Cómo ser un Latin Lover | Crítica

Eugenio Derbez estrena nueva cinta. Muchísima gente lo conoce por sus actuaciones en diversas comedias de Televisa, y algunas de sus recientes largometrajes como No se aceptan devoluciónes o Miracles from Heaven. Sin duda es un orgullo para México que a un actor de nuestro país se le esté dando la seriedad y voto de confianza para realizar producciones para la pantalla grande en Estados Unidos.

PARECE QUE TE ESTOY MOJANDO…

Cómo ser un Latin Lover nos presenta la historia común de una humilde familia mexicana que pierde al pilar económico de la casa (el papá) mediante una muerte muy #lol. Tras esto, los hermanos Máximo (Eugenio Derbez) y Sara (Salma Hayek) piensan en lo que quieren hacer de sus vidas en el futuro. Mientras Sara sueña con ser una gran Arquitecta, Máximo sueña con dejar de ser pobre a costa de “viejitas” millonarias. Así es como comienza su vida de Latin Lover (gigoló), iniciando como empleado de un hotel en Cancún hasta ligarse a una mujer millonaria casi 30 años mayor que él.

La vida de Máximo se vuelve como la de un rey, aunque tras 25 años de matrimonio, este se ha descuidado física e intelectualmente. Rodeado de lujos Máximo despierta cada día velando por la muerte de su esposa para quedarse con su fortuna.

Todo parece ir perfecto, Máximo se da los lujos que siempre soñó hasta que un día, la anciana millonaria decide dejar a Máximo por un joven vendedor de McLaren (Michael Cera) dejando completamente solo y sin un centavo a Máximo. Dado lo sucedido, Máximo pide ayuda y hospedaje a la única persona que podría salvarlo, Sara, su hermana.
Después de unos días de convivencia familiar con su hermana y su sobrino Hugo (Raphael Alejandro), Máximo empieza a conocer el sentido de la familia y lo importante que ésta es. Sin embargo, él sigue en búsqueda de su “viejita millonaria” para volver a la vida que tanto ama.

I DON SPEAK ESPANICH

Cómo ser un Latin Lover es un filme dirigido por el recién llegado a Hollywood, Ken Marino, y producida y distribuida por 3Pas Studios y Pantelion Films (Lionsgate + Televisa). Por este último miembro, esta cinta solo llegará en español a las salas de cine de México. Eso sin duda es una pésima decisión, todo el mundo sabe que una comedia no puede ser traducida porque los chistes no tendrán lugar dentro de la película y Cómo ser un Latin Lover es el claro ejemplo de esto. No estoy diciendo que todo el doblaje haya sido malo, bueno sí… Lo único rescatable son las voces originales de Eugenio Derbéz y Salma Hayek en sus mismos personajes, pero vamos, eso es hacer trampa ya que ellos hicieron la actuación, hicieron los diálogos y sentimientos en inglés, fácilmente ellos mismos pudieron localizar la película en español. Pero regresando a la película en general, creo que, teniendo actores de doblaje de la talla de Televisa, me extraña que no hicieran algo mejor con los doblajes de los actores americanos al español.

Otro gran detalle, como lo mencioné anteriormente, Cómo ser un Latin Lover es una comedia muy a la Spanglish, tenemos nuestras conversaciones en inglés y español, pero a la hora de hacer un chiste o broma, tienes que estar pensando en todas las posibles raíces de estas bromas, ya que la gran mayoría no tiene mucho que ver con la secuencia de la cinta. Claro está, escucharemos frases como “a que la ching…”, “cabrón”, “zape”, “chinga%& madre”, entre otras, pero estas son sólo frases que fácilmente se colocan en el doblaje, pero cuando introducen una broma más elaborada, un chiste o diálogo cómico o “racista” se oye un poco tonto. Para muestra, cierren sus ojitos e imagínense a su primo de algún Estado “curioso” de la República Mexicana, que solo sabe hablar español, haciendo una broma imitando el acento de un mexicano…

ME SACÓ MI LADO LATINO :’(

Es bien sabido que los latinos tenemos la sangre caliente y los sentimientos a flor de piel, estos detalles se encuentran muy bien planteados durante la trama, desde la codicia por querer ser rico y tener el sueño americano, hasta el apego a la familia, las diferencias entre hermanos, la relación tío-sobrino después de perder a su figura paterna y la recapacitación de que el dinero no lo es todo en la vida son típicas de las cintas anglo-mexicanas, pero al final de cuentas describe muy bien nuestro sentir.

Todo lo anterior fue un gran acierto a la hora de las actuaciones, y claro está, no podían faltar unos buenos tequilazos para ambientar una escena. La dupla entre Salma y Eugenio es increíble, aparte de compartir los mismos orígenes, esa sinergia que mostraron como hermanos es muy creíble, hasta hay una escena de celos de hermano mayor. Sumado a esto, el espíritu de forever young de Eugenio Derbez como Máximo, así como su arraigado sentimiento de que él es un hombre galán y que tiene a todas las chicas muertas, es muy bien adaptado a que él no es el jovencito que solía ser, dándose cuenta que personajes como Cindy (Kristen Bell) no les agradaba por ser guapo, sino por ayudarlo.

CONCLUSIÓN

Cómo ser un Latin Lover no es la mejor película de la temporada, pero sin duda es una de las más cómicas. Si lo que buscas es pasar unas dos horas riéndote sobre las babosadas que caracterizan a Eugenio Derbez y a los demás personajes, en verdad te la recomendamos bastante.

Las actuaciones son muy buenas, y todos los actores, incluso los infantiles, saben personificarse muy bien ante la cámara. Aunque el doblaje nos dejó mucho que desear, Cómo ser un Latin Lover es una divertidísima cinta anglo-mexicana de la cual estarás hablando con tus amigos al terminar de verla.

Le damos un fuerte aplauso a Eugenio Derbez que cada vez se involucra más y más en el cine de Hollywood. Él es un claro ejemplo de que tienes lo que sueñas.