La novia | Crítica

Corazón Films últimamente es una distribuidora que se ha arriesgado con propuestas poco peculiares y ahora lo ha hecho con una producción rusa, del director Svyatoslav Podgayevskiy, que toma como punto de partida la antigua tradición rusa de tomar fotos a los muertos con ojos pintados sobre los párpados para darle una apariencia que están vivos; es de allí que nos presentan una historia sobre un fotógrafo que hará de todo para que su bella y recién esposa permanezca con él un tiempo más, algo que lo dejará maldito junto a sus generaciones venideras.

¿A QUIENES VA DIRIGIDA?

La novia es para quienes gusten del terror, de esa sensación de ansiedad con sonidos sugerentes a que la calamidad se aproxima, para quienes se sientan intrigados por esta tradición de fotografiar a los muertos y también para quienes quieran probar un poco del cine ruso que es raro que nos llegue de manera comercial.

¿DE QUÉ TRATA?

Con la tradición de tomar fotos a los muertos con ojos pintados sobre los párpados, se decía que se podía capturar parte del alma de los muertos, con esa información, un fotógrafo decide hacer un ritual para traer a la vida nuevamente a su esposa que acaba de morir, el ritual exige un sacrificio, pero le costará más de lo pensado a él y a toda su familia, con una maldición que llegará hasta la época actual, con una familia que está a la merced de ésta fallida novia, todo empeora cuando el bisnieto de la fatídica pareja regresa de la ciudad… recién casado.

LO BONITO

El toque verídico de las fotografías le da un ambiente interesante al contexto, por otro punto, las locaciones son sumamente interesantes y nos muestra una Rusia actual y una aún inmersa en el pasado, también hay escenas donde se juega con el espacio – tiempo, que simplemente se disfrutan y sin necesidad de “Scary Jumps” nos crispan los pelos y nos genera un sentimiento que aun no puedo describir; por otra parte se mencionan las posibles soluciones, pero se siente tanto el estrés de los personajes que olvidan opciones, lo que nos lleva a la clásica reacción del público con frases de “haz esto, huye, etc.”.

LOS PUNTOS DÉBILES

Pese a que logra un buen ambiente para el terror y gran parte se debe a lo sonoro, hay un par de desperfectos con el sonido que llaman peculiarmente la atención, una porque es una canción en inglés y hasta cierto punto alegre, pero se corta de manera brusca y en seguida se mete un audio para causar tensión, lo cual no logra. También una parte que tiene debilidades es la lógica, sobre todo al final, ya que vemos a personajes actuar de manera despreocupada ante acontecimientos de inminente peligro como un incendio (aunque recordando vídeos de las carreteras rusas, puede tener sentido dicha despreocupación), además de que el final es muy abierto y tiene un grave problema de lógica, aunque como los chistes de Polo-Polo, lo que se disfruta es el camino, no la meta.

EN RESUMEN

La novia es una propuesta interesante, con un sabor poco peculiar en éste género, definitivamente el idioma ruso le da un toque especial que se disfruta, el saber que dichas fotografías fueron populares en algún momento, le da ese realismo mágico que nos despierta interés y morbo, el cual nos va adentrando más y más a la trama, entonces nos vemos envueltos en una realidad donde todo es posible y el pasado es en parte condena y salvación para los personajes. En nuestra escala se lleva un 3.5, aunque nos ha gustado, las fallas de lógica y las últimas escenas chocan con lo que construye la película, pero aún así es una buena opción para probar algo nuevo.

#LaNovia #NoQuieroFotoMuerto #NecesitoUnVodka #AhoraNoMolestéAAndrés