Fragmentado | Crítica

M. Night Shyamalan vuelve a la pantalla grande como escritor, director y productor de Fragmentado (Split), cinta de suspenso también conocida bajo el título de Múltiple; en esta nueva producción James McAvoy protagoniza a Kevin, un ser humano con un trastorno de 23 personalidades distintas, aunque la verdad, en el largometraje sólo podemos apreciar cinco a lo mucho.

COMENZANDO CON EL PIE DERECHO

Desde los primeros minutos, Fragmentado sabe atrapar al espectador, ya sea fan de las cintas de Shyamalan, o no, pues el tipo de suspenso es más o menos básico y simple, con una historia que igualmente comienza sencilla y poco a poco se va profundizando.

Básicamente todo comienza cuando una de las múltiples personalidades de Kevin secuestra a tres adolescentes, Claire (Haley Lu Richardson), Marcia (Jessica Sula) y Casey (Anya Taylor-Joy), quienes son privadas de su libertad y llevadas a un cuarto en una instalación, lugar en dónde tendrá desarrollo la mayor parte de la película. Las intenciones de Kevin y del porqué de este crimen serán los asuntos en los que se basa todo el suspenso, por fortuna también encontraremos algunos instantes con la Dra. Karen Fletcher, interpretada por Betty Buckley, quién es la encargada de tratar y analizar a Kevin para ayudarlo con su condición; ahora, obviamente tarde o temprano la doctora descubrirá lo que ha hecho su paciente.

ACTUACIONES

Sin duda uno de los puntos fuertes de Fragmentado (Split) es la actuación sobre todo, de James McAvoy, pues cada una de sus personalidades plasmadas en la cinta, son interpretadas de forma muy interesante y sobre todo creíble, lo mejor de todo es que son muy distintas entre ellas, por lo que el actor entrega varios papeles prácticamente en una misma escena, haciendo de este thriller algo llamativo, cosa que ayuda mucho al desarrollo de la historia. Por su parte, Anya Taylor-Joy (Morgan, The Witch: A New England Folktale) y Betty Buckley (The Happening) también realizan un buen trabajo con sus papeles, sirviendo de apoyo en una historia se podría decir, con todo el toque de Shyamalan, si son fans, o conocen el trabajo del escritor/director sabrán a lo que me refiero.

UNA CINTA PARA PRESENTAR A KEVIN

Quizá otro de los puntos de interés en Fragmentado es que con el paso de los minutos uno se percata que toda la narrativa se recarga en presentarnos a Kevin, pues más allá del secuestro de las chicas, todo el guión se esfuerza en construir este ser humano de múltiples personalidades, y es que todo, desde las sesiones con su doctora, hasta las razones de su crimen, se centran en su construcción para entregar finalmente una sorpresa que si son fans del trabajo de M. Night Shyamalan (quien también tiene una pequeña escena en la cinta) les gustará mucho. Bueno, seguramente en internet ya hay cientos de spoilers sobre esto, pero acá no se los contaré para no arruinarles nada.

Fragmentado, aún presentándonos un suspenso inicialmente basado en el secuestro de estas chicas, no guarda un desarrollo como una clásica película de crimen, es decir, quienes buscan un largometraje de policías que siguen pistas, escenas fuertes y retorcidas y un villano sin escrúpulos no lo encontrarán aquí, pues como dije, la historia tiene todo el sello de Shyamalan, el cual normalmente se inclina más a lo sobrenatural y fantástico. Es decir, no es spoiler, porque es obvio, tan sólo hay que recordar su historial de películas para darse una idea de lo que nos puede esperar.

AL FINAL

Con un desenlace que promete mucho, Fragmentado basa su éxito sobre todo en la actuación de McAvoy y en la promesa de una futura entrega, pues es una cinta que como ya mencioné, sólo sirve para presentarnos un personaje, la buena noticia es que dicha tarea es efectuada de manera interesante, pero sí debo decir que si la historia no prometiera una futura entrega perdería mucho de su encanto (por decirlo de alguna manera).

Sin son fans del trabajo de Shyamalan seguramente ya vieron, o verán Fragmentado, y si no son fans pero se interesaron por el trailer, quizá tengan que guardar sus expectativas.