Horizon Zero Dawn | Reseña

Simplemente una obra maestra, un clásico instantáneo en el mundo de los videojuegos y un claro “vende consolas” para PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro; el título de RPG y mucha, mucha aventura publicado por Sony Interactive Entertainment y desarrollado por Guerrilla Games, creadores de la saga Killzone nos lleva por una Tierra donde señas del pasado y un futuro post-apocalíptico son el escenario perfecto para la historia de una guerrera llamada Aloy.

A estas alturas me parece que el estudio Guerrilla Games no necesita ninguna presentación, todos conocemos ya la saga Killzone, tan importante para la marca PlayStation; bueno, comenzando por ahí sin duda fue una excelente noticia cuando años atrás se anunció la nueva IP del estudio: Horizon Zero Dawn, un por decir, nuevo inicio y giro a la tuerca en donde el universo de los Helghast quedaba atrás, para dar pie a una novedosa aventura narrada a los ojos de Aloy, una joven guerrera que enfrentaría peligrosas bestias mecánicas, y tribus ajenas a su mundo. Desde un primer trailer bastante prometedor, Horizon Zero Dawn entró en el panorama de todo gamer de PlayStation (y seguramente de otras plataformas) llevando a un hype que evento tras evento y avance tras avance simplemente seguía asombrando a la comunidad; ahora, ciertamente uno podría sentir miedo con esto, pues ¿Cuántas veces no hemos visto que el hype se desinfla dejándonos un juego regular y hasta malillo? Pues muchas veces.

Pero con toda la alegría como buen gamer que soy, les puedo decir que este no es el caso, y que si tienen un PlayStation 4 necesitan este juego.

LA HISTORIA DE ALOY

Sin duda la base que sustenta todo el mundo de Horizon Zero Dawn es su historia; desde los primeros momentos, y después de una cinemática lograda con el motor del juego somos llevados a la niñez de Aloy, un especie de “tutorial inteligente” en el que aprendemos las mecánicas básicas del gameplay (aprender a cazar, el sigilo y exploración) y sobre todo el estatus que nuestra pequeña aventurera tiene con el mundo que le rodea. Allí conoceremos que Aloy es una marginada de su pueblo simplemente por tener algún extraño pasado; entonces, marcada desde su nacimiento, ella crecerá en los exteriores de su aldea con la única compañía de su padre, quien por cierto, también es un marginado. Con esto quiero decir que no pueden entrar jamás a la aldea, ni hablar con sus habitantes, ni nada por el estilo.

Pero lejos que Horizon Zero Dawn se transforme en una historia de sólo sufrimiento, descubrimos que Aloy es un ser humano fuerte y decidido, una niña que posteriormente se transforma en una mujer noble que ha aprendido a sobrevivir gracias también a la guía de su padre; todos estos hechos la convierten en un personaje tridimensional y del que realmente nos interesa conocer toda su historia, más allá de los monstruos mecánicos y aquel mundo de maravillas del pasado, el juego se centra en Aloy, una heroína que sin duda desde ya, merece su lugar junto a otros íconos de los videojuegos como Lara Croft, o Nathan Drake.

Dicho esto es claro decir que el título comienza con calma, a un ritmo que nos marca la importancia de sentar una base para todo lo que iremos descubriendo, y esto sucede en el “tutorial inteligente” que les menciono. Luego de esto seremos libres (por decirlo de una manera) para ir y venir, y hablar con quien queramos, enfrentando todo tipo de criaturas, bandidos y una tribu que guarda muchos secretos.

EQUIPO, ENEMIGOS Y JUGABILIDAD

Los controles en Horizon Zero Dawn son muy accesibles, así como su curva de aprendizaje, algo que se agradece pues en el juego tenemos multitud de cosas por hacer. Comenzando nuestra aventura tendremos sólo nuestro arco, unas piedras y una herramienta para colocar trampas eléctricas, posteriormente descubriremos que las armas, y otros varios tipos de trajes tendrán ranuras para mejorarlos. Al tratarse de un RPG el título deja que subamos de nivel, coloquemos puntos en varias ramas con aptitudes distintas, ampliemos nuestra capacidad de carga para pociones, materiales, armas, etcétera, aguantemos más daño, podamos recolectar elementos para nuestro beneficio y logremos ver los puntos débiles de los enemigos al analizarlos con nuestro Foco, una herramienta que Aloy encuentra cuando niña y que le ayuda a seguir rastros, ver pistas, analizar el entorno y como ya dije, ver los puntos débiles de los enemigos. Lo cual como imaginarán es muy útil para no andar gastando flechas de madera y piedra a lo tonto.

Para sobrevivir tendremos a disposición varios tipos de arcos y flechas, desde puntas explosivas, hasta eléctricas; las trampas también nos harán la vida más sencilla pues paralizan a cualquier enemigo, dándonos algo de tiempo para atinar a las zonas amarillas (las vulnerables) y así antes ganar la batalla. En Horizon Zero Dawn el sigilo es parte muy importante del juego, pues sobre todo las máquinas son muy inteligentes para comenzar a sospechar de que “algo no está bien” aquí debemos tener especial cuidado con los vigías, algo así como velociraptor que se dedican a cuidar manadas, ellos dan rondas que podemos analizar para adivinar su trayectoria, para luego atacar por sorpresa, o atraerlos a nosotros con la ayuda de piedras, nuestra propia voz o simplemente al dejar que nos vean.

