Knack 2 | Reseña

Knack 2 fue desarrollado por SIE Japan Studio y publicado por Sony Interactive Entertainment, se los digo de una vez porque luego se me olvidan estos detalles, me regañan y me pongo triste. En el 2013 Knack hizo su aparición para PlayStation 4, mi reseña de aquel juego se resumen en dos palabras: medianamente bueno. Su anuncio para una secuela no fue tan bien recibido pero es a mi a quién le tocó descubrir que tan equivocado o no estaba el público.

RELIQUIAS DEL MUNDO

Es muy probable que pocos de ustedes se hayan atrevido a probar el primer Knack especialmente por su sistema lineal y ambiente completamente familiar que lo rodeaba, básicamente estaba diseñado para todos los integrantes del núcleo de la sociedad, y muchos pensaron que incluso era para niños exclusivamente. Esto fue un error garrafal por parte del público que nunca se dio cuenta que tenían frente a ellos un juego digno de los amantes de la dificultad y las peleas que requerían estrategia y casi perfección, pues en aquella entrega, sacar el Platino de Knack era una verdadera odisea por las complicaciones en el sistema de vitalidad del personaje, y los enfrentamientos contra jefes de nivel considerables.

Esta introducción era necesaria porque Knack 2 aprendió un titipuchal -ya habíamos hablado de esta palabra que significa “mucho”- de su sucesor, especialmente porque quitó algunos trofeos o los modificó de tal manera que la aventura fuera ahora sí un poco más accesible para todos, eliminando esa sensación de “no está tan padre pero sí requiere mucho para el Platino”, como que nos invita más a intentarlo y será más fácil. Por el otro lado, Knack 2 es ahora un juego menos complejo en cuanto a exterminar a los enemigos, sin embargo mejoró la calidad y cantidad de los rompecabezas imprimiéndole fluidez a montones. Sí habrá algunas ocasiones en que nos veremos en la penosa necesidad de regresar algunas pantallas para conseguir ciertos cofres, pero realmente nada que merme el entretenimiento superior de Knack 2 en comparación con el original.

Las peleas hoy se verán un poco más difíciles, pero son los poderes aquellos que nos permitirán un verdadero paseo incluso en modo “Hard”, necesario para el Platino y para sentir que no estamos ante un juego de niños. En esta ocasión no se aprecian las peleas como algo obligatorio para continuar, sino más bien son emocionantes y hasta sirven como escape de la vasta cantidad de rompecabezas y escenarios totalmente plataformeros, ideales para los que les gustan algunos obstáculos donde no será tan raro morir y reír en el intento.

Knack 2 cambió poquito el chip y ahora nos enfrentará a robots antiguos que fueron diseñados para acabar con la raza humana, y una vez que despiertan continuarán con su intento de exterminarlos, es por consecuencia que nuestro extraño amigo Knack saldrá al rescate para evitar a toda costa que los robots logren su cometido. De aquí podemos desprender que el cambio de chip no sólo estuvo en los combatientes, sino también en la manera de hacerlo, en los poderes y en los escenarios, dándole a Knack la posibilidad de adquirir metal, hielo y un poder especial de energía azul, todo con la idea de que el protagonista no sólo recurra a habilidades relacionadas con su cuerpo hecho de reliquias. Incluso veremos unas espadas perronsísimas que desearán haber utilizado más en el juego. Sí, “perronsísimas”.

SU COOPERACIÓN POR FAVOR

Como jugador del original Knack, noté muchísimos cambios en los variados sistemas del nuevo Knack 2, especialmente en su historia que tenía bastante rejugabilidad, sin embargo la característica que SIE Japan Studio intentó vender con mayor ahínco fue sin duda el modo cooperativo.

Knack 2 cuenta con él y es absurdamente bueno y por sobre todas las cosas, está genialmente bien logrado, pues nos da la posibilidad de armar una partida nueva con un amigo en la misma pantalla -no aplica pantalla dividida-, para iniciar todo desde cero, o como segunda opción y la que más usé, es la de continuar con la historia que uno va haciendo y permitir a un segundo control se una para ayudarnos, con la prestación de salirse cuando quiera y no detener nuestro avance. Este logro es algo que aplaudo a los desarrolladores pues le agregó demasiado valor a Knack 2, haciendo que incluso me den ganas de jugar el primero para ver si le puedo sacar el Platino. Sin duda Knack 2 será otro de mis flamantes trofeos en unas cuantas semanas.

Lo más impresionante de Knack 2 en su modo cooperativo, fueron los rompecabezas que requieren un verdadero trabajo en equipo, creando esta atmósfera que a TODOS nos encanta -generalizo y no me equivoco- en donde debemos tener un canal de comunicación bien abierto con nuestro compañero para ponerse de acuerdo en quién activa la manivela o quién se para en el elevador. Esta parte la jugué con mi mejor amigo y no pararon los comentarios clásicos de “sin mi ayuda no puedes así que cállate”.

VEREDICTO

Knack 2 no es dos veces mejor que Knack, es como cien veces mejor que Knack. Sí planeo tenerlo más tiempo en mi disco duro del PlayStation 4, mínimo para sacarle el Platino por el simple hecho de que me motiva a hacerlo pues el juego es entretenido, divertido, me vale un poquito la historia y además las armas y poderes que puede blandir Knack son rotundamente agradables.

Knack fue un buen juego pero mal publicitado, incluso tuvo un grave desvío en cuanto a la manera en que lo presentaron al público como una aventura familiar cuando no estaba tan al alcance por su dificultad. Hoy en día Knack 2 supera con creces al primero y llega a nuestras manos para demostrar que en SIE Japan Studio no hacen juegos como la vieja y aburrida usanza japonesa con miles de diálogos y dibujos inmóviles que tanto odio. La acción en Knack 2 es brutalmente placentera y además de todo, son los cofres y descubrimientos los que permiten una altísima rejugabilidad. Más de tres pasadas aseguradas, compra ampliamente recomendable.