundo.

#DiNoALasDrogas #LaÚnicaDrogaEsElAmor #KopodoEsAmor #SóloAAndrésLeGustaLoIlegal