La razón de estar contigo “A Dog’s Purpose” | Crítica

***NOTA DEL EDITOR***

A nombre de Kopodo dejamos claro que todo el equipo está en contra del maltrato animal o de cualquier ser vivo. Esta crítica a la cinta: La razón de estar contigo “A Dog’s Purpose”, ha sido publicada meramente para dar nuestra opinión del film en sí, y nos abstenemos de calificar la cinta con una nota final. Esta acción se debe como sabrán, a la polémica suscitada a raíz del video publicado por TMZ, en donde se puede ver el maltrato hacia un perro pastor alemán, hecho que llamó la atención de PETA (People for the Ethical Treatment of Animals). Finalmente creemos que el público es libre de ver, o no la película.

***

LA RAZÓN DE ESTAR CONTIGO

Aunque por un momento esta cinta sobre perros, el mejor amigo del hombre, podría llegar a interpretarse como algo superficial con temáticas ya antes tocadas por películas del mismo género, un guión burdo y que no lleva a nada, actuaciones exageradas que añaden sólo la voz sobre las acciones de los animales mostrados, en realidad maneja un tema un tanto más maduro sobre la vida y la muerte.

La razón de estar contigo distribuida por Universal Pictures, tiene una temática conmovedora que puede llegar a movernos ciertas sensibilidades, por qué vamos toca puntos sobre el amor que los perros tiene sobre sus dueños y la increíble fidelidad que nos otorgan, seas amante de los perros o no, la cinta llegará a hacerte sentir algo, al menos que seas un insensible hacia toda vida sobre este planeta, cosa que veo muy difícil.

La razón de estar contigo (A Dog’s Purpose) es una cinta basada en la novela del 2010, creada por W. Bruce Cameron, la cual llega a la pantalla grande dirigida por Lasse Hallstrom que a su vez dirigió cintas como Siempre a tu lado, otra cinta sobre perros, en especial el perro Hachiko y su enorme fidelidad a su amo. La razón de estar contigo está protagonizada por Kenit James Apa como el joven Ethan, este actor no tiene mucha experiencia en el ámbito cinematógrafo, pues tiene más trabajo en series televisivas como Riverdale, sin embargo en esta ocasión cumple dando una actuación buena a secas, para interpretar a un Ethan más adulto se encarga Denis Quaid, a diferencia de Kenit, Denis tiene mucha más experiencia en este ámbito con trabajo en películas como Traffic, Vantage Point, o Truth (por nombrar sólo algunas) también sale a escena Hannah que dará vida la actriz Britt Robertson con trabajos previos como Tomorrowland y Scream 4; sin embargo la cinta está dirigida para que las estrellas sean la variedad de caninos que aparecen a lo largo de la película.

LA HISTORIA

Bailey es la estrella aquí, un perro bastante amigable y lleno de cariño hacia su dueño o líder que es Ethan un pequeño de una familia bastante tradicional de los años 50s, Ethan pasa por bastantes altas y bajas a lo largo de su niñez y adolescencia, pero Bailey estará en todo momento a su lado para apoyarlo y hacerlo sentir mucho mejor solo con su simple presencia, y comentó simple por qué el narrador que da vida a Bailey en todo momento deja claro la simplicidad plasmada en el alma y corazón de estos animales tan nobles; Bailey en todo momento se pregunta el por qué es que él existe, a qué vino a esta vida y por qué es que Ethan y su familia son sus dueños, así que intentará darle sentido a su existencia conforme pasan los días a lado de su dueño, con juegos, felicidades, problemas familiares, y gran cantidad de risas.

Desafortunadamente la vida de estas mascotas es mucho más corta comparada a las vidas humanas, quiero pensar que a todos nos queda claro esto y que no se entienda como un spoiler, pero Bailey eventualmente envejece y fallece, aún con la pregunta del por qué está en este mundo, y aquí viene en punto curioso que toca la cinta, Bailey justo después de morir regresa como un cachorro nuevo y de diferente raza, solo que esta vez tendrá nuevos dueños y nuevos sentidos para estar con la persona con la que le tocará vivir en ese momento.

La temática recalcó nuevamente, es un tanto dramática y cómica, ambas combinándose de muy buena manera, por momentos la cinta te hará reír con situaciones bastante hilarantes entre los perros y sus dueños dependiendo de la vida que le toque a Bailey en cierto momento, pero también nos hará sentir una cierta tristeza al presenciar cómo es que esas tan amadas mascotas nos dejan o cómo son tratadas por ciertas personas sin corazón al dejarlos todo el día en la calle, encadenados y con hambre; si alguna vez has tenido un perro como mascota entenderás mejor lo que digo, ya que no sólo son eso, estos animales se llegan a convertir en una parte muy importante de nuestras vidas.

La forma en como es contada la historia, ya se ha visto antes, desde películas como “Babe el puerquito valiente”, en donde la narración está por decirlo de una forma sobrepuesta dando seguimiento a las acciones del animal, pero claro siempre siguiendo la historia y el guión en cuestión, aquí Bailey y los demás perros, combinan bastante bien con su narrador, en ningún momento se ve alguna acción por parte del animal forzada, todo fluye conforme al guión y líneas de su narrador.

La historia es simple, no busca tocar puntos muy complejos en cuanto a psicología animal y como es que se combina con los seres humanos, la película lo único que busca, es recalcar ese lazo tan fuerte que se llega a crear entre perro y dueño, tanto bueno como malo, ya que así como trata temas amigables también lo hace con ciertas situaciones tristes de cómo es que ciertas personas tratan a estos animales de formas tan crueles, pero aun así dejando muy claro que el animal y su nobleza no llega a entender maldades humanas.

VEREDICTO

Las actuaciones son buenas a secas, no es una cinta con una gran producción pero no la necesita, todos los elementos se fusionan para dar como resultado una cinta entretenida y conmovedora, ya que nos enseña a apreciar estos sentimientos animales que tal vez en ciertos momentos lleguemos a olvidar tratando a estos seres de formas injustas.

La razón de estar contigo nos deja muy claro su mensaje que está intentando llevar al espectador, de formas tristes y alegres nos muestra cómo es que se tiene que tener respeto a toda vida en este planeta y que amistades así de leales se deben de apreciar bastante, al fin de cuentas vive el momento, disfrútalo y olvida ciertas ataduras que nos hacemos día con día.