Claro, los vigías no son las únicas máquinas más peligrosas, pues hay otras de mayor tamaño que literalmente de un golpe nos pueden matar. Aquí es claro que decir que la estrategia es también parte fundamental de nuestra supervivencia, pues normalmente nos encontraremos luchando contra oponentes de mayor número o mayor tamaño. Además, al tratarse de animales, o bestias mecanizadas no sólo estas nos perseguirán para embestirnos, también están equipadas con rayos láser, y todo tipo de cañones. Para terminar con el apartado, más o menos encontramos 25 tipos de este tipo de criaturas; cada que enfrentemos una, se irán desbloqueando en un bestiario en donde nos marcan los puntos de mayor importancia, así como los recursos que podemos obtener de ellas.

Otro de los factores de gran importancia en Horizon Zero Dawn, es que será esencial ir mejorando nuestra capacidad de carga, para esto no sólo tendremos que subir de nivel, también tendremos que activar algo así como “mini misiones” en las que tenemos que cazar animales (zorros, conejos, pavos y mecanizadas) para obtener los recursos necesarios. Además nuestro personaje tiene varias de estas “bolsas” para guardar cosas, así que esto añade más horas de juego a un modo historia ya de por sí largo, pues nos puede llevar 30 horas aproximadamente (subrayo, sólo la historia).

TÉCNICAMENTE IMPRESIONANTE

Desde los avances, gameplays y trailers ya se notaba que Horizon Zero Dawn tendría un buen nivel técnico, pero como dije al inicio, uno ya está acostumbrado a los llamados “downgrades” con los que luego somos testigos al salir la versión final. Por fortuna, y el buen trabajo de Guerrilla aquí no vemos eso, de hecho, por lo que pude jugar en algún evento en el pasado, el título se ve un poco mejor ahora, pues dejando aparte las asombrosas gráficas, la imágen es muy suave y llena de color.

El juego en PlayStation 4 corre con gran fluidez, la caída de frames es inexistente, aún cuando la carga gráfica y la acción es alta. Todas las texturas están en alta definición y con un detalle excepcional, el modelado de Aloy es simplemente perfecto, los NPC’s principales también son bastante buenos con texturas de piel muy realistas y llenas de detalle, hay momentos espectaculares en donde el viento sopla con lluvia (tenemos clima y horario dinámicos) y vemos cómo los cabellos de los personajes se mueven y las gotas salpican y mojan todo alrededor, formando charcos de agua, ventiscas y una fotografía fría llena de bruma. En otros momentos cuando el clima está más tranquilo o despejado los colores brillantes de las plantas, el agua y todo lo que nos rodea, nos demuestran que un futuro post-apocalíptico no necesariamente tiene que ser ocre y desolado. No, en Horizon Zero Dawn la vida rebosa en cada rincón, mientras encontramos las ruinas de un pasado tecnológico muy avanzado, que ha dejado solamente estas máquinas y otras cosas que tendrán que descubrir.

El apartado sonoro también es muy espectacular, marcado por una banda sonora con tonos modernos y antiguos, los efectos de disparos láser, explosiones, las pisadas de las criaturas mecánicas, sus rugidos y efectos ambientales, hacen que uno encienda sus bocinas 5.1, o 6.1, o como mínimo le suba el volumen a la TV. Sí, así es de bueno el audio. Es un apartado con tanta calidad que uno podría pensar que se trata de una película.

EL EQUILIBRIO PERFECTO

Guerrilla Games ha logrado una joya para PlayStation 4; es difícil encontrar un juego que en cada uno de sus apartados tenga todo a la perfección, no que lo logre bien, ni que esté simplemente “ok”. No, yo hablo de que todo esté perfecto; sin duda es un gran trabajo.

La historia es interesante desde su inicio, y sin duda ayuda a plasmar todo el mundo que nos presentan, los personajes son muy llamativos y profundos, comenzando por Aloy quien nos deja a una mujer muy fuerte y llena de valentía, luego por otros protagonistas que conoceremos. Todo está manejado con un gran cuidado y cariño, lo cual se encuentra al mismo nivel del apartado jugable, el gráfico, el sonoro y el doblaje en español latinoamericano. Horizon Zero Dawn quizá tome recursos y elementos ya clásicos del género RPG con mundo abierto, pero es que todo lo hace tan bien, que se ha convertido en un esencial para todo gamer de la marca PlayStation que guste de las aventuras, las buenas historias, los grandiosos gráficos, que busque sacar provecho de sus sistema de audio y que ame un título que se juegue bien en todo momento.

VEREDICTO

El 28 de febrero es un día especial para PlayStation, pues los gamers podrán tener en sus manos un nuevo clásico en sus consolas, realmente creo es muy, muy difícil que alguien quede indiferente a este juego. En lo personal al iniciar la partida lo primero que pensé fue “Que buenos gráficos”, luego que comencé a saber la historia me entró la curiosidad, después quise explorar y luego de eso, entre horas de juego perfectas, cacería, recolección, viajes lejanos a pie o al lomo de una de las criaturas, de conocer otras historias, realizar misiones alternas y contemplar horizontes que cambian de hora y de clima, entregando mantos de estrellas, tormentas o ventiscas, probando el modo foto más de una vez, me percaté que en más de una ocasión había quedado perplejo, simplemente exclamando “wow” y es que Horizon Zero Dawn sirve hasta para presumir tu consola. Y por todo esto en Kopodo le damos la máxima puntuación que es la de 5 de 5.

Ahora, pidiendo dos deseos, espero que Guerrilla decida desarrollar más esta nueva IP, y que esto no haga que se olvide de Killzone.