Cars 3 | Crítica

Disney y Pixar se actualizan bruscamente en el mundo de las carreras. Una nueva generación de rápidos y eficientes motores ha llegado a la pantalla grande y como ya todos vimos en el tráiler de Cars 3, un brutal choque deja al Rayo McQueen (voz español latino – Kuno Becker) fuera de circulación.

EN SUS MARCAS, LISTOS ¡FUERA!

A pesar de sus llantas desgastadas y sus embragues chillantes, McQueen está desesperado por seguir en las carreras y evadir convertirse en chatarra, en tan sólo un recuerdo y productos de mercadotecnia; es por esto, que en su búsqueda por obtener un motor digno de las nuevas generaciones de autos, McQueen se topa con una instalación de entrenamiento para autos con toda la tecnología de punta, simulador de camino, espacios de VR (Realidad Virtual) y una vivaz entrenadora, Cruz Ramírez (voz español latino – Verónica Jaspeado). Su historia de autocompasión y su inclusión femenina es envolvente y bueno, sabemos que Disney es embajador de mostrar todos los estereotipos que hay en el momento. Por mientras toda la cuadrilla del Rayo está planeando cómo completar todas las carreras previas donde McQueen tiene como objetivo para llegar a vencer a su nuevo némesis, el novato Jackson Storm (voz español latino – Alejandro Orozco), de los primeros autos “tecnológicos” construidos para las carreras.

Cars 3 es lo suficientemente entretenida, entregando una línea visual tanto en los vehículos como en los escenarios, o sea, a lo que estamos acostumbrados de sus dos predecesoras, claro está con las mejoras estéticas de los renders de esta generación. No quiero meterme mucho en la historia, ya que, por ser una cinta de Disney, la trama tiene que ser sencilla, inspiradora y orientada a los pequeñines de la casa. Pero en esta parte, Disney y Pixar logran un balance perfecto entre los temas de jamás rendirte, seguir tus sueños, volver lo negativo en lo positivo y tener confianza en ti mismo.

¿MALA NARRATIVA?

Con la entrada como Director de Brian Fee, veterano artista de storyboard y animador, todos esperábamos una explosión (hablando visualmente), o al menos una historia con la suficiente profundidad o balance entre los diálogos de todos los personajes involucrados. A pesar de sus deficiencias narrativas, Cars 3 luce bastante bien, constantemente podemos ver pequeños detalles que hacen la diferencia, como el lodo, fuego o simplemente los excelentemente bien definidos reflejos en el agua. Así que hay que agradecerle a Brian y a Pixar por siempre estar en la cima de la pirámide de la animación digital.

Cars 3 cierra perfectamente una trilogía de carreras, abarcando los temas más actuales en cuanto a carreras y la situación social actual. En esta nueva película de Cars, tenemos todo el encanto que vimos en la primera cinta, ya que, al tocar temas novedosos, toda la audiencia está picada con lo que ve en la pantalla.

ESTÉTICA QUE CORRE A 210 MPH

Visualmente Cars 3 tiene todo lo que esperábamos de una cinta de Pixar, logrando captar vehículos foto-realistas y apuntando hacia escenas de carreras llenas de adrenalina. Esto es un gran ejemplo de lo que una película animada debe ser para saciar los ojos de niños y adultos.

EN RESUMEN…

Cars 3 es una película completamente entretenida para toda la familia, mientras que los pequeños podrán disfrutar de una bonita película de Disney, los adultos podrán aprender un par de cosas en cuanto a generar la confianza en los más pequeños, así como disfrutar de unas divertidas carreras de todo tipo.

Por último, recuerda llegar a tiempo a la función para disfrutar de un interesante y encantador cortometraje llamado “Lou”, tocando la temática del bullying en la escuela.