Kong: La Isla Calavera | Crítica

El rey Kong ha vuelto y no en forma de fichas, Agradeciendo a quienes nos permitieron ver la nueva historia del personaje favorito de muchos a través de los años, así es, hablamos de King Kong, en la reciente entrega Kong: La Isla Calavera ¿Nuestras impresiones? Es una película que visualmente es poderosa y créanme, cuenta más de lo que dice.

¿PARA QUIÉN ES LA PELÍCULA?

Para quienes hemos sido “fanses from jel” desde pequeños, aunque esto es pro y contra porque hay cosas que nos gustarán y otras que no nos encantarán, pero en sí tiene buenas frases, un buen reparto y nos deja pistas a todas luces de lo que vendrá, así como una escena post-créditos que a todos nos dejó extasiados.

¿DE QUÉ VA?

Está terminando la guerra de Vietnam, se está entrando a la guerra fría y un grupo de investigadores solicita apoyo para investigar una isla aún no explorada, que se le conoce como “La isla calavera” obviamente lo único que importa para el gobierno es ganarle a Rusia y acceden a explorar la isla, después de unas breves investigaciones descubren que la isla está hueca por dentro, pero no sospechaban lo que dormía en la tierra hueca y peor aún, han hecho enojar al guardián de aquel lugar, que ahora los ve como un peligro para aquellos que protege.

LO BUENO

La animación es sumamente realista, el diseño de las criaturas es interesante, al igual que los escenarios y el vestuario, música e incluso actitudes hacen que nos envuelva en aquella época, y como mencioné anteriormente se lanzan tantas pistas de lo que viene en futuras entregas, que llega el momento en que todas te golpean como una revelación que nos pone los ojitos kawaii (sí, también es una pista), además de que Kong es un personaje noble e inteligente, lo que lo hace un gran aliado y un poderoso enemigo.

LO MALO

La narrativa tiene muchas historias alternas, que podrían darle mayor fuerza a la película, pero se cierran de tajo o simplemente parece que se olvidan, entonces la historia queda un tanto simple y no hay un buen desarrollo de personajes durante la película, también gran parte del tiempo Kong camina en dos patas y erguido, lo cual le quita un poco esa parte salvaje y noble a la vez, de tal manera que podría confundirse con el cuerpo de un luchador de antaño.

EL TOQUE EXTRA

Pues si no captamos las pistas que arroja la película, nos echan la mano con una escena post-créditos capaz de emocionar a todo semifan, ya que aparte de generar ese impacto de “¡Cierto! Por eso el… y también cuándo…” nos demuestra por qué los personajes principales no tienen un desarrollo como tal. Lo que sí les puedo decir es que post-créditos en todo el sentido de la palabra, si lo quieren ver deben esperar hasta la última letra, verán participantes como Ubisoft, verán el nombre de las canciones de la película y cuando generalmente está el logo… Pum viene la escena que es el verdadero cierre de la cinta. Momento que seguro les sacará una sonrisa del tamaño de Kong para desear que el tiempo pase un poquito rápido para disfrutar de la siguiente entrega.

En resumen Kong: la Isla Calavera es una película que tiene una gran fuerza en animación, paisajes y acción, un tema que puede ganar el corazón de los más pequeños como siempre lo ha sido, tiene buenas actuaciones como la de Samuel L. Jackson interpretando a Samuel L. Jackson guerrillero, con su toque peculiar, pero fuera de él son interesantes y debemos tomar Kong: La Isla calavera como el inicio de una gran y extensa aventura, que esperemos que nos lleven a esos encuentros épicos, porque recuerden, King Kong es un guardián en su reino, pero todo apunta a que puede no ser el único rey, aún con ésta debilidad en cuanto a la poca complejidad de la historia, es una cinta que entretiene mucho, por lo que le damos en la escala Kopodo un 4.5, Querido Bobby, tal vez te fallé.

El consejo Kopodo: Espera la escena post-créditos, así que guarda pila para el celular, porque es una lista grande y la escena vale la pena y no, Kong no es su padre.