Hover: Revolt of Gamers | Reseña

Midgar Studio y Fusty Game traen un juego claramente inspirado en el clásico de Dreamcast, Jet Set Radio, una aventura futurista ambientada en un mundo llamado Hover, en el que la autoridad ha prohibido terminantemente la diversión de sus ciudadanos; es por esto que un grupo de rebeldes, los “Gamers” pondrán todo para recuperar eso que la malvada “Gran Administración” ha robado, destruyendo propaganda, grafiteando calles, ayudando a otros ciudadanos, jugando Gameball y haciendo parkour en cada lugar del horizonte. Hover: Revolt of Gamers sin duda tiene una muy buena base, o al menos la idea, sin embargo hay algo que ha fallado en el camino, luego de años de desarrollo y una campaña en Kickstarter.

PARTIENDO DE JET SET RADIO

Es clara la influencia del juego por Sega que ha impregnado a Hover: Revolt of Gamers, comenzando con su aspecto cartoon en 2.5, y jugabilidad de parkour en combinación del patinaje, más el tema de la opresión y la libertad de un grupo de rebeldes que pintan calles, el presente juego plasma sus bases y las combina con elementos de RPG y la opción de un modo online, lo cual tengo que decir, suena muy bien. De echo, pensar en un Jet Set Radio con online, una ciudad abierta, opciones para subir de nivel, y encontrar secretos suena muy tentador. Así que es claro que uno se puede emocionar. Además, cabe destacar Hideki Naganuma compositor de la banda sonora de Jet Set Radio ha brindado de su talento en Hover, así que de nuevo, suena muy tentadora esta propuesta.

ME TEMO LA REALIDAD ES OTRA

Como dije, la base de Hover: Revolt of Gamers es excelente y una perfecta manera de hacer tributo al clásico que seguramente muchísimos jugamos en su tiempo (o en su defecto en Xbox con Jet Set Radio Future), pero detrás de esta buena idea hay un detalle que nubla el brillante panorama, y este es el diseño del juego.

Comenzando por el arte, quizá lo más destacado son los otros miembros de nuestro equipo de rebeldes a los que nos unimos luego de pasar algunas misiones; ellos son llamativos, y de hecho tienen cierto carisma cuando hablamos con ellos, con personalidades bien marcadas y un look que no les pasara desapercibido. Hablando de la paleta de colores, esta también es muy acertada, con tonos fuertes que remarcan el efecto 2.5 en los gráficos, las cosas parecen ir bien. Sin embargo hasta allí terminan las buenas noticias.

Desgraciadamente la ciudad de Hover: Revolt of Gamers está muy mal diseñada, quizá desde las alturas el panorama de azoteas y autopistas luce bien, sin embargo en cuanto empezamos a explorar nos encontramos con un diseño de calles sin sentido alguno. Edificios colocados en cualquier lugar, casas con forma de cajas de aluminio encimadas a la mitad de la calle, y otras conectadas por pequeños puentes atravesados, caminos y cascadas de lo que parece ser “líquido radiactivo” que no va a ninguna parte y en el que podemos caminar como si nada, zonas con basureros a la vuelta de la esquina, túneles con escaleras que terminan en drenajes, los cuales conectan con pequeñas plazas. Puestos de comida colocados a la orilla de algún edificio o dando esquina con otra pared, y entre otras cosas, caminos como barandas o pasamanos o filos de metal que nos sirven para deslizarnos pero que terminan en una pared o que no nos llevan a ningún lado.

Sí, la ciudad de Hover: Revolt of Gamers se siente como si hubieran colocado al azar un montón de objetos, sin seguir un patrón, un diseño de calles, avenidas o algo; simplemente son cosas, construcciónes amontonadas que sin duda se ven bonitas desde las alturas, por sus colores y algunos efectos de luz.

Tristemente las cosas siguen, y mientras nos dedicamos a cumplir misiones de carreras por checkpoints, mensajería, destruir letreros y más, uno puede notar que los personajes no jugables, o NPC’s incluso se atraviesan cuando caminan entre ellos, es más, si pasamos junto a alguno, nosotros también podemos atravesarlos, dejando un sentimiento de que estos NPC’s están allí para llenar la vista, y por cierto, el diseño de estos personajes es malo, sin detalles mayores y hasta de un bajo número de polígonos.

Y POR RARO QUE PAREZCA, ES MUY ENTRETENIDO

Quizá por el recuerdo del gran Jet Set Radio y su estilo de jugabilidad, o por la excelente música por Hideki Naganuma (la cual pueden escuchar aquí), Hover: Revolt of Gamers es entretenido mientras nos paseamos por sus descuidadas calles y tratamos de llegar a lo alto de sus edificios, mientras nos encontramos descubriendo secretos como mejoras de velocidad, más grafitis, e ítems, mientras nos echamos unas carreras de checkpoints, destruímos carteles de la Gran Administración, trabajamos de mensajeros, hacemos misiones principales o jugamos al Gameball (un estilo de basquetball) con una casi estresante física de objetos muy imprecisa; veremos que es fácil que se nos pasen los minutos mientras corremos, saltamos y patinamos para ir subiendo el nivel de nuestro personaje y así perfeccionar nuestras habilidades para jugar.

LO VAN AMAR O LO VAN ODIAR

Hover: Revolt of Gamers no es un título de medias tintas, obviamente si les ha llamado la atención es por su parecido con Jet Set Radio, pero luego de eso viene si de verdad gustan de este juego, o simplemente preferirán dejarlo en el olvido para seguir pasando el clásico de Dreamcast. Por otra parte si son nuevos gamers puede que su propuesta les llame la atención, más si pensamos que el aspecto online existe.

Creo que con un mejor diseño de personajes en general y una ciudad mejor construída desde sus cimientos Hover: Revolt of Gamers hubiera sido una verdadera secuela espiritual de Jet Set Radio, o Jet Set Radio Future; dejo claro finalmente que su apartado gráfico (texturas, iluminación etc) no es tan importante aquí, si no la jugabilidad y el diseño, espero que estos dos elementos estén mejor planeados en una secuela, porque repito, aquí hay una excelente idea para desarrollar y que estoy seguro muchos gamers amarían.