Final de la LLN o el triunfo engañoso de Lyon

Fue el 26 de agosto y fue una fecha esperada para muchos jugadores del servidor de Latinoamerica Norte de League of Legends, ya que en ese día se sabría quién nos representaría en china, para el Mundial de LoL, el encuentro sería entre los máximos favoritos y únicos campeones desde la apertura del servidor, Lyon Gaming y los retadores, un caballo negro que sorprendió a varios con su juego agresivo y sistemático, Infinity Esports. pero no sería lo suficiente para darles la victoria, ya que cayeron ante el ahora 9 veces campeón Lyon Gaming en un engañoso 3-0.

El campeón

Lyon, desde la conferencia de prensa se vio en una zona de confort, con el mismo Seiya somnoliento en la misma y su entrenador, “Yeti” preocupándose por su peinado en algún reflejo cercano, totalmente confiados en lo que sería su noveno campeonato. Pese a un juego pasivo, por unos momentos caótico e incluso tibio, pero que les funciona el juego tardío como en los dos últimos torneos, aguantar al error y castigarlo de manera brutal.

El Retador

Infinity Salió con todo desde el inicio, a demostrar su valía y por qué estaban allí, con picks fuertes, llamados certeros, la agresividad que los caracterizó en el torneo, todo ello les concedió ventajas tempranas, pero vimos un ligero problema que es lo que mata a la mayoría de los equipos en LAN “El cierre” haciendo que su ventaja temprana se viera reducida poco a poco y sus ánimos se fueron apagando al verse frustrados, mientras que Lyon, con un ritmo tranquilo fuera retomando el control de la situación, cosa que les afectó a los retadores anímicamente y viéramos un tercer juego con un solo equipo… Lyon.

Juegos 1 y 2

Estos juegos fueron en un inicio dominados por el retador, con elecciones acertadas, tanto de campeones, como de llamados, las rotaciones los pusieron al frente en primeros minutos, así como la selección de objetivos, mostrándose en un juego ventajoso contra un Lyon Gaming prácticamente perdido, deslucido, que nos haría recordar la respuesta de Jirall en la conferencia de prensa, donde se decían ya aburridos de tanto ganar y no tener competencia, lo que podría parecer no tan cierto por la ventaja de Infinity, pero llego el late… El bendito late, donde el retador animado buscaba pelea de equipo para tratar de cerrar el juego, pero Lyon con un par de buenas peleas de equipo lograrían cambiar el rumbo de los juegos, llevándose dos victorias al hilo, desanimando totalmente a su retador, que se había visto superior.

¿Juego 3?

El tercer juego solo tuvo una cara de la moneda “Lyon” ya que el retador tiró la toalla sin decirlo, dejando libres las selecciones de comodidad del campeón y con jugadas dignas de elos bajos, donde los jugadores parece que ya no tienen esperanza de subir, así se sintió el tercer juego. Por un lado el retador ya con un Knockout técnico y el campeón con ganas de cerrar el evento, en un juego donde Lyon se encargó de ir cerrando el camino poco a poco a Infinity y ni siquiera su estrella Cotopaco podría darles esperanza, puesto que ellos tenían ya en la mente “hemos perdido”

¿Qué nos espera en el mundial?

Pese a que ya tuvimos el milagro de LAN, cuando Lyon quedó 7 victorias y 1 derrota, el roster es muy diferente, aunque su carril inferior es sólido, no brilla tanto como cuando Arce era el guardián de Whitelotus, hemos visto a un Seiya que en lugar de ser un jugador agresivo y dominante, se ha vuelto un oportunista, al igual que el equipo, claro que no es tan difícil recuperarse ante equipos que no saben cerrar un juego, pero el mundial será contra los mejores de todas las regiones y generalmente no tienen errores, sobre todo y para nuestra desgracia, ellos sí saben cerrar partidas, no como la mayoría de los competidores en LAN.

¿Somos competitivos?

La triste realidad es que un servidor tan claramente dominado por un equipo, nos demuestra poca competitividad, si vemos a Corea, SKT1 las veces que ha llegado al mundial, ha sido campeón, pero su paso siempre ha sido tortuoso, con grandes adversarios que los hacen prepararse más y más, que los incitan a ser los mejores y es así que un equipo que ha ganado el mundial en varias ocasiones, esta vez regresa, pero como el segundo de su servidor, ello nos demuestra un ambiente altamente competitivo, que es lo que necesitamos para crecer.

¿Cómo se puede lograr?

La palabra es compromiso, pero compromiso de todos, jugadores, medios, equipos sobre todo y organizadores, se necesitan más competencias, fuera de la liga de RIOT, para preparar y sacar a la luz los nuevos jugadores que obligarán a los profesionales a mejorar o a ceder sus lugares, necesitamos equipos que generen expectativas y las cumplan, que hagan sangrar al campeón por su corona, que nos regresen la alegría de una final con expectativa, a esas ganas de ver los streams de los torneos y que con su energía nos inciten a vestir sus colores, a gritar sus jugadas, a aplaudir sus decisiones y nos regresen la alegría de los festejos, necesitamos dejar de recibir una final con la frase “pues sí, se la va a llevar Lyon Gaming”

Esto más que una crítica, es una solicitud a la comunidad de retomar el juego, pero ahora con más seriedad, de trabajar la parte psicológica que a tantos equipos los ha dejado en el camino, es un “aquí seguiremos, al pie del cañón” y sobre todo una manera de agradecer el juego que ya es una pasión y un recordatorio de que la comunidad entre gritos y lágrimas siempre tendrá una sonrisa que dirá SOMOS LAN